11 de septiembre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El lleno significado del vacío

11 de septiembre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Unas doscientas personas se presentan ante las puertas de la galería NC-arte en la ciudad de Bogotá (Colombia). El afamado creador internacional y Premio Nacional de Arte en Colombia 1994, Fernando Arias (1963), inaugura su nueva exposición llamada El País de los Demás (hasta el 6 de octubre). Dentro, su obra. Una sola pieza. El perímetro de cinta de museo que la rodea ocupa todo el contorno de la gran sala en la que se encuentra, dejando únicamente el pasillo justo para que los visitantes puedan observarla desde cualquier flanco. En la parte interior del espacio que delimita esa cinta: la nada más absoluta. Y todo el público queda maravillado.

El vacío también es un elemento de trabajo para el arte conceptual de hoy. En este caso, incluso la propia cinta de museo forma parte del plan. En un segundo vistazo los sorprendidos asistentes se han percatado de que el perímetro delimitado tiene la forma del mapa de Colombia. La nada, de pronto, perfila significado. Es el nuevo mensaje que quiere lanzar este artista comprometido con los temas sociales, el medio ambiente y las comunidades más desfavorecidas. En esta ocasión, la protesta va enfocada en contra de la desmesurada proliferación de minas que se ha dado en los últimos años en Colombia y el perjuicio que esto supone para la riqueza natural del país.

“Es un ejemplo más de cómo aquí los mismos cinco de siempre, los que están arriba, controlan y deciden sobre el futuro de esta nación sin contar con su gente” explica el artista. “La cinta representa el contorno de esa Colombia a la que no podemos acceder los colombianos. Dentro, hay un espacio en el que no vemos nada. Un agujero negro. El vacío. En poco tiempo, con lo que están haciendo, ya no sólo será que no nos dejen acceder, sino que realmente ya no quedará nada”.

Arias ha denominado Columbia a ese país que penosamente augura, nombre que escribe en una pared, sin inocencia ninguna, con el mismo tipo de letras que las de la marca Coca-Cola. “Se trata de la segunda parte de otra exposición que hice en la que denunciaba el problema del paramilitarismo, a la que llamé País PARA Quién. Esta segunda es una especie de respuesta a esa otra, por eso se llama El País de los Demás”.

El artífice, a pesar de haber expuesto sus trabajos en importantes colecciones y eventos a nivel mundial, tiene claro que el lugar que más le inspira es éste, su país natal. “Tenemos de todo y no nos sirve de nada”, se queja al tiempo. Cuenta que la idea de esta muestra se le ocurrió tras percibir la situación que vivía tanto el entorno natural como algunos habitantes de la región del Chocó, una gran zona minera, y también el lugar donde Arias, junto con otros escritores y artistas, elabora proyectos artísticos solidarios en la fundación que él mismo creó, Más Arte Más Acción, en su misma línea de compromiso.

En la planta de arriba de la galería donde expone este último trabajo, el creador ha colocado una proyección con los datos y la historia de la proliferación minera y su actual expansión. Junto al monitor unas letras dicen: “Santos declara 17,6 millones de hectáreas en amazonas y Chocó como reserva minera”. Justo alado, una gran vitrina negra que llega del techo al suelo contiene un pedazo de bronce con piedras preciosas y oro de 18 quilates incrustados. La pieza brilla con fuerza, aunque desubicada, en la esquina de esa colosal urna oscura. “Es la representación de cómo tratamos a este precioso país de grandes riquezas naturales. Ahí está, como esa pieza en la vitrina, tirado como una mierda en el suelo”.

Fin de la exposición y todo claro. Los dos pisos de vacío estaban repletos de sentido. La audiencia presente habla maravillas de la originalidad del autor y de su obra transparente. Resulta que la nada, sin quererlo, estaba llena de significado.

Unas doscientas personas se presentan ante las puertas de la galería NC-arte en la ciudad de Bogotá (Colombia). El afamado creador internacional y Premio Nacional de Arte en Colombia 1994, Fernando Arias (1963), inaugura su nueva exposición llamada El País de los Demás (hasta el 6 de octubre). Dentro, su obra. Una sola pieza. El perímetro de cinta de museo que la rodea ocupa todo el contorno de la gran sala en la que se encuentra, dejando únicamente el pasillo justo para que los visitantes puedan observarla desde cualquier flanco. En la parte interior del espacio que delimita esa cinta: la nada más absoluta. Y todo el público queda maravillado.

El vacío también es un elemento de trabajo para el arte conceptual de hoy. En este caso, incluso la propia cinta de museo forma parte del plan. En un segundo vistazo los sorprendidos asistentes se han percatado de que el perímetro delimitado tiene la forma del mapa de Colombia. La nada, de pronto, perfila significado. Es el nuevo mensaje que quiere lanzar este artista comprometido con los temas sociales, el medio ambiente y las comunidades más desfavorecidas. En esta ocasión, la protesta va enfocada en contra de la desmesurada proliferación de minas que se ha dado en los últimos años en Colombia y el perjuicio que esto supone para la riqueza natural del país.

“Es un ejemplo más de cómo aquí los mismos cinco de siempre, los que están arriba, controlan y deciden sobre el futuro de esta nación sin contar con su gente” explica el artista. “La cinta representa el contorno de esa Colombia a la que no podemos acceder los colombianos. Dentro, hay un espacio en el que no vemos nada. Un agujero negro. El vacío. En poco tiempo, con lo que están haciendo, ya no sólo será que no nos dejen acceder, sino que realmente ya no quedará nada”.

Arias ha denominado Columbia a ese país que penosamente augura, nombre que escribe en una pared, sin inocencia ninguna, con el mismo tipo de letras que las de la marca Coca-Cola. “Se trata de la segunda parte de otra exposición que hice en la que denunciaba el problema del paramilitarismo, a la que llamé País PARA Quién. Esta segunda es una especie de respuesta a esa otra, por eso se llama El País de los Demás”.

El artífice, a pesar de haber expuesto sus trabajos en importantes colecciones y eventos a nivel mundial, tiene claro que el lugar que más le inspira es éste, su país natal. “Tenemos de todo y no nos sirve de nada”, se queja al tiempo. Cuenta que la idea de esta muestra se le ocurrió tras percibir la situación que vivía tanto el entorno natural como algunos habitantes de la región del Chocó, una gran zona minera, y también el lugar donde Arias, junto con otros escritores y artistas, elabora proyectos artísticos solidarios en la fundación que él mismo creó, Más Arte Más Acción, en su misma línea de compromiso.

En la planta de arriba de la galería donde expone este último trabajo, el creador ha colocado una proyección con los datos y la historia de la proliferación minera y su actual expansión. Junto al monitor unas letras dicen: “Santos declara 17,6 millones de hectáreas en amazonas y Chocó como reserva minera”. Justo alado, una gran vitrina negra que llega del techo al suelo contiene un pedazo de bronce con piedras preciosas y oro de 18 quilates incrustados. La pieza brilla con fuerza, aunque desubicada, en la esquina de esa colosal urna oscura. “Es la representación de cómo tratamos a este precioso país de grandes riquezas naturales. Ahí está, como esa pieza en la vitrina, tirado como una mierda en el suelo”.

Fin de la exposición y todo claro. Los dos pisos de vacío estaban repletos de sentido. La audiencia presente habla maravillas de la originalidad del autor y de su obra transparente. Resulta que la nada, sin quererlo, estaba llena de significado.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Te comerías un bocata en esta plaza?
Sacándole punta a las cosas
Las extrañas parejas de la cocreación tecnológica
GIF y LSD forman una rima asonante
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Felicitaciones a Fedo artista y creador de esta obra que resalta la problematica de núestro pais.Una persona comprometida como nadie a tratar los temas relacionados con la injusticia socialy todo lo que esta conlleva.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *