fbpx
10 de mayo 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El anuncio de Ford B-Max que salta del plano

10 de mayo 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En un tiempo de recortes, en el que todo tiende a menguar, lo cierto es que habría que dibujar como poco una sonrisa cuando vemos algo crecer. Los anuncios acostumbran a ser en dos dimensiones. Hasta que a alguien le da por añadir una tercera y convertir lo que antes era plano en una proyección holográfica.

Cuando uno idea una campaña en social media, normalmente lo hace para que el boca a boca haga parte del trabajo. Se tiende a pensar que hay recetas mágicas para que el mensaje que se quiere transmitir corra como la pólvora en La Nit del Foc.

Lo cierto es que sería mucho más fácil que los objetivos se cumpliesen si, además de llenar las estrategias de buenas intenciones, se ofreciese algo potente, algo que haga casi innecesarias las estrategias y las vueltas y vueltas a los mismos conceptos.

Un buen día, en Ford pensaron que para que el coche que presentaban, en este caso el Ford B-Max, pudiese palparse sin palparse (por tontuna que parezca la expresión), lo mejor sería mostrarlo en tres dimensiones. Para ello, la marca automovilística va a enviar una holografía 3D con una linterna a una serie de prescriptores en redes sociales. ¿Una linterna? Sí, te explico. La tecnología que permite que el modelo pase de la segunda a la tercera dimensión se «activa» mediante la utilización de una linterna.

La campaña, accesible desde este microsite, es responsabilidad de Ford Blue Hive y hace uso de un formato publicitario innovador que ya ha sido explorado, de algún modo similar aunque no igual, por compañías como Blippar, que utilizaba realidad aumentada para mostrar modelos tridimensionales.

En un tiempo de recortes, en el que todo tiende a menguar, lo cierto es que habría que dibujar como poco una sonrisa cuando vemos algo crecer. Los anuncios acostumbran a ser en dos dimensiones. Hasta que a alguien le da por añadir una tercera y convertir lo que antes era plano en una proyección holográfica.

Cuando uno idea una campaña en social media, normalmente lo hace para que el boca a boca haga parte del trabajo. Se tiende a pensar que hay recetas mágicas para que el mensaje que se quiere transmitir corra como la pólvora en La Nit del Foc.

Lo cierto es que sería mucho más fácil que los objetivos se cumpliesen si, además de llenar las estrategias de buenas intenciones, se ofreciese algo potente, algo que haga casi innecesarias las estrategias y las vueltas y vueltas a los mismos conceptos.

Un buen día, en Ford pensaron que para que el coche que presentaban, en este caso el Ford B-Max, pudiese palparse sin palparse (por tontuna que parezca la expresión), lo mejor sería mostrarlo en tres dimensiones. Para ello, la marca automovilística va a enviar una holografía 3D con una linterna a una serie de prescriptores en redes sociales. ¿Una linterna? Sí, te explico. La tecnología que permite que el modelo pase de la segunda a la tercera dimensión se «activa» mediante la utilización de una linterna.

La campaña, accesible desde este microsite, es responsabilidad de Ford Blue Hive y hace uso de un formato publicitario innovador que ya ha sido explorado, de algún modo similar aunque no igual, por compañías como Blippar, que utilizaba realidad aumentada para mostrar modelos tridimensionales.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Keep Walking Project: solo no puedes, con amigos sí
‘Dicese’: el diccionario de las palabras que no existen pero podrían ser
La desesperación y el error: fuentes de inspiración para Neil Gaiman
#yosoloquiero: convierte tu protesta en un vídeo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies