fbpx
15 de enero 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

«Droga gratis» para concienciar sobre el uso responsable

15 de enero 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Después de detectar un aumento del consumo de drogas dentro del colectivo de Lesbianas Gais Transexuales Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) y habiendo desaparecido la Coordinadora LGTB de Catalunya, la asociación Gais Positius decidió continuar desarrollando la labor de prevención de VHI y problemas derivados de las drogas poniendo en marcha una campaña informativa destinada a reducir los riesgos asociados al consumo de esas sustancias.

Aunque la iniciativa lleva el nombre genérico de «Más info, menos daños», su acción más llamativa emplea el atractivo reclamo de «DROGA GRATIS», al que se añade con un cuerpo de letra más pequeño «Información sobre». Si bien es cierto que este pequeño detalle podría desilusionar a más de uno, la iniciativa está teniendo una gran aceptación.

«Nuestra entidad tiene una amplia formación como agentes comunitarios de salud y derechos humanos», explica Joaquim Roqueta, presidente de Gais Positius. «Acudimos a eventos, locales de ocio, saunas y sex bars con un carrito que recuerda a los antiguos puestos de helados. En el carrito, además de diversas golosinas que simulan drogas y material preventivo para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual, como kits con condón y lubricante, hay abundante material gráfico que informa sobre el consumo de varias sustancias».

Los voluntarios aclaran y responden a todas las preguntas sobre drogas y ETS. Desde las diferentes variedades hasta sus efectos positivos, los adversos, las posibles sobredosis, las consecuencias del uso crónico y cómo realizar un consumo responsable aplicando las correspondientes técnicas de reducción de riesgos.

Es un hecho que ni las drogas ni el VIH o las enfermedades de transmisión dependen o discriminan según la opción sexual del usuario, por eso sorprende que la iniciativa surja en el seno de una asociación LGTBI y esté enfocada a ese colectivo, tanto en la estética de la comunicación como en los lugares donde se desarrolla.

«En el diagnóstico previo al desarrollo del proyecto pudimos observar que el consumo de drogas en el colectivo LGTBI mostraba un policonsumo asociado al ocio recreativo y más recientemente el llamado Chemsex, una práctica cada vez más extendida, sobre todo entre hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres y de una media de edad comprendida entre los 20 y los 45 años.

Con el fin de obtener sexo desinhibido y duradero, ese consumo de drogas hace que se pierda la percepción de peligro y se disminuya el uso del preservativo, lo que permite la infección por VIH, Hepatitis C, coinfección de ambas y el resto de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Por eso trabajamos desde la visión de la reducción de riesgos y para que la personas aprendan cómo gestionar los placeres, sexualidad y drogas.

Otro tema preocupante es la LGTBIfobia, tanto externa como interiorizada sufrida por nuestro colectivo, que nos hace muy vulnerables a los policonsumos y que son determinantes de nuestra salud».

A pesar del peligro que el Chemsex pueda suponer, uno de los aciertos de «DROGAS GRATIS. Información sobre» es plantear una campaña de información alejada del alarmismo y dramatismo a los que nos tienen acostumbrados este tipo de campañas, apostando por el sentido del humor y dejando a un lado los juicios morales.

«Nuestros valores siempre han sido la aceptación incondicional y una atención desde el counselling, no juzgando, no interpretando ni aconsejando, sino informando y acompañando a nuestros pares en sus decisiones y con una perspectiva de los derechos humanos y los derechos sexuales y reproductivos. Nuestros objetivos eran el enfoque de la reducción de riesgos en el consumo de drogas, así como en la sexualidad, con un programa de igual a igual y que fuera atractivo visualmente».

Para ello Gais Positius contó con la ayuda de Sebas Martín, uno de los dibujantes de cómic gay más importantes del panorama actual, que realizó unas tarjetas en las que se muestran prototipos de consumidores y una ficha técnica de las diferentes sustancias.

Hasta la fecha, la iniciativa ha contado con apoyo de la Subdirección General de Drogodependencias de la Generalitat de Catalunya, así como el del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, porque el ámbito de actuación de Gais Positius es a nivel municipal y autonómico. Sin embargo, y como explica Roqueta, «la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) de la que nuestra entidad es miembro, ha adaptado nuestras campañas informativas para empezar a trabajar el tema del consumo de drogas en el colectivo LGTBI».

El proyecto «DROGA GRATIS. Información sobre» se alinea con esa forma de afrontar el tema del uso de estupefacientes iniciada por organizaciones como Energy Control, donde la información y la responsabilidad del usuario ocupan el lugar que antes era privativo de la descalificación, el estigma y la persecución.

«Tanto nuestro proyecto como Energy Control son proyectos de reducción de riesgos realizados por ONG. Ambos desarrollan estrategias de Gestión de Placeres y Riesgos, ofreciendo información, asesoramiento y formación sobre drogas, con el fin de disminuir los riesgos de su consumo. Aunque nuestra población diana es el colectivo LGTBI, mantenemos muy buena relación con Energy Control así como con otros proyectos de entidades con objetivos similares».

Después de detectar un aumento del consumo de drogas dentro del colectivo de Lesbianas Gais Transexuales Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) y habiendo desaparecido la Coordinadora LGTB de Catalunya, la asociación Gais Positius decidió continuar desarrollando la labor de prevención de VHI y problemas derivados de las drogas poniendo en marcha una campaña informativa destinada a reducir los riesgos asociados al consumo de esas sustancias.

Aunque la iniciativa lleva el nombre genérico de «Más info, menos daños», su acción más llamativa emplea el atractivo reclamo de «DROGA GRATIS», al que se añade con un cuerpo de letra más pequeño «Información sobre». Si bien es cierto que este pequeño detalle podría desilusionar a más de uno, la iniciativa está teniendo una gran aceptación.

«Nuestra entidad tiene una amplia formación como agentes comunitarios de salud y derechos humanos», explica Joaquim Roqueta, presidente de Gais Positius. «Acudimos a eventos, locales de ocio, saunas y sex bars con un carrito que recuerda a los antiguos puestos de helados. En el carrito, además de diversas golosinas que simulan drogas y material preventivo para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual, como kits con condón y lubricante, hay abundante material gráfico que informa sobre el consumo de varias sustancias».

Los voluntarios aclaran y responden a todas las preguntas sobre drogas y ETS. Desde las diferentes variedades hasta sus efectos positivos, los adversos, las posibles sobredosis, las consecuencias del uso crónico y cómo realizar un consumo responsable aplicando las correspondientes técnicas de reducción de riesgos.

Es un hecho que ni las drogas ni el VIH o las enfermedades de transmisión dependen o discriminan según la opción sexual del usuario, por eso sorprende que la iniciativa surja en el seno de una asociación LGTBI y esté enfocada a ese colectivo, tanto en la estética de la comunicación como en los lugares donde se desarrolla.

«En el diagnóstico previo al desarrollo del proyecto pudimos observar que el consumo de drogas en el colectivo LGTBI mostraba un policonsumo asociado al ocio recreativo y más recientemente el llamado Chemsex, una práctica cada vez más extendida, sobre todo entre hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres y de una media de edad comprendida entre los 20 y los 45 años.

Con el fin de obtener sexo desinhibido y duradero, ese consumo de drogas hace que se pierda la percepción de peligro y se disminuya el uso del preservativo, lo que permite la infección por VIH, Hepatitis C, coinfección de ambas y el resto de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Por eso trabajamos desde la visión de la reducción de riesgos y para que la personas aprendan cómo gestionar los placeres, sexualidad y drogas.

Otro tema preocupante es la LGTBIfobia, tanto externa como interiorizada sufrida por nuestro colectivo, que nos hace muy vulnerables a los policonsumos y que son determinantes de nuestra salud».

A pesar del peligro que el Chemsex pueda suponer, uno de los aciertos de «DROGAS GRATIS. Información sobre» es plantear una campaña de información alejada del alarmismo y dramatismo a los que nos tienen acostumbrados este tipo de campañas, apostando por el sentido del humor y dejando a un lado los juicios morales.

«Nuestros valores siempre han sido la aceptación incondicional y una atención desde el counselling, no juzgando, no interpretando ni aconsejando, sino informando y acompañando a nuestros pares en sus decisiones y con una perspectiva de los derechos humanos y los derechos sexuales y reproductivos. Nuestros objetivos eran el enfoque de la reducción de riesgos en el consumo de drogas, así como en la sexualidad, con un programa de igual a igual y que fuera atractivo visualmente».

Para ello Gais Positius contó con la ayuda de Sebas Martín, uno de los dibujantes de cómic gay más importantes del panorama actual, que realizó unas tarjetas en las que se muestran prototipos de consumidores y una ficha técnica de las diferentes sustancias.

Hasta la fecha, la iniciativa ha contado con apoyo de la Subdirección General de Drogodependencias de la Generalitat de Catalunya, así como el del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, porque el ámbito de actuación de Gais Positius es a nivel municipal y autonómico. Sin embargo, y como explica Roqueta, «la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) de la que nuestra entidad es miembro, ha adaptado nuestras campañas informativas para empezar a trabajar el tema del consumo de drogas en el colectivo LGTBI».

El proyecto «DROGA GRATIS. Información sobre» se alinea con esa forma de afrontar el tema del uso de estupefacientes iniciada por organizaciones como Energy Control, donde la información y la responsabilidad del usuario ocupan el lugar que antes era privativo de la descalificación, el estigma y la persecución.

«Tanto nuestro proyecto como Energy Control son proyectos de reducción de riesgos realizados por ONG. Ambos desarrollan estrategias de Gestión de Placeres y Riesgos, ofreciendo información, asesoramiento y formación sobre drogas, con el fin de disminuir los riesgos de su consumo. Aunque nuestra población diana es el colectivo LGTBI, mantenemos muy buena relación con Energy Control así como con otros proyectos de entidades con objetivos similares».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Descarga todas las portadas de MAD y aprende historia mientras te partes de risa
El Museo del Prado quiere que sean los visitantes los que den información acerca de los cuadros
Canciones de los 80 para inspirarte a escribir cuentos y novelas
La artista callejera que hace grafitis con punto de cruz
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Interesante artículo que ilustra solución en tiempo real a la situación actual, yendo por delante del escenario para prevenir. La información siempre es positiva, por lo que si la forma de llamar la atención es entretenida y didáctica, los efectos positivos seran mayores.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies