fbpx
31 de marzo 2011    /   BUSINESS
por
 

El equipo cuenta más que los fundadores

31 de marzo 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Los fundadores son importantes pero el equipo es lo que realmente importa. Es una reflexión del conocido inversor en tecnología Fred Wilson a raíz de un post del co-fundador de Twitter Evan Williams, que busca rebajar el halo que a veces se pone sobre los fundadores de las compañías.
Evan Williams:

«El papel de los fundadores en construir una compañía de éxito frecuentemente recibe una atención desmesurada. Hay cientos de personas en Twitter ahora, algunos han estado allí durante años y han jugado un papel crítico. Están aquellos que conoces por su nombre y otros que nunca has conocido individualmente pero que han contribuido el éxito de la compañía».
«Fueron ellos los que, de forma colectiva, ayudaron a Twitter a evolucionar de un estrafalario niño pequeño con mucho potencial pero con demasiada atención a una operación que empieza a ser de primera categoría. Son ellos los que lo llevarán al siguiente nivel y nos sorprenderán a todos».

Fred Wilson añade su visión también sobre el tema desde la perspectiva de uno de los inversores en startups con más éxito de los últimos años:

«Hay una cultura de celebridad que gira entorno a los fundadores en el negocio de la tecnología y los fundadores de Twitter no son una excepción. @Jack, @ev y @biz son celebridades y se lo merecen. Pero no puede construir una compañía solos, ni siquiera como un trío. Twitter tiene un casi fundador relativamente desconocido en @goldman que ha contribuido muchísimo a la compañía en los últimos años».


Foto: AP


Los fundadores son importantes pero el equipo es lo que realmente importa. Es una reflexión del conocido inversor en tecnología Fred Wilson a raíz de un post del co-fundador de Twitter Evan Williams, que busca rebajar el halo que a veces se pone sobre los fundadores de las compañías.
Evan Williams:

«El papel de los fundadores en construir una compañía de éxito frecuentemente recibe una atención desmesurada. Hay cientos de personas en Twitter ahora, algunos han estado allí durante años y han jugado un papel crítico. Están aquellos que conoces por su nombre y otros que nunca has conocido individualmente pero que han contribuido el éxito de la compañía».
«Fueron ellos los que, de forma colectiva, ayudaron a Twitter a evolucionar de un estrafalario niño pequeño con mucho potencial pero con demasiada atención a una operación que empieza a ser de primera categoría. Son ellos los que lo llevarán al siguiente nivel y nos sorprenderán a todos».

Fred Wilson añade su visión también sobre el tema desde la perspectiva de uno de los inversores en startups con más éxito de los últimos años:

«Hay una cultura de celebridad que gira entorno a los fundadores en el negocio de la tecnología y los fundadores de Twitter no son una excepción. @Jack, @ev y @biz son celebridades y se lo merecen. Pero no puede construir una compañía solos, ni siquiera como un trío. Twitter tiene un casi fundador relativamente desconocido en @goldman que ha contribuido muchísimo a la compañía en los últimos años».


Foto: AP

Compártelo twitter facebook whatsapp
El salvaje tráfico de Ciudad de México… ¿amansado por semáforos inteligentes?
“Era tan suave…”, el libro en el que JL Moro se carga a Mimosín… otra vez
Un error llamado español
La editorial que descubre los mapas del tesoro ocultos en los libros
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Esta conclusión parece poder aplicarse con toda lógica a casi cualquier compañía excepto a Apple y Steve Jobs, en quienes supongo que todos hemos pensado al leer este post, ¿a que sí?… Es asombrosa la influencia y la trascendencia interna y externa de su figura en el devenir de la firma, y más ahora que empiezan a preocuparse seriamente por su continuidad. ¿Nadie es imprescindible? Es –y será– un caso digno de estudio, sin duda.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *