fbpx
25 de febrero 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

El diario de dibujos de Iván Solbes

25 de febrero 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

port

Esta es la típica historia de “uno sabe cómo empieza pero no sabe cómo puede acabar”. Era el final de noviembre cuando Iván Solbes dijo: “Voy a subir esta ilustración a Facebook”. Lo que él entonces no sabía era que aquel dibujo era el primero de un diario que hoy siguen 925 fans. Pero ¿Quién es Iván Solbes? ¿Que hace qué en dónde? Vayamos por partes.

Iván Solbes es el autor de esta colección de ilustraciones para Nobel que aparecieron en las cajetillas y en la publicidad de esta marca de tabaco durante varios años.

nobel

Los proyectos empezaron a caer el pasado otoño. Solbes tenía más tiempo que de costumbre y, de pronto, pasó un pensamiento por su cabeza: «Hace mucho tiempo que no dibujo nada para mí». Hizo una ilustración y la colgó en Facebook. «La gente empezó a hacer comentarios y decidí hacer otra. Siguieron los comentarios y decidí abrirme un perfil para mis ilustraciones«. Cada día aparecía una nueva. Las tardes se convirtieron en el momento del día reservado a hacer el dibujo de su diario. «Me gustó la idea de crearme una disciplina. Me propuse pensar todos los días en algo y hacer una ilustración en sólo unas horas. Es un buen rodaje porque te obliga a pensar mucho».

El diario en dibujos es, para Solbes, una representación poética de sí mismo. «Me ayuda a entenderme mejor y a verme desde fuera. Es bueno para poner orden dentro de mí. Es como un diagrama de mí», explica el ilustrador. Una de las primeras cosas con las que se encontró fue con su «obsesión por organizar la semana», su «miedo al domingo»

Semana222

Cada ilustración va acompañada de un texto. La explicación de Solbes para esta imagen: «Desde el templete del domingo por la tarde aparte de un bonito atardecer podemos ver el patio interior de la semana con sus desagües, ventanitas, ropa tendida y paredes desgastadas por la falta de mantenimiento. A la derecha del patio nos espera el ascensor-cama que se toma al oscurecer. Tarda en bajar una noche entera. Despiertas por la mañana con la avenida del lunes delante de ti. Los lunes son jardines muy cuidados que da gusto recorrer en bici. Y nada más, así es el final de una semana y el comienzo de una nueva…».

Y su «amor a los lunes»

lunes222

«Proclamo una vez más: ¡me encantan los lunes! sobre todo por la mañana, cuando estoy a punto de zambullirme en la semana y en mí mismo. Una vez más intentaré tocar fondo en lo más profundo, a ver qué tal se me da…».

Después llegó otra obsesión. «Dibujarme a mí mismo como si fuese miles de cosas para entenderme mejor». Solbes se dibujó como los latidos de su corazón, como las líneas de metro, como la lluvia de Madrid…

Corazon22

«Mi corazón late y late y late y late… ¡aprovecha cada latido!»

Ahora le interesa el cuerpo humano…

cuerpo22

«Mapa del cuerpo y su periferia».

Y siempre le han importado los temas sociales…

pisos-patera22

«La distribución injusta del espacio en la ciudad da lugar a los pisos patera de la periferia».

Todos estos dibujos, y unos sesenta más, los hizo en una doble página de cuaderno. Hace una semana cambió el formato. Ahora los hace en A3 y, así, de paso, los puede vender. Los textos que escribe junto a cada imagen están, también desde hace unos días, en inglés. Hay que saltar fronteras.

Y, a todo esto, Iván Solbes se pregunta: «Si con 75 dibujos ha pasado todo esto. ¿Qué pasará cuando haya 200?«.

port

Esta es la típica historia de “uno sabe cómo empieza pero no sabe cómo puede acabar”. Era el final de noviembre cuando Iván Solbes dijo: “Voy a subir esta ilustración a Facebook”. Lo que él entonces no sabía era que aquel dibujo era el primero de un diario que hoy siguen 925 fans. Pero ¿Quién es Iván Solbes? ¿Que hace qué en dónde? Vayamos por partes.

Iván Solbes es el autor de esta colección de ilustraciones para Nobel que aparecieron en las cajetillas y en la publicidad de esta marca de tabaco durante varios años.

nobel

Los proyectos empezaron a caer el pasado otoño. Solbes tenía más tiempo que de costumbre y, de pronto, pasó un pensamiento por su cabeza: «Hace mucho tiempo que no dibujo nada para mí». Hizo una ilustración y la colgó en Facebook. «La gente empezó a hacer comentarios y decidí hacer otra. Siguieron los comentarios y decidí abrirme un perfil para mis ilustraciones«. Cada día aparecía una nueva. Las tardes se convirtieron en el momento del día reservado a hacer el dibujo de su diario. «Me gustó la idea de crearme una disciplina. Me propuse pensar todos los días en algo y hacer una ilustración en sólo unas horas. Es un buen rodaje porque te obliga a pensar mucho».

El diario en dibujos es, para Solbes, una representación poética de sí mismo. «Me ayuda a entenderme mejor y a verme desde fuera. Es bueno para poner orden dentro de mí. Es como un diagrama de mí», explica el ilustrador. Una de las primeras cosas con las que se encontró fue con su «obsesión por organizar la semana», su «miedo al domingo»

Semana222

Cada ilustración va acompañada de un texto. La explicación de Solbes para esta imagen: «Desde el templete del domingo por la tarde aparte de un bonito atardecer podemos ver el patio interior de la semana con sus desagües, ventanitas, ropa tendida y paredes desgastadas por la falta de mantenimiento. A la derecha del patio nos espera el ascensor-cama que se toma al oscurecer. Tarda en bajar una noche entera. Despiertas por la mañana con la avenida del lunes delante de ti. Los lunes son jardines muy cuidados que da gusto recorrer en bici. Y nada más, así es el final de una semana y el comienzo de una nueva…».

Y su «amor a los lunes»

lunes222

«Proclamo una vez más: ¡me encantan los lunes! sobre todo por la mañana, cuando estoy a punto de zambullirme en la semana y en mí mismo. Una vez más intentaré tocar fondo en lo más profundo, a ver qué tal se me da…».

Después llegó otra obsesión. «Dibujarme a mí mismo como si fuese miles de cosas para entenderme mejor». Solbes se dibujó como los latidos de su corazón, como las líneas de metro, como la lluvia de Madrid…

Corazon22

«Mi corazón late y late y late y late… ¡aprovecha cada latido!»

Ahora le interesa el cuerpo humano…

cuerpo22

«Mapa del cuerpo y su periferia».

Y siempre le han importado los temas sociales…

pisos-patera22

«La distribución injusta del espacio en la ciudad da lugar a los pisos patera de la periferia».

Todos estos dibujos, y unos sesenta más, los hizo en una doble página de cuaderno. Hace una semana cambió el formato. Ahora los hace en A3 y, así, de paso, los puede vender. Los textos que escribe junto a cada imagen están, también desde hace unos días, en inglés. Hay que saltar fronteras.

Y, a todo esto, Iván Solbes se pregunta: «Si con 75 dibujos ha pasado todo esto. ¿Qué pasará cuando haya 200?«.

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘Pantera’, el cómic sobre abusos psicológicos que expone al lector a sus mayores terrores
Las muñecas siniestras de Agente Morillas
Las ciudades de ninguna parte
Megaskull: Humor negro en colores flúor
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • si las cámaras hacen click, los trazos hacen clack. solbes lo sabe y lo utiliza hace un huevo de tiempo con gran pericia; se mira, nos mira y… voila!
    bravo iván!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *