30 de mayo 2022    /   IGLUU
por
 

30 de mayo 2022    /   IGLUU     por          
twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

¿Qué es lo que debe aportarnos una casa? Refugio, por supuesto, agua potable, energía, gestión de residuos y aguas grises y negras… Hoy en día, las viviendas que habitamos son capaces de eso. Pero ¿y si, además, pudiéramos construirlas nosotros mismos tirando de materiales reciclados y con un mínimo gasto energético? Pues eso es lo que conseguiríamos si optáramos por un earthship.

Para entender lo que es este tipo de vivienda sostenible, podemos viajar hasta el desierto de Taos en Nuevo México. Enclavados en tan peculiar paisaje, semienterradas, con diseños circulares y grandes ventanales y desconectadas totalmente de todo tipo de red de suministros encontramos unos cuantos ejemplos de este tipo de viviendas fruto de la arquitectura sostenible.

Fue el arquitecto Michael Reynolds quien ideó los earthships en la década de los 70 del siglo XX en Estados Unidos. La preocupación por la contaminación y por la dificultad de acceder a una vivienda en este país llevaron a Reynolds a experimentar con los primeros prototipos de construcciones con neumáticos, un material muy contaminente del que había sobreabundancia.

Con el tiempo, los earthships se volvieron mucho más sofisticados y autónomos. Hoy incluyen en su diseño masa térmica, energía solar, pequeños molinos de viento, un sistema de ventilación natural, recogida de lluvia y nieve en cisternas y tratamiento de sus propias aguas. Incluso hacen crecer alimento para consumo humano y algunos pueden utilizar biodiésel. «Tienen que estar orientados al sur. Así, no acumulan calor en el verano porque la inercia térmica del suelo, al estar semienterrada la vivienda, se mantiene», explica Borja Izaola, arquitecto jefe de proyecto en Green Building Council España (GBCE). En ese sentido, los neumáticos, al estar protegidos pueden tener una duración de hasta mil años.

En la actualidad, existen más de 3.000 earthships en todo el mundo, algunos (muy pocos) en España. Y la opción parece interesante porque se trata de viviendas que no necesitan hipoteca y están libres de facturas desorbitadas de luz y gas, como recuerda Miguel Pérez, portavoz de Earthship Spain.

¿Qué requisitos deben cumplir para poder construir un earthship em España? ¿Por qué no hay más viviendas de este tipo en nuestro país? Nos habla de todo ello Sol Acuña en este artículo de Igluu.

twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

¿Qué es lo que debe aportarnos una casa? Refugio, por supuesto, agua potable, energía, gestión de residuos y aguas grises y negras… Hoy en día, las viviendas que habitamos son capaces de eso. Pero ¿y si, además, pudiéramos construirlas nosotros mismos tirando de materiales reciclados y con un mínimo gasto energético? Pues eso es lo que conseguiríamos si optáramos por un earthship.

Para entender lo que es este tipo de vivienda sostenible, podemos viajar hasta el desierto de Taos en Nuevo México. Enclavados en tan peculiar paisaje, semienterradas, con diseños circulares y grandes ventanales y desconectadas totalmente de todo tipo de red de suministros encontramos unos cuantos ejemplos de este tipo de viviendas fruto de la arquitectura sostenible.

Fue el arquitecto Michael Reynolds quien ideó los earthships en la década de los 70 del siglo XX en Estados Unidos. La preocupación por la contaminación y por la dificultad de acceder a una vivienda en este país llevaron a Reynolds a experimentar con los primeros prototipos de construcciones con neumáticos, un material muy contaminente del que había sobreabundancia.

Con el tiempo, los earthships se volvieron mucho más sofisticados y autónomos. Hoy incluyen en su diseño masa térmica, energía solar, pequeños molinos de viento, un sistema de ventilación natural, recogida de lluvia y nieve en cisternas y tratamiento de sus propias aguas. Incluso hacen crecer alimento para consumo humano y algunos pueden utilizar biodiésel. «Tienen que estar orientados al sur. Así, no acumulan calor en el verano porque la inercia térmica del suelo, al estar semienterrada la vivienda, se mantiene», explica Borja Izaola, arquitecto jefe de proyecto en Green Building Council España (GBCE). En ese sentido, los neumáticos, al estar protegidos pueden tener una duración de hasta mil años.

En la actualidad, existen más de 3.000 earthships en todo el mundo, algunos (muy pocos) en España. Y la opción parece interesante porque se trata de viviendas que no necesitan hipoteca y están libres de facturas desorbitadas de luz y gas, como recuerda Miguel Pérez, portavoz de Earthship Spain.

¿Qué requisitos deben cumplir para poder construir un earthship em España? ¿Por qué no hay más viviendas de este tipo en nuestro país? Nos habla de todo ello Sol Acuña en este artículo de Igluu.

El traje de flamenca no quiere saber nada de la ‘fast fashion’
Diseño biofílico: naturaleza para hacer los espacios más vivibles
Consejos para pasar un verano eco y feliz
Ángel León, el chef que ‘cocina’ el mar para protegerlo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad