5 de diciembre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El extraño futuro de Basil Wolverton

5 de diciembre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

Hay planetas que conviene no visitar. Hay consecuencias interplanetarias para quien evade sus crímenes que no se pueden prever. Existen hombres que conocen las respuestas sobre el fin del mundo. La exquisita imaginación del ilustrador de ciencia ficción Basil Wolverton se puede ver en estas páginas, secuencias interiores de su serie Weird Tales of the Future, editadas en los años 50. A lo largo de su carrera, Wolverton trabajó para Mad y la editorial Marvel. Puedes leer más páginas interiores aquí.

Lo curioso de Wolverton es que fue un pastor de un secta llamada Radio Church of God. A lo largo de su carrera dibujo más de 500 ilustraciones inspirados en el antiguo testamento, según un artículo de Glendora Church.

Para el creador de MAD, Harvey Kurtzman, Wolverton era odiado o amado, pero su estilo era inconfundible. “Para mí, Wolverton siempre tenía integridad, estilo e impacto… Nunca tomaba prestado de otros ni engañaba al público”.

Visto en: The Bristol Board

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

Hay planetas que conviene no visitar. Hay consecuencias interplanetarias para quien evade sus crímenes que no se pueden prever. Existen hombres que conocen las respuestas sobre el fin del mundo. La exquisita imaginación del ilustrador de ciencia ficción Basil Wolverton se puede ver en estas páginas, secuencias interiores de su serie Weird Tales of the Future, editadas en los años 50. A lo largo de su carrera, Wolverton trabajó para Mad y la editorial Marvel. Puedes leer más páginas interiores aquí.

Lo curioso de Wolverton es que fue un pastor de un secta llamada Radio Church of God. A lo largo de su carrera dibujo más de 500 ilustraciones inspirados en el antiguo testamento, según un artículo de Glendora Church.

Para el creador de MAD, Harvey Kurtzman, Wolverton era odiado o amado, pero su estilo era inconfundible. “Para mí, Wolverton siempre tenía integridad, estilo e impacto… Nunca tomaba prestado de otros ni engañaba al público”.

Visto en: The Bristol Board

Compártelo twitter facebook whatsapp
El vendedor de cerveza paquistaní que compite con la Sagrada Familia
La solución de Tesco contra las neveras vacías a la vuelta de las vacaciones
A mi perra le gusta Lola Flores
Tiene 27 años y ha viajado a todos los países del mundo: estas son sus conclusiones
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad