1 de diciembre 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Puede una cámara analógica desechable pelear contra la inmediatez del móvil?

1 de diciembre 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si te gusta lo inmediato, este artículo no es para ti. Pero si eres de esas personas a las que les gusta observar con calma lo que les rodea y tomarse su tiempo para capturar un instante, una escena, una luz, sigue leyendo.

EEEEEEEEEE Reused Disposable Cameras son cámaras analógicas de usar y tirar, aunque esto último no es del todo cierto. Sus creadores afirman no vender este tipo de productos desechables. «Hasta hoy nos hemos llamado EEEEEEEEEE Disposable Cameras, pero este nombre no representa nuestro proyecto ni aquello en lo que creemos», aseguran.

EEEEEEEEEEE by Grain.

Ellos no fabrican estas cámaras, sino que las reacondicionan, las cargan con película de carrete y las ponen a circular de nuevo, aunque esta vez tuneadas con los diseños de artistas contemporáneos para que las conviertan en un objeto de valor.

«Se trata de artistas que nos flipan. Hemos trabajado con amigos de Barcelona como Pebe, Venyason, Cristina Daura, Grain, La Mandanga o Sawe, y hemos ido a buscar artistas internacionales con los que soñábamos colaborar como We are Out of the office o Zebú».

EEEEEEEEEEE by Zebú

Pero ¿qué pintan estas cámaras en un mundo donde todo se captura a través de la cámara de un móvil? «Lo mismo que pinta ir andando a un sitio en lugar de en coche o tomarte un café que tardan 3 minutos en prepararte en lugar de uno de cápsula», argumentan desde EEEEEEEEEE Disposable Cameras. «Gastar un carrete foto a foto es un proceso pausado y consciente que permite una experiencia muy diferente a la que ofrece hacer fotos con el móvil. Jugar con una cámara que solo te da 27 fotos que hace que cada disparo cuente».

EEEEEEEEEEE by We Are Out of the Office

Y para demostrarlo, han buscado la ayuda del estudio de narrativa audiovisual Abuela. Sus realizadores pasearon por las calles de Nueva York con una de estas cámaras reutilizables en la mano.

«Caminar por la ciudad con una cámara predispone la mirada», comentan desde EEEEEEEEEE Disposable Cameras; «lo cotidiano se revela como único. Las calles, el metro, el bar de la esquina, el súper del barrio y el resto de espacios por los que nos movemos a diario sin prestarles demasiada atención se muestran como el escenario de película que son realmente. La ciudad tiene eso: diamantes para quien los quiera admirar. Clic».

Porque eso es lo que ofece una cámara analógica frente a una digital, «la magia de disparar sin esperar un resultado inmediato, sin poder rectificar, sin poder intervenir en el resultado más que con el flash y el encuadre y de recuperar esas imágenes al cabo de meses». Todo en el proceso de hacer una foto se hace más consciente, más especial.

Después, de vuelta a Barcelona donde Abuela tiene su sede, montaron el corto animado que sirve de promoción para estas cámaras. «En esos espacios vacíos, Abuela imaginó, dibujó y animó músicos de metro, trabajadores de hostelería, gánsteres generosos y otros de los seres que viven, malviven y sobreviven en cualquier jungla urbana», comentan. A la pieza la han titulado EEEEEEEEEE Town.

EEEEEEEEEE Reused Disposable Cameras
EEEEEEEEEEE by Cristina Daura

El vídeo, junto con tres láminas de los personajes protagonistas, forman parte de la campaña de lanzamiento de estas cámaras.

«Nos dedicamos a alargar la vida de un objeto concebido originalmente para un solo uso», concluyen. «Nos comprometemos a seguir trabajando en esta dirección para que algún día llamar a estas cámaras disposable o de usar y tirar deje de tener sentido».

Si te gusta lo inmediato, este artículo no es para ti. Pero si eres de esas personas a las que les gusta observar con calma lo que les rodea y tomarse su tiempo para capturar un instante, una escena, una luz, sigue leyendo.

EEEEEEEEEE Reused Disposable Cameras son cámaras analógicas de usar y tirar, aunque esto último no es del todo cierto. Sus creadores afirman no vender este tipo de productos desechables. «Hasta hoy nos hemos llamado EEEEEEEEEE Disposable Cameras, pero este nombre no representa nuestro proyecto ni aquello en lo que creemos», aseguran.

EEEEEEEEEEE by Grain.

Ellos no fabrican estas cámaras, sino que las reacondicionan, las cargan con película de carrete y las ponen a circular de nuevo, aunque esta vez tuneadas con los diseños de artistas contemporáneos para que las conviertan en un objeto de valor.

«Se trata de artistas que nos flipan. Hemos trabajado con amigos de Barcelona como Pebe, Venyason, Cristina Daura, Grain, La Mandanga o Sawe, y hemos ido a buscar artistas internacionales con los que soñábamos colaborar como We are Out of the office o Zebú».

EEEEEEEEEEE by Zebú

Pero ¿qué pintan estas cámaras en un mundo donde todo se captura a través de la cámara de un móvil? «Lo mismo que pinta ir andando a un sitio en lugar de en coche o tomarte un café que tardan 3 minutos en prepararte en lugar de uno de cápsula», argumentan desde EEEEEEEEEE Disposable Cameras. «Gastar un carrete foto a foto es un proceso pausado y consciente que permite una experiencia muy diferente a la que ofrece hacer fotos con el móvil. Jugar con una cámara que solo te da 27 fotos que hace que cada disparo cuente».

EEEEEEEEEEE by We Are Out of the Office

Y para demostrarlo, han buscado la ayuda del estudio de narrativa audiovisual Abuela. Sus realizadores pasearon por las calles de Nueva York con una de estas cámaras reutilizables en la mano.

«Caminar por la ciudad con una cámara predispone la mirada», comentan desde EEEEEEEEEE Disposable Cameras; «lo cotidiano se revela como único. Las calles, el metro, el bar de la esquina, el súper del barrio y el resto de espacios por los que nos movemos a diario sin prestarles demasiada atención se muestran como el escenario de película que son realmente. La ciudad tiene eso: diamantes para quien los quiera admirar. Clic».

Porque eso es lo que ofece una cámara analógica frente a una digital, «la magia de disparar sin esperar un resultado inmediato, sin poder rectificar, sin poder intervenir en el resultado más que con el flash y el encuadre y de recuperar esas imágenes al cabo de meses». Todo en el proceso de hacer una foto se hace más consciente, más especial.

Después, de vuelta a Barcelona donde Abuela tiene su sede, montaron el corto animado que sirve de promoción para estas cámaras. «En esos espacios vacíos, Abuela imaginó, dibujó y animó músicos de metro, trabajadores de hostelería, gánsteres generosos y otros de los seres que viven, malviven y sobreviven en cualquier jungla urbana», comentan. A la pieza la han titulado EEEEEEEEEE Town.

EEEEEEEEEE Reused Disposable Cameras
EEEEEEEEEEE by Cristina Daura

El vídeo, junto con tres láminas de los personajes protagonistas, forman parte de la campaña de lanzamiento de estas cámaras.

«Nos dedicamos a alargar la vida de un objeto concebido originalmente para un solo uso», concluyen. «Nos comprometemos a seguir trabajando en esta dirección para que algún día llamar a estas cámaras disposable o de usar y tirar deje de tener sentido».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Robots autónomos que hacen música
Inhotim, el museo a cielo abierto más grande del mundo
Amar la tecnología: el secreto de los cineastas más creativos
El libro que te enseña a defenderte de la publicidad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad