fbpx
10 de enero 2011    /   BUSINESS
por
 

El dentífrico ¿mejor con acción anticaries o con pronóstico meteorológico?

10 de enero 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Ayudan a prevenir el sarro, la caries o la placa dental. Algunos, además, aseguran devolver el blanco natural a los dientes. Pero ningún dentífrico era capaz de pronosticar el tiempo. Hasta ahora.

Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una pasta dentífrica que cambia su color y sabor en función del tiempo previsto para ese día. Según la BBC, la pasta tiene sabor a menta cuando el día se espera frío, cambia a canela si sale el sol y se torna de color azul cuando barrunta lluvias.
Un dispensador plástico conectado a una computadora con información meteorológica y que es capaz de distribuir la cantidad de menta o canela en función del tiempo previsto es el artífice del proyecto.
Para los que a estas alturas sigan tratando de encontrarle fuste al invento, ahí va la explicación dada por David Carr, uno de los investigadores del proyecto, a la cadena británica: «La idea es aprovechar el flujo natural y contínuo de interacción que ya tenemos y dejar que el dentífrico nos diga si tenemos que llevar una sombrilla”.
Pero el dentífrico es solo parte de un proyecto mayor con el que Carr y el resto del equipo del MIT tratan de incorporar la última tecnología de la información a objetos de uso cotidiano. Y ya ‘amenazan’ con su próxima actuación: una billetera que, a medida que se agota el efectivo en su interior, se vuelve más difícil de abrir.

Ayudan a prevenir el sarro, la caries o la placa dental. Algunos, además, aseguran devolver el blanco natural a los dientes. Pero ningún dentífrico era capaz de pronosticar el tiempo. Hasta ahora.

Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una pasta dentífrica que cambia su color y sabor en función del tiempo previsto para ese día. Según la BBC, la pasta tiene sabor a menta cuando el día se espera frío, cambia a canela si sale el sol y se torna de color azul cuando barrunta lluvias.
Un dispensador plástico conectado a una computadora con información meteorológica y que es capaz de distribuir la cantidad de menta o canela en función del tiempo previsto es el artífice del proyecto.
Para los que a estas alturas sigan tratando de encontrarle fuste al invento, ahí va la explicación dada por David Carr, uno de los investigadores del proyecto, a la cadena británica: «La idea es aprovechar el flujo natural y contínuo de interacción que ya tenemos y dejar que el dentífrico nos diga si tenemos que llevar una sombrilla”.
Pero el dentífrico es solo parte de un proyecto mayor con el que Carr y el resto del equipo del MIT tratan de incorporar la última tecnología de la información a objetos de uso cotidiano. Y ya ‘amenazan’ con su próxima actuación: una billetera que, a medida que se agota el efectivo en su interior, se vuelve más difícil de abrir.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El sueño multisensorial de Paco Roncero
El extraño viaje del pene de Andy Warhol a la luna
Manhattan, una urbe invadida por penes
La co-creación: un diseño de negocio más allá del crowdsourcing
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *