13 de abril 2011    /   IDEAS
por
 

El día en el que desaparecieron los zapatos

13 de abril 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Participar en One day without shoes es fácil. Basta con descalzarse. Sólo así es posible hacerse una idea de lo que puede suponer crecer sin zapatos.
El pasado 5 de abril, miles de personas de 25 países de todo el mundo lo hicieron. Se descalzaron para unirse a los millones de niños para los que a lo largo del año no existe un único día sin zapatos sino 365.

TOMS organizó la marcha internacional sin zapatos para la que contó con la participación de celebridades como Charlize Theron, Lenny Kravitz o los actores de Crepúsculo, entre otros muchos.
En España, la marca tuvo a Óscar Higares como embajador y la colaboración de El Corte Inglés que realizó un montaje para que todo aquel que quisiera pudiera comprobar qué sienten a diario los niños que tienen que transitar descalzos por todo tipo de terrenos.
Una circunstancia que les acarrea enfermedades como la podocoinosis, cuyo principal síntoma es la hinchazón de pies y piernas, o la denominada, hookworm, que causa anemia, retraso del crecimiento físico e intelectual y, en ocasiones, insuficiencia cardíaca congestiva. Dolencias que se unen a otro mal que aqueja a los niños sin zapatos: la falta de educación. Porque, en muchos países en vías de desarrollo, el primer requisito que debe cumplir un niño para asistir a la escuela es ir calzado.
Contra todas ellas lucha TOMS, la marca fundada por Blake Mycoskie y cuya filosofía se resumen en el lema ‘One for One’. O, lo que es lo mismo, que por cada par de zapatos vendido, TOMS entrega otro a un niño necesitado. Desde 2006, la marca ha donado más de un millón de pares de zapatos.



¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Participar en One day without shoes es fácil. Basta con descalzarse. Sólo así es posible hacerse una idea de lo que puede suponer crecer sin zapatos.
El pasado 5 de abril, miles de personas de 25 países de todo el mundo lo hicieron. Se descalzaron para unirse a los millones de niños para los que a lo largo del año no existe un único día sin zapatos sino 365.

TOMS organizó la marcha internacional sin zapatos para la que contó con la participación de celebridades como Charlize Theron, Lenny Kravitz o los actores de Crepúsculo, entre otros muchos.
En España, la marca tuvo a Óscar Higares como embajador y la colaboración de El Corte Inglés que realizó un montaje para que todo aquel que quisiera pudiera comprobar qué sienten a diario los niños que tienen que transitar descalzos por todo tipo de terrenos.
Una circunstancia que les acarrea enfermedades como la podocoinosis, cuyo principal síntoma es la hinchazón de pies y piernas, o la denominada, hookworm, que causa anemia, retraso del crecimiento físico e intelectual y, en ocasiones, insuficiencia cardíaca congestiva. Dolencias que se unen a otro mal que aqueja a los niños sin zapatos: la falta de educación. Porque, en muchos países en vías de desarrollo, el primer requisito que debe cumplir un niño para asistir a la escuela es ir calzado.
Contra todas ellas lucha TOMS, la marca fundada por Blake Mycoskie y cuya filosofía se resumen en el lema ‘One for One’. O, lo que es lo mismo, que por cada par de zapatos vendido, TOMS entrega otro a un niño necesitado. Desde 2006, la marca ha donado más de un millón de pares de zapatos.



¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
María Martín: «Quien no usa lenguaje inclusivo es porque no domina el idioma o porque su decisión es discriminar»
¿Son los conspiranoicos más fáciles de manipular por el poder?
Jon Stewart se mofa del supuesto protagonismo de las redes sociales en la revolución egipcia
La ciudad china diseñada por un español: los edificios producirán energía con ‘blockchain’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies