17 de octubre 2011    /   IDEAS
por
 

El club de las tecnologías obsoletas

17 de octubre 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


El club estaba más abarrotado que nunca.  El presidente Vinilo carraspeó hasta que logró que se extendiera entre los asistentes un silencio más o menos general y comenzó su discurso.
– Queridos miembros del Club de las Tecnologías Obsoletas.  Hoy es un gran día para nosotros.  Estamos aquí reunidos para dar la bienvenida a un nuevo socio, lo que confirma la pujanza de nuestra asociación.  Como venimos comprobando, el crecimiento de asociados en los últimos años es mayor que nunca.
Los cuadros de anteriores presidentes, Máquina de Vapor, Morse, Radio de Válvulas, Telegrama, Gramofón, Máquina de Escribir, Televisor en Blanco y Negro… colgados en las amplias paredes de la sala, parecían recalcar la solemnidad del acto. A pesar de ello, alguno de los asistentes cuchicheaba entre sí.
– Espero que el presidente no se ralle hoy como la última vez – comentó sottovoce VHS a los que tenía alrededor.
– Que no te oiga, no se nos vaya a revolucionar más – se tronchaba por lo bajini Walkman.
El presidente, impertérrito, continuó  su discurso.
– Además, os informo que estamos recibiendo adhesiones de muchos potenciales candidatos.  Incluso Prensa de Papel ha solicitado una entrevista, lo que nos lleva a pensar que pronto estará entre nosotros.
– Yo creía que éste ya era socio del club – cuchicheó un socio de baja estatura al fuerte Compact Disc.
– No seas infantil, Basic –respondió éste.
Vinilo se irguió disparando una mirada severa a los murmuradores, consciente de que la ‘chicha’ de su mensaje venía a continuación:
– Pero esto no es suficiente – prosiguió el Presidente -. Tenemos que luchar contra el comoditismo de los humanos, en especial el de sus empresarios y profesionales. Se aferran a nosotros con el pavor que da la falta de actitud positiva hacia la tecnología, sin reparar en que su vida y su negocio dependen de que seamos prontamente sustituidos por sangre joven. No se dan cuenta de que los ciclos de las tecnologías se han acortado y que eso exige una evolución darwiniana por su parte.  Aquellos que no sean capaces de descartarnos rápida e implacablemente no serán competitivos y se extinguirán sin poder pasar sus genes a la siguiente generación.
Un aplauso de aquiescencia brotó  entre los presentes.
– Este sí que sabe transmitir un buen mensaje – comentó Fax a Teletipo.
– Con efecto instantáneo -apuntilló Polaroid.
Acallando con el gesto a la ya entregada audiencia, el presidente se hizo a un lado para dejar lugar al nuevo miembro.
– Y ya sin más preámbulos os presento a nuestro nuevo socio: un fuerte aplauso para Blackberry
Un sonoro y cálido aplauso de bienvenida atronó la sala.

Foto: Chris Carter reproducido bajo licencia CC


El club estaba más abarrotado que nunca.  El presidente Vinilo carraspeó hasta que logró que se extendiera entre los asistentes un silencio más o menos general y comenzó su discurso.
– Queridos miembros del Club de las Tecnologías Obsoletas.  Hoy es un gran día para nosotros.  Estamos aquí reunidos para dar la bienvenida a un nuevo socio, lo que confirma la pujanza de nuestra asociación.  Como venimos comprobando, el crecimiento de asociados en los últimos años es mayor que nunca.
Los cuadros de anteriores presidentes, Máquina de Vapor, Morse, Radio de Válvulas, Telegrama, Gramofón, Máquina de Escribir, Televisor en Blanco y Negro… colgados en las amplias paredes de la sala, parecían recalcar la solemnidad del acto. A pesar de ello, alguno de los asistentes cuchicheaba entre sí.
– Espero que el presidente no se ralle hoy como la última vez – comentó sottovoce VHS a los que tenía alrededor.
– Que no te oiga, no se nos vaya a revolucionar más – se tronchaba por lo bajini Walkman.
El presidente, impertérrito, continuó  su discurso.
– Además, os informo que estamos recibiendo adhesiones de muchos potenciales candidatos.  Incluso Prensa de Papel ha solicitado una entrevista, lo que nos lleva a pensar que pronto estará entre nosotros.
– Yo creía que éste ya era socio del club – cuchicheó un socio de baja estatura al fuerte Compact Disc.
– No seas infantil, Basic –respondió éste.
Vinilo se irguió disparando una mirada severa a los murmuradores, consciente de que la ‘chicha’ de su mensaje venía a continuación:
– Pero esto no es suficiente – prosiguió el Presidente -. Tenemos que luchar contra el comoditismo de los humanos, en especial el de sus empresarios y profesionales. Se aferran a nosotros con el pavor que da la falta de actitud positiva hacia la tecnología, sin reparar en que su vida y su negocio dependen de que seamos prontamente sustituidos por sangre joven. No se dan cuenta de que los ciclos de las tecnologías se han acortado y que eso exige una evolución darwiniana por su parte.  Aquellos que no sean capaces de descartarnos rápida e implacablemente no serán competitivos y se extinguirán sin poder pasar sus genes a la siguiente generación.
Un aplauso de aquiescencia brotó  entre los presentes.
– Este sí que sabe transmitir un buen mensaje – comentó Fax a Teletipo.
– Con efecto instantáneo -apuntilló Polaroid.
Acallando con el gesto a la ya entregada audiencia, el presidente se hizo a un lado para dejar lugar al nuevo miembro.
– Y ya sin más preámbulos os presento a nuestro nuevo socio: un fuerte aplauso para Blackberry
Un sonoro y cálido aplauso de bienvenida atronó la sala.

Foto: Chris Carter reproducido bajo licencia CC

Compártelo twitter facebook whatsapp
La buscadora de tesoros que encontró el favor de las personas
María Martín: «Quien no usa lenguaje inclusivo es porque no domina el idioma o porque su decisión es discriminar»
'House of Cards' o amor al periodismo en un plano
En el Ojo Ajeno: La comunicación entre sujetos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Bueno, bueno… Tampoco flipemos… no hagamos de la vivencia actual algo universal.
    No sólo la historia esta llena de Stevies Jobies, si no que ahora mismo hay cientos por el mundo.
    Que si nos ponemos a divinizar la liamos…

  • Fraternales amigos:
    Que gran vacío se ha cubierto con el nuevo y fascinante, Club de las Tecnolo-
    gías Obsoletas» Dar cabida a tantos miembros que hay desde el invento de
    la rueda, se podrá requerir un área como de tres cuartos del planeta tierra.
    (No cuartos de hotel sino, área en kms.2.)
    Yo necesito un cupo para mis creaciones mecánicas como; la bomba de ariete
    sexual (inyección de semen- yogur ) . Este dispositivo ya cumplió su ciclo. Otros más, de diferentes inventores, también. La regla no periódica de las
    mujeres sino, la de cálculo «Darmstadt» con la que procesé mis inventos.
    Conocer cuantos esfuerzos realizados por el hombre, Será lo más importa

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies