fbpx
4 de septiembre 2013    /   CINE/TV
por
 

El Joshua Tree de Charles Bergquist

4 de septiembre 2013    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Muchas veces nos cuesta situarnos en el mundo en el que vivimos. Tenemos claro que hay un pétreo suelo bajo nuestros pies pero, sobre todo, los que viven en las ciudades se olvidan de mirar hacia arriba. Quizá ese sea el motivo por el que las estrellas decidieron ocultarse a los urbanitas. Conviene de cuando en cuando adquirir conciencia de dónde estamos. El recorrido por el Joshua Tree de Charles Bergquist pone suelo y techo a nuestro espacio existencial.

No hace falta nada más que poner los pies lejos de la luz. Las estrellas surgen de donde no estaban y afloran con tal profusión que parecen construir una superficie casi sólida, un verdadero cielo protector e inspirador.

Bergquist comienza una serie de vídeos a los que denomina la Everyday Adventure. El de Joshua Tree no llega a los dos minutos y no necesita más que de la propia fuerza de un lugar con tanta historia que adereza con la lluvia de Perseidas del pasado mes de agosto.

Si estás lejos de la ciudad, mira al cielo esta noche y escúchate a ti mismo. Si te rodean los edificios, dale al play y disfruta del momento.

Muchas veces nos cuesta situarnos en el mundo en el que vivimos. Tenemos claro que hay un pétreo suelo bajo nuestros pies pero, sobre todo, los que viven en las ciudades se olvidan de mirar hacia arriba. Quizá ese sea el motivo por el que las estrellas decidieron ocultarse a los urbanitas. Conviene de cuando en cuando adquirir conciencia de dónde estamos. El recorrido por el Joshua Tree de Charles Bergquist pone suelo y techo a nuestro espacio existencial.

No hace falta nada más que poner los pies lejos de la luz. Las estrellas surgen de donde no estaban y afloran con tal profusión que parecen construir una superficie casi sólida, un verdadero cielo protector e inspirador.

Bergquist comienza una serie de vídeos a los que denomina la Everyday Adventure. El de Joshua Tree no llega a los dos minutos y no necesita más que de la propia fuerza de un lugar con tanta historia que adereza con la lluvia de Perseidas del pasado mes de agosto.

Si estás lejos de la ciudad, mira al cielo esta noche y escúchate a ti mismo. Si te rodean los edificios, dale al play y disfruta del momento.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Chomsky fosforito
‘Dirty Money’: Michael Corleone tenía razón
En marzo toca explorar el universo
La máquina que revolucionó las técnicas de impresión del siglo 20
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *