fbpx
4 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Écriture Infinie, un proyecto para los que se resisten a soltar el lápiz

4 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Con ella comenzó la historia propiamente dicha. Ha pasado sus más de 3.500 años de existencia ‘de la mano’ del hombre. Pero ¿qué pasará a partir de ahora? ¿Qué futuro le espera a la escritura?
La practicidad impera hoy y ése no parece ser precisamente el fuerte de la escritura manual. Primero las máquinas de escribir, luego los ordenadores y demás dispositivos electrónicos, la apartaron de la cotidianidad.
“Ha dejado de ser algo rutinario y se está transformando en una fuente de placer, reafirmando sus orígenes mágicos, artísticos y sagrados”.
La frase forma parte del manifiest0 de Écriture Infinie. Detrás del proyecto se encuentra Bili Bidjocka, un artista camerunés que considera que la escritura se merece un homenaje, pero no póstumo.
Por eso solicita la colaboración de todo aquel que considere placenteras sensaciones como “sostener una pluma con la mano, el olor del papel, las manchas de tinta los dedos, pasar una página..”
Y la manera de contribuir con la causa pasa, obviamente, por escribir. Algo que se puede hacer directamente en una de las ocho Moleskine gigantes (la marca auspicia al proyecto) que desde 2006 han ido ‘apareciendo’ en diversos lugares del planeta.
“Todo el mundo está invitado a dejar su marca en ellas como si fuera la última vez que puede escribir a mano”. De hecho, lo de menos es lo que se escribe en ellos. Lo importante es disfrutar del momento.
Cuando todas las hojas de las libretas estén escritas, éstas serán selladas y guardadas en un lugar secreto, como si de una cápsula del tiempo se tratase. El objetivo, que dentro de miles de años alguien las encuentre y sea capaz de descifrar su contenido.
La otra manera de participar implica a las nuevas tecnologías, demostrando así que del proyecto no se desprende ninguna animadversión hacia ellas. La web del proyecto se convierte así en el lugar donde cualquier puede subir un vídeo o imágenes que demuestren cómo escribe y por qué lo sigue haciendo.


 

 



 



 


Con ella comenzó la historia propiamente dicha. Ha pasado sus más de 3.500 años de existencia ‘de la mano’ del hombre. Pero ¿qué pasará a partir de ahora? ¿Qué futuro le espera a la escritura?
La practicidad impera hoy y ése no parece ser precisamente el fuerte de la escritura manual. Primero las máquinas de escribir, luego los ordenadores y demás dispositivos electrónicos, la apartaron de la cotidianidad.
“Ha dejado de ser algo rutinario y se está transformando en una fuente de placer, reafirmando sus orígenes mágicos, artísticos y sagrados”.
La frase forma parte del manifiest0 de Écriture Infinie. Detrás del proyecto se encuentra Bili Bidjocka, un artista camerunés que considera que la escritura se merece un homenaje, pero no póstumo.
Por eso solicita la colaboración de todo aquel que considere placenteras sensaciones como “sostener una pluma con la mano, el olor del papel, las manchas de tinta los dedos, pasar una página..”
Y la manera de contribuir con la causa pasa, obviamente, por escribir. Algo que se puede hacer directamente en una de las ocho Moleskine gigantes (la marca auspicia al proyecto) que desde 2006 han ido ‘apareciendo’ en diversos lugares del planeta.
“Todo el mundo está invitado a dejar su marca en ellas como si fuera la última vez que puede escribir a mano”. De hecho, lo de menos es lo que se escribe en ellos. Lo importante es disfrutar del momento.
Cuando todas las hojas de las libretas estén escritas, éstas serán selladas y guardadas en un lugar secreto, como si de una cápsula del tiempo se tratase. El objetivo, que dentro de miles de años alguien las encuentre y sea capaz de descifrar su contenido.
La otra manera de participar implica a las nuevas tecnologías, demostrando así que del proyecto no se desprende ninguna animadversión hacia ellas. La web del proyecto se convierte así en el lugar donde cualquier puede subir un vídeo o imágenes que demuestren cómo escribe y por qué lo sigue haciendo.


 

 



 



 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Estas criaturas deformes nos ponen al borde de la ansiedad
El Yorokobu de noviembre: píllalo, payo
El feliz packaging de 8th Continent
Los 6 post más leídos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *