fbpx
10 de enero 2011    /   BUSINESS
por
 

El dentífrico ¿mejor con acción anticaries o con pronóstico meteorológico?

10 de enero 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Ayudan a prevenir el sarro, la caries o la placa dental. Algunos, además, aseguran devolver el blanco natural a los dientes. Pero ningún dentífrico era capaz de pronosticar el tiempo. Hasta ahora.

Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una pasta dentífrica que cambia su color y sabor en función del tiempo previsto para ese día. Según la BBC, la pasta tiene sabor a menta cuando el día se espera frío, cambia a canela si sale el sol y se torna de color azul cuando barrunta lluvias.
Un dispensador plástico conectado a una computadora con información meteorológica y que es capaz de distribuir la cantidad de menta o canela en función del tiempo previsto es el artífice del proyecto.
Para los que a estas alturas sigan tratando de encontrarle fuste al invento, ahí va la explicación dada por David Carr, uno de los investigadores del proyecto, a la cadena británica: «La idea es aprovechar el flujo natural y contínuo de interacción que ya tenemos y dejar que el dentífrico nos diga si tenemos que llevar una sombrilla”.
Pero el dentífrico es solo parte de un proyecto mayor con el que Carr y el resto del equipo del MIT tratan de incorporar la última tecnología de la información a objetos de uso cotidiano. Y ya ‘amenazan’ con su próxima actuación: una billetera que, a medida que se agota el efectivo en su interior, se vuelve más difícil de abrir.

Ayudan a prevenir el sarro, la caries o la placa dental. Algunos, además, aseguran devolver el blanco natural a los dientes. Pero ningún dentífrico era capaz de pronosticar el tiempo. Hasta ahora.

Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una pasta dentífrica que cambia su color y sabor en función del tiempo previsto para ese día. Según la BBC, la pasta tiene sabor a menta cuando el día se espera frío, cambia a canela si sale el sol y se torna de color azul cuando barrunta lluvias.
Un dispensador plástico conectado a una computadora con información meteorológica y que es capaz de distribuir la cantidad de menta o canela en función del tiempo previsto es el artífice del proyecto.
Para los que a estas alturas sigan tratando de encontrarle fuste al invento, ahí va la explicación dada por David Carr, uno de los investigadores del proyecto, a la cadena británica: «La idea es aprovechar el flujo natural y contínuo de interacción que ya tenemos y dejar que el dentífrico nos diga si tenemos que llevar una sombrilla”.
Pero el dentífrico es solo parte de un proyecto mayor con el que Carr y el resto del equipo del MIT tratan de incorporar la última tecnología de la información a objetos de uso cotidiano. Y ya ‘amenazan’ con su próxima actuación: una billetera que, a medida que se agota el efectivo en su interior, se vuelve más difícil de abrir.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Tu comentario no importa
Internet no había llegado a su pueblo cuando esta ingeniera peruana aprendió a programar
El podcast quiere ser mainstream casi una década después
«Este trabajo es de chicas», «este, de chicos»: los prejuicios que aún dominan las profesiones
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *