10 de abril 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El elogio al azar químico [Fotokobu]

10 de abril 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

red
Los que apuestan por los corsés, aquellos que sueñan con condiciones bajo control para todo tipo de experiencias, se llevarían fatal con Blanca Viñas (Barcelona, 1987). La fotógrafa se adhiere fielmente al argumento de Joan Fontcuberta. Lo incontrolable es componente necesario de la fotografía. «La foto digital supone la pérdida poética porque elimina el azar», decía el fotógrafo. Por eso, Viñas ha decidido que no quiere matar la poética que contienen sus películas analógicas y sus cámaras en peligro de extinción.
Para ver el contenido completo entra en Fotokobu.

red
Los que apuestan por los corsés, aquellos que sueñan con condiciones bajo control para todo tipo de experiencias, se llevarían fatal con Blanca Viñas (Barcelona, 1987). La fotógrafa se adhiere fielmente al argumento de Joan Fontcuberta. Lo incontrolable es componente necesario de la fotografía. «La foto digital supone la pérdida poética porque elimina el azar», decía el fotógrafo. Por eso, Viñas ha decidido que no quiere matar la poética que contienen sus películas analógicas y sus cámaras en peligro de extinción.
Para ver el contenido completo entra en Fotokobu.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Líderes mundiales cagando y otras formas de liberar al pueblo
Las pizarras cuánticas (Fotokobu)
Despidos for dummies
World Press Photo: Un año de fotoperiodismo en el Centro Cultural Moncloa
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies