fbpx
11 de enero 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

El ataque de los electrodomésticos asesinos

11 de enero 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

portada

Esta fotografía habla de Antenas. «iPhone, Facebook, Twitter, Hotmail, Gmail, Yahoo, Flickr, Myspace, Tuenti, Hi5… Redes, redes, redes. Datos, datos, datos. Registros. Eventos. Fotografías. Nombres. Amigos. ¿Asistirás? Haz Click. Solicitudes. Sugerencias. Invitaciones. Eventos. Registros. Datos. ¿Asistirás? Tal vez. ¿Asistirás? No. Solicitud. Haz click. Sugerencias. Configuración. Opciones del sistema. Borrar perfil». Y eso es lo que significa para su autor, Sergio Fernández.

El fotógrafo trabaja en la actualidad en una serie llamada El ataque de los electrodomésticos asesinos. La idea surgió de la película El ataque de los tomates asesinos. «Me preguntaba qué es lo que se revolucionaría, si pudiera, contra nosotros, y pensé en el mundo de los electrodomésticos, que por el uso excesivo y lo dependientes que somos de ellos, sería sin duda el que más ganas de vengarse de nosotros tendría», indica Fernández. Esta es una de las fotos de la colección:

monstruo

Monstruo. «De vez en cuando la nevera crea un microclima propio y esto da lugar a nuevas especies, surgidas de un tupperware olvidado en el fondo. Saltan la barrera de la evolución posicionándose en el punto más alto de la pirámide alimenticia, dispuestas a comerse toda tu comida (y a ti) como forma de protesta por ser abandonadas a la suerte de algún ataque de hambre nocturno a la vuelta del trabajo», especifica el fotógrafo.

secadores-asesinos

Secadores asesinos es otra y las próximas tratarán sobre el vídeo VHS-araña y la lavadora-succionadora. En esta serie, Fernández está utilizando «una mezcla de escenario y fotografía de estudio por separado. Hago el escenario con plastilina y lo que me encuentro por medio, y luego sitúo a la persona ‘atacada’ en el escenario una vez que tengo la escena».

Y ¿por qué cuenta esto? Por «la dependencia que tenemos de estos bichos. Nos atacan porque están hartos de nosotros. No les dejamos ni un segundo de descanso. El ser humano cada vez deja de ser un poco más animal por la tecnología… y creo que eso es muy peligroso. Dentro de un tiempo vamos a ver los cambios que se están produciendo en la comunicación y los cambios de valores que eso conlleva a través del fenómeno de las redes sociales. Hace falta más contacto con la naturaleza y más sentido del tacto (piel) en la sociedad. Ser un poco más animales en algunos ámbitos no estaría mal, y estos bichos nos intentan despertar… si antes no nos matan, claro».

Algunas fotos más además de los ataques de electrodomésticos asesinos…

camposicion

Camposición. «Cuando empiezas a mezclar fotos aleatoriamente, en principio no tienen nada que ver, pero pronto llegas a la conclusión de que justamente eso es lo más parecido al funcionamiento de la realidad. Capa tras capa, fusión tras fusión ves cómo la sociedad se organiza de la misma manera aleatoria e improvisada. Cuestión de necesidades, de conexion, de equilibrios de color, filtros, niveles y sobre todo de contraste. Capas que se ajustan unas a otras, que buscan el sitio adecuado en el montaje y a las que un poco de transparencia les hace encajar mejor. Y claro, al igual que la realidad, esta foto no tiene ningún tipo de sentido».

Seahole

Seahole. «Ante el cambio climático, la contaminación y el resto de problemas que se nos vienen encima, políticos, fábricas y al resto de (i)responsables, lo único que se les ocurre es escaparse por un agujero…».

Edificio

Edificio. «A veces la naturaleza más salvaje echa una mano al creativo de a pie para acabar antes la larga jornada laboral, mandando un rayo como reclamo a los directivos… Pero en ocasiones, no es un rayo, ni un meteorito, ningún superhéroe, ni ningún otro agente externo. Es el propio estrés de la agencia el que la hace saltar en mil pedazos… y salir un poco antes. Sin tener que coger el ascensor».

Et

Et. «Seguro que ya están entre nosotros. Algunos no son verdes, ni tienen pies enormes o un dedo-linterna pero hacen cosas de otro planeta. La voz de Louis Armstrong, las composiciones de Radiohead y El otoño en Pekín no son de aquí».

portada

Esta fotografía habla de Antenas. «iPhone, Facebook, Twitter, Hotmail, Gmail, Yahoo, Flickr, Myspace, Tuenti, Hi5… Redes, redes, redes. Datos, datos, datos. Registros. Eventos. Fotografías. Nombres. Amigos. ¿Asistirás? Haz Click. Solicitudes. Sugerencias. Invitaciones. Eventos. Registros. Datos. ¿Asistirás? Tal vez. ¿Asistirás? No. Solicitud. Haz click. Sugerencias. Configuración. Opciones del sistema. Borrar perfil». Y eso es lo que significa para su autor, Sergio Fernández.

El fotógrafo trabaja en la actualidad en una serie llamada El ataque de los electrodomésticos asesinos. La idea surgió de la película El ataque de los tomates asesinos. «Me preguntaba qué es lo que se revolucionaría, si pudiera, contra nosotros, y pensé en el mundo de los electrodomésticos, que por el uso excesivo y lo dependientes que somos de ellos, sería sin duda el que más ganas de vengarse de nosotros tendría», indica Fernández. Esta es una de las fotos de la colección:

monstruo

Monstruo. «De vez en cuando la nevera crea un microclima propio y esto da lugar a nuevas especies, surgidas de un tupperware olvidado en el fondo. Saltan la barrera de la evolución posicionándose en el punto más alto de la pirámide alimenticia, dispuestas a comerse toda tu comida (y a ti) como forma de protesta por ser abandonadas a la suerte de algún ataque de hambre nocturno a la vuelta del trabajo», especifica el fotógrafo.

secadores-asesinos

Secadores asesinos es otra y las próximas tratarán sobre el vídeo VHS-araña y la lavadora-succionadora. En esta serie, Fernández está utilizando «una mezcla de escenario y fotografía de estudio por separado. Hago el escenario con plastilina y lo que me encuentro por medio, y luego sitúo a la persona ‘atacada’ en el escenario una vez que tengo la escena».

Y ¿por qué cuenta esto? Por «la dependencia que tenemos de estos bichos. Nos atacan porque están hartos de nosotros. No les dejamos ni un segundo de descanso. El ser humano cada vez deja de ser un poco más animal por la tecnología… y creo que eso es muy peligroso. Dentro de un tiempo vamos a ver los cambios que se están produciendo en la comunicación y los cambios de valores que eso conlleva a través del fenómeno de las redes sociales. Hace falta más contacto con la naturaleza y más sentido del tacto (piel) en la sociedad. Ser un poco más animales en algunos ámbitos no estaría mal, y estos bichos nos intentan despertar… si antes no nos matan, claro».

Algunas fotos más además de los ataques de electrodomésticos asesinos…

camposicion

Camposición. «Cuando empiezas a mezclar fotos aleatoriamente, en principio no tienen nada que ver, pero pronto llegas a la conclusión de que justamente eso es lo más parecido al funcionamiento de la realidad. Capa tras capa, fusión tras fusión ves cómo la sociedad se organiza de la misma manera aleatoria e improvisada. Cuestión de necesidades, de conexion, de equilibrios de color, filtros, niveles y sobre todo de contraste. Capas que se ajustan unas a otras, que buscan el sitio adecuado en el montaje y a las que un poco de transparencia les hace encajar mejor. Y claro, al igual que la realidad, esta foto no tiene ningún tipo de sentido».

Seahole

Seahole. «Ante el cambio climático, la contaminación y el resto de problemas que se nos vienen encima, políticos, fábricas y al resto de (i)responsables, lo único que se les ocurre es escaparse por un agujero…».

Edificio

Edificio. «A veces la naturaleza más salvaje echa una mano al creativo de a pie para acabar antes la larga jornada laboral, mandando un rayo como reclamo a los directivos… Pero en ocasiones, no es un rayo, ni un meteorito, ningún superhéroe, ni ningún otro agente externo. Es el propio estrés de la agencia el que la hace saltar en mil pedazos… y salir un poco antes. Sin tener que coger el ascensor».

Et

Et. «Seguro que ya están entre nosotros. Algunos no son verdes, ni tienen pies enormes o un dedo-linterna pero hacen cosas de otro planeta. La voz de Louis Armstrong, las composiciones de Radiohead y El otoño en Pekín no son de aquí».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Football Cracks | La apuesta de BBVA por el ‘branded content’
Los grafitis en Londres mantuvieron vivo a Gordon Gibbens
Los trazos graffiteros de Martin Ander
La delicadeza albina (Fotokobu)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *