Publicado: 17 de enero 2011 10:45  /   CREATIVIDAD
por
 

El Ayuntamiento de Barcelona emprende una cruzada contra las colillas en la puerta de los bares

Publicado: 17 de enero 2011 10:45  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp


El humo ha sido desahuciado de los bares y lugares públicos. Pero el tabaco sigue dejando rastros allá por donde pasa. El humo se disipa más fácilmente en la calle pero ¿qué pasa con las colillas? Pasa que están convirtiendo las aceras en nuevos ceniceros.
El Ayuntamiento de Barcelona pretende concienciar a los fumadores de la importancia de mantener limpios los nuevos lugares donde salen a fumar (las puertas de los bares y restaurantes). La campaña está formada por una imagen única, diseñada por la agencia Paulov y planificada por Mediaplanning en los periódicos más leídos de la ciudad, en oppis, banderolas y el circuito de autobuses.
En este empeño, el consistorio, junto con la marca Clipper, está distribuyendo ceniceros de bolsillo entre los fumadores para que guarden sus colillas en vez de tirarlas a la calle.


El humo ha sido desahuciado de los bares y lugares públicos. Pero el tabaco sigue dejando rastros allá por donde pasa. El humo se disipa más fácilmente en la calle pero ¿qué pasa con las colillas? Pasa que están convirtiendo las aceras en nuevos ceniceros.
El Ayuntamiento de Barcelona pretende concienciar a los fumadores de la importancia de mantener limpios los nuevos lugares donde salen a fumar (las puertas de los bares y restaurantes). La campaña está formada por una imagen única, diseñada por la agencia Paulov y planificada por Mediaplanning en los periódicos más leídos de la ciudad, en oppis, banderolas y el circuito de autobuses.
En este empeño, el consistorio, junto con la marca Clipper, está distribuyendo ceniceros de bolsillo entre los fumadores para que guarden sus colillas en vez de tirarlas a la calle.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La vida pasada por ‘las manos del surrealismo’
Rutu Modan: «La autoedición es un test para tu trabajo, no necesariamente agradable»
La belleza de los cuadernos de Frank Ockenfels 3
Un alfabeto cosido a mano
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Antes de nada quiero abogar por aquellos que no han conseguido dejar de fumar y que ahora están “perseguidos”. Yo lo he dejado.
    Esta misma iniciativa se puso en marcha hará 5 años, cuando también se repartían (en los estancos) unos ceniceros individuales de Aluminio y con forma de zippo. Por aquel entonces también se instalaron ceniceros en las papeleras del Eixample.
    Esto viene de lejos, pronto, en Barcelona, se hará realidad la leyenda urbana que en algunos sitios te multan por tirar cosas al suelo…;(

  • Comentarios cerrados.