13 de enero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El camino por recorrer del Open Data en España

13 de enero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Open Source World Conference

Más allá del debate que plantea si los datos de los que disponen las distintas instituciones de gobierno son de su propiedad o de la de los ciudadanos, lo que está claro es que la única realidad de futuro en cuanto al acceso de los mismo se dibuja a través de la libertad de acceso y utilización. ¿Están los custodios de esa información listos para ello?

En pañales y gateando. Esa es la impresión que se pudo obtener tras la mesa redonda que reunió en el Open Source World Conference 2012 a diversos responsables de algunas instituciones que enarbolan la idea de una gobernanza abierta y con libre acceso a datos sensibles.

Salvo honrosas excepciones, como la del gobierno vasco o el ayuntamiento de Zaragoza, la realidad que se esbozó dejó claro que lo que ahora se ofrece es meridianamente insuficiente en cantidad y facilidad de utilización. Esa fue la principal queja de José Luis Marín, el creador de Euroalert.net, una startup que utiliza información de ámbito europeo relativa a temas de actualidad, subvenciones y contratos públicos. Agregamos a una plataforma contratos publicos de todos los paises de la UE  con la intención de darle valor y que ayuden a las pymes», explicó.Sin embargo, casi no utilizamos datos de procedencia institucional española ya que no los ofrecen en condiciones, salvo un par de excepciones. Casi no hay datos útiles. Los datos son una infraestructura de la economía digital».

La calidad de una democracia se mide también por su transparencia, y ahí mismo es donde todo lo relativo a las iniciativas de open data debe contribuir a enriquecer los procesos ciudadanos. El gobierno autonómico vasco mantiene una postura muy activa a este respecto. Alberto Ortiz de Zárate, Director de Atención Ciudadana del Gobierno Vasco, reconoció que hay pocas iniciativas de ofertas de datos. «A pesar de ello, existen buenos ejemplos como el del catastro», explicó. «Lo primero que deberíamos hacer es ponernos de acuerdo en qué conjunto de datos son muy útiles y se deben liberar. Tenemos el reto de comprometer a la sociedad en crear sus propios proyectos a partir de esta liberacion de datos».

La concepción abierta de la oferta de datos es, por un lado y como reflejó María Jesús Fernández, responsable de la web del Ayuntamiento de Zaragoza, «un recurso para la transparencia en la gestión de las instituciones». Sin embargo, se trata también de un importante aliciente para la dinamización de la actividad empresarial. Según Emilio García,  técnico del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, la reutilización de los datos puestos a disposición de ciudadanos y empresas generan aplicaciones, productos y servicios de valor añadido con un volumen de negocio de entre 550 y 600 millones de euros. «Esto es un cambio de cultura a la hora de gobernar. Al final, el objetivo es que toda la información esté abierta por defecto y que cualquier excepción esté justificada», remarcó.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Open Source World Conference

Más allá del debate que plantea si los datos de los que disponen las distintas instituciones de gobierno son de su propiedad o de la de los ciudadanos, lo que está claro es que la única realidad de futuro en cuanto al acceso de los mismo se dibuja a través de la libertad de acceso y utilización. ¿Están los custodios de esa información listos para ello?

En pañales y gateando. Esa es la impresión que se pudo obtener tras la mesa redonda que reunió en el Open Source World Conference 2012 a diversos responsables de algunas instituciones que enarbolan la idea de una gobernanza abierta y con libre acceso a datos sensibles.

Salvo honrosas excepciones, como la del gobierno vasco o el ayuntamiento de Zaragoza, la realidad que se esbozó dejó claro que lo que ahora se ofrece es meridianamente insuficiente en cantidad y facilidad de utilización. Esa fue la principal queja de José Luis Marín, el creador de Euroalert.net, una startup que utiliza información de ámbito europeo relativa a temas de actualidad, subvenciones y contratos públicos. Agregamos a una plataforma contratos publicos de todos los paises de la UE  con la intención de darle valor y que ayuden a las pymes», explicó.Sin embargo, casi no utilizamos datos de procedencia institucional española ya que no los ofrecen en condiciones, salvo un par de excepciones. Casi no hay datos útiles. Los datos son una infraestructura de la economía digital».

La calidad de una democracia se mide también por su transparencia, y ahí mismo es donde todo lo relativo a las iniciativas de open data debe contribuir a enriquecer los procesos ciudadanos. El gobierno autonómico vasco mantiene una postura muy activa a este respecto. Alberto Ortiz de Zárate, Director de Atención Ciudadana del Gobierno Vasco, reconoció que hay pocas iniciativas de ofertas de datos. «A pesar de ello, existen buenos ejemplos como el del catastro», explicó. «Lo primero que deberíamos hacer es ponernos de acuerdo en qué conjunto de datos son muy útiles y se deben liberar. Tenemos el reto de comprometer a la sociedad en crear sus propios proyectos a partir de esta liberacion de datos».

La concepción abierta de la oferta de datos es, por un lado y como reflejó María Jesús Fernández, responsable de la web del Ayuntamiento de Zaragoza, «un recurso para la transparencia en la gestión de las instituciones». Sin embargo, se trata también de un importante aliciente para la dinamización de la actividad empresarial. Según Emilio García,  técnico del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, la reutilización de los datos puestos a disposición de ciudadanos y empresas generan aplicaciones, productos y servicios de valor añadido con un volumen de negocio de entre 550 y 600 millones de euros. «Esto es un cambio de cultura a la hora de gobernar. Al final, el objetivo es que toda la información esté abierta por defecto y que cualquier excepción esté justificada», remarcó.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los submarinos inexplicables
Huertos verticales para transformar el skyline de una ciudad
Cinismo ilustrado o "el encanto de lo evidente"
La ‘Guía Michelin’ de los bares que solo existen en las series y los tebeos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    f