Publicado: 18 de octubre 2010 04:24  /   CREATIVIDAD
por
 

El ‘caso Robin’ o cómo impactar en un centro comercial sin una flashmob

Publicado: 18 de octubre 2010 04:24  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Robin se encontraba de compras con sus padres en el centro comercial más grande de Bélgica. En un descuido de sus progenitores, el niño se extravía. Por suerte, los responsables del centro comercial pronto localizan al pequeño y avisan a sus padres por el altavoz. Pero Robin no es un niño fácil y la locutora lo comprueba a los pocos segundos de estar con él…

La locución forma parte de la campaña de presentación del servicio de asistencia telefónica para padres de Opvoedingslijn. Una acción que reivindica, por un lado, a los centros comerciales, como escenarios de otro tipo de acciones que no sean flashmobs, y por otro, a los altavoces, como algo más que instrumentos para anunciar las ofertas del día o avisar a la ‘Srta. Puri’ para que acuda a caja…

Robin se encontraba de compras con sus padres en el centro comercial más grande de Bélgica. En un descuido de sus progenitores, el niño se extravía. Por suerte, los responsables del centro comercial pronto localizan al pequeño y avisan a sus padres por el altavoz. Pero Robin no es un niño fácil y la locutora lo comprueba a los pocos segundos de estar con él…

La locución forma parte de la campaña de presentación del servicio de asistencia telefónica para padres de Opvoedingslijn. Una acción que reivindica, por un lado, a los centros comerciales, como escenarios de otro tipo de acciones que no sean flashmobs, y por otro, a los altavoces, como algo más que instrumentos para anunciar las ofertas del día o avisar a la ‘Srta. Puri’ para que acuda a caja…

Compártelo twitter facebook whatsapp
JustMad 2023: la novedad hecha arte 
Respeta el brutalismo (I) o los edificios que acabaron siendo símbolo de la distopía
El skate a ciegas de Tommy Carroll
Las muñecas no mueren nunca
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Al margen de la efectividad de la iniciativa, es sin duda una buena forma de hacer los centros comerciales un poco más insoportables todavía, si cabe. Puede llegar a ser insoportable el bombardeo publicitario constante a través de la megafonía del centro. Uff!

  • Comentarios cerrados.