29 de diciembre 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

El diccionario de las señas

29 de diciembre 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.


Alba Durana sueña con divertirse con cada proyecto que le llegue. Con World Gesture Guide no sólo lo hace sino que lo transmite. Es su primer trabajo ‘con piernas y brazos’ y, con él, se ha puesto el listón muy alto para afrontar la carrera que tiene por delante.
Si escuchan que el amor o el arte son lenguajes universales, desconfíen. El primero porque es todo lo contrario: no hay quien lo entienda independientemente del lenguaje en que se intente conceptualizar o del país y la cultura en el que se sitúe. El segundo porque su manera de mostrarse es tan amplia y ofrece tal cantidad de interpretaciones y sensaciones que no conduce a un entendimiento efectivo sino a una simple (y alucinante) empatía emocional. Desconfíen también si escuchan algo así como “ni idea de lo que decían, pero nos entendíamos perfectamente con un gesto”. Probablemente, en ese último viaje a Tailandia, cuando usted creía que le daban las gracias, les estaban enviando a tomar viento al mar de Mármara. En cualquier caso, la ignorancia equivale a felicidad y su espíritu vive tranquilo y en paz.
Para los que son de natural aventurero, para aquellos que gustan de saber cuándo mentan a su santa madre, sea aquí o en Tombuctú, Alba Durana (Barcelona, 1986) ha creado la World Gesture Guide, un manual gráfico en el que analiza el significado de los gestos y sus distintas connotaciones dependiendo de la cultura en la que se realicen. “Es gracioso pensar que, a veces, un gesto positivo en occidente puede ser un insulto en oriente. En algunos casos sería mejor no hacer nada”, explica la autora.

El libro, que se publicará próximamente, nació como el proyecto de fin de carrera de Durana. Toda la idea ha girado en torno a La Movilidad, el concepto propuesto por sus profesores del Institut Superior de Disseny i Imatge de Barcelona para desarrollar el trabajo de graduación. “La intención del proyecto era dar a conocer el poder que tiene la gestualidad en la comunicación. Muchos expertos afirman que constituye un 60% del mensaje, por lo que conocerla sólo puede ayudarnos a mejorar nuestras relaciones tanto en el extranjero como en casa”, dice la joven diseñadora.
El desarrollo de esta idea se ha prolongado a lo largo de medio año en el que ha tenido que convencer a conocidos, desconocidos, amigos y vecinos para que se pusieran delante de su cámara. Además, la diseñadora ha tenido que realizar un arduo trabajo de investigación, recopilación, redacción y traducción darle forma a este trabajo. “Comencé a navegar por conceptos como viajar, conocer gente, idiomas, costumbres culturales… Llegué a pensar cómo se interponía o cómo ayudaba el lenguaje gestual en las conversaciones que manteníamos con la gente cuando viajamos y desconocemos el idioma. La frase “un gesto vale más que mil palabras” resume bastante bien el proyecto”, cuenta Durana.

World Gesture Guide es un volumen que plasma una desenfadada selección de gestos en un soporte marcado por una limpia maquetación en la que la serie de fotografías en blanco y negro y un cuidado trabajo tipográfico –“me gusta trabajar las jerarquías con cariño y utilizar la tipografía adecuada para cada pieza”- se reparten el protagonismo.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.


Alba Durana sueña con divertirse con cada proyecto que le llegue. Con World Gesture Guide no sólo lo hace sino que lo transmite. Es su primer trabajo ‘con piernas y brazos’ y, con él, se ha puesto el listón muy alto para afrontar la carrera que tiene por delante.
Si escuchan que el amor o el arte son lenguajes universales, desconfíen. El primero porque es todo lo contrario: no hay quien lo entienda independientemente del lenguaje en que se intente conceptualizar o del país y la cultura en el que se sitúe. El segundo porque su manera de mostrarse es tan amplia y ofrece tal cantidad de interpretaciones y sensaciones que no conduce a un entendimiento efectivo sino a una simple (y alucinante) empatía emocional. Desconfíen también si escuchan algo así como “ni idea de lo que decían, pero nos entendíamos perfectamente con un gesto”. Probablemente, en ese último viaje a Tailandia, cuando usted creía que le daban las gracias, les estaban enviando a tomar viento al mar de Mármara. En cualquier caso, la ignorancia equivale a felicidad y su espíritu vive tranquilo y en paz.
Para los que son de natural aventurero, para aquellos que gustan de saber cuándo mentan a su santa madre, sea aquí o en Tombuctú, Alba Durana (Barcelona, 1986) ha creado la World Gesture Guide, un manual gráfico en el que analiza el significado de los gestos y sus distintas connotaciones dependiendo de la cultura en la que se realicen. “Es gracioso pensar que, a veces, un gesto positivo en occidente puede ser un insulto en oriente. En algunos casos sería mejor no hacer nada”, explica la autora.

El libro, que se publicará próximamente, nació como el proyecto de fin de carrera de Durana. Toda la idea ha girado en torno a La Movilidad, el concepto propuesto por sus profesores del Institut Superior de Disseny i Imatge de Barcelona para desarrollar el trabajo de graduación. “La intención del proyecto era dar a conocer el poder que tiene la gestualidad en la comunicación. Muchos expertos afirman que constituye un 60% del mensaje, por lo que conocerla sólo puede ayudarnos a mejorar nuestras relaciones tanto en el extranjero como en casa”, dice la joven diseñadora.
El desarrollo de esta idea se ha prolongado a lo largo de medio año en el que ha tenido que convencer a conocidos, desconocidos, amigos y vecinos para que se pusieran delante de su cámara. Además, la diseñadora ha tenido que realizar un arduo trabajo de investigación, recopilación, redacción y traducción darle forma a este trabajo. “Comencé a navegar por conceptos como viajar, conocer gente, idiomas, costumbres culturales… Llegué a pensar cómo se interponía o cómo ayudaba el lenguaje gestual en las conversaciones que manteníamos con la gente cuando viajamos y desconocemos el idioma. La frase “un gesto vale más que mil palabras” resume bastante bien el proyecto”, cuenta Durana.

World Gesture Guide es un volumen que plasma una desenfadada selección de gestos en un soporte marcado por una limpia maquetación en la que la serie de fotografías en blanco y negro y un cuidado trabajo tipográfico –“me gusta trabajar las jerarquías con cariño y utilizar la tipografía adecuada para cada pieza”- se reparten el protagonismo.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Are you Ready for TV?
Los 5 posts más vistos de la semana
La Bocachancla: si no te atreves a decirlo, cuéntaselo a Cuna y Ramos y ellas lo ponen en un cartel
Los personajes experimentales de Jonny Wan
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad