5 de diciembre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El extraño futuro de Basil Wolverton

5 de diciembre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hay planetas que conviene no visitar. Hay consecuencias interplanetarias para quien evade sus crímenes que no se pueden prever. Existen hombres que conocen las respuestas sobre el fin del mundo. La exquisita imaginación del ilustrador de ciencia ficción Basil Wolverton se puede ver en estas páginas, secuencias interiores de su serie Weird Tales of the Future, editadas en los años 50. A lo largo de su carrera, Wolverton trabajó para Mad y la editorial Marvel. Puedes leer más páginas interiores aquí.

Lo curioso de Wolverton es que fue un pastor de un secta llamada Radio Church of God. A lo largo de su carrera dibujo más de 500 ilustraciones inspirados en el antiguo testamento, según un artículo de Glendora Church.

Para el creador de MAD, Harvey Kurtzman, Wolverton era odiado o amado, pero su estilo era inconfundible. «Para mí, Wolverton siempre tenía integridad, estilo e impacto… Nunca tomaba prestado de otros ni engañaba al público».

Visto en: The Bristol Board

Hay planetas que conviene no visitar. Hay consecuencias interplanetarias para quien evade sus crímenes que no se pueden prever. Existen hombres que conocen las respuestas sobre el fin del mundo. La exquisita imaginación del ilustrador de ciencia ficción Basil Wolverton se puede ver en estas páginas, secuencias interiores de su serie Weird Tales of the Future, editadas en los años 50. A lo largo de su carrera, Wolverton trabajó para Mad y la editorial Marvel. Puedes leer más páginas interiores aquí.

Lo curioso de Wolverton es que fue un pastor de un secta llamada Radio Church of God. A lo largo de su carrera dibujo más de 500 ilustraciones inspirados en el antiguo testamento, según un artículo de Glendora Church.

Para el creador de MAD, Harvey Kurtzman, Wolverton era odiado o amado, pero su estilo era inconfundible. «Para mí, Wolverton siempre tenía integridad, estilo e impacto… Nunca tomaba prestado de otros ni engañaba al público».

Visto en: The Bristol Board

Compártelo twitter facebook whatsapp
Éxito para perdedores: un cómic sobre cómo emprender
Bolsas de plástico que conciencian sobre el consumismo en las playas de Río de Janeiro
Así eran los cruceros por dentro a principios del siglo XX
Apple y Picasso: la complicada búsqueda de la sencillez
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad