31 de marzo 2011    /   BUSINESS
por
 

El equipo cuenta más que los fundadores

31 de marzo 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.


Los fundadores son importantes pero el equipo es lo que realmente importa. Es una reflexión del conocido inversor en tecnología Fred Wilson a raíz de un post del co-fundador de Twitter Evan Williams, que busca rebajar el halo que a veces se pone sobre los fundadores de las compañías.
Evan Williams:

“El papel de los fundadores en construir una compañía de éxito frecuentemente recibe una atención desmesurada. Hay cientos de personas en Twitter ahora, algunos han estado allí durante años y han jugado un papel crítico. Están aquellos que conoces por su nombre y otros que nunca has conocido individualmente pero que han contribuido el éxito de la compañía”.
“Fueron ellos los que, de forma colectiva, ayudaron a Twitter a evolucionar de un estrafalario niño pequeño con mucho potencial pero con demasiada atención a una operación que empieza a ser de primera categoría. Son ellos los que lo llevarán al siguiente nivel y nos sorprenderán a todos”.

Fred Wilson añade su visión también sobre el tema desde la perspectiva de uno de los inversores en startups con más éxito de los últimos años:

“Hay una cultura de celebridad que gira entorno a los fundadores en el negocio de la tecnología y los fundadores de Twitter no son una excepción. @Jack, @ev y @biz son celebridades y se lo merecen. Pero no puede construir una compañía solos, ni siquiera como un trío. Twitter tiene un casi fundador relativamente desconocido en @goldman que ha contribuido muchísimo a la compañía en los últimos años”.


Foto: AP

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.


Los fundadores son importantes pero el equipo es lo que realmente importa. Es una reflexión del conocido inversor en tecnología Fred Wilson a raíz de un post del co-fundador de Twitter Evan Williams, que busca rebajar el halo que a veces se pone sobre los fundadores de las compañías.
Evan Williams:

“El papel de los fundadores en construir una compañía de éxito frecuentemente recibe una atención desmesurada. Hay cientos de personas en Twitter ahora, algunos han estado allí durante años y han jugado un papel crítico. Están aquellos que conoces por su nombre y otros que nunca has conocido individualmente pero que han contribuido el éxito de la compañía”.
“Fueron ellos los que, de forma colectiva, ayudaron a Twitter a evolucionar de un estrafalario niño pequeño con mucho potencial pero con demasiada atención a una operación que empieza a ser de primera categoría. Son ellos los que lo llevarán al siguiente nivel y nos sorprenderán a todos”.

Fred Wilson añade su visión también sobre el tema desde la perspectiva de uno de los inversores en startups con más éxito de los últimos años:

“Hay una cultura de celebridad que gira entorno a los fundadores en el negocio de la tecnología y los fundadores de Twitter no son una excepción. @Jack, @ev y @biz son celebridades y se lo merecen. Pero no puede construir una compañía solos, ni siquiera como un trío. Twitter tiene un casi fundador relativamente desconocido en @goldman que ha contribuido muchísimo a la compañía en los últimos años”.


Foto: AP

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las mentiras adelgazan
Basket Dudes: el primer juego multijugador gratuito de Bitoon Games
‘Cyber couture’: El modelazo que te pondrás mañana será solo un holograma
¿Habrá invasión de drones?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Esta conclusión parece poder aplicarse con toda lógica a casi cualquier compañía excepto a Apple y Steve Jobs, en quienes supongo que todos hemos pensado al leer este post, ¿a que sí?… Es asombrosa la influencia y la trascendencia interna y externa de su figura en el devenir de la firma, y más ahora que empiezan a preocuparse seriamente por su continuidad. ¿Nadie es imprescindible? Es –y será– un caso digno de estudio, sin duda.

  • Comentarios cerrados.