fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
15 de noviembre 2012    /   BRANDED CONTENT
 

El minimalismo audaz de Emil Kozak

15 de noviembre 2012    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El diseñador Emil Kozak no entiende la vida sin el skate. Desde los 7 años la tabla ha marcado su vida y le ha nutrido de una cultura visual que hoy emplea en su trabajo comercial y artístico. Hace cinco años, el creativo danés cambió los fríos inviernos escandinavos por Barcelona y sigue llamando a la Ciudad Condal su casa. Entre sus trabajos más recientes está una colaboración con la línea de afeitadoras y recortadoras Braun cruZer. Hablamos con él para saber un poco más sobre su trayectoria.

(Advertorial)

¿Cómo te describirías en una frase?

Soy diseñador gráfico durante el día y artista en la noche.

¿Cuándo empezaste a hacer el arte?

Ha sido un proceso lento darme cuenta de que mi voz más potente es lo visual.

¿Cómo describirías tu arte a alguien que no lo conoce?

Naive, audaz, positivo y sencillo. Me encanta la simplicidad. Me gusta hablar lo más claro y preciso posible sobre un tema. Creo que la simplicidad lo consigue.

¿Cuáles han sido las claves de tu éxito? ¿Suerte? ¿Talento? ¿Perserverancia?

Una mezcla de todo. Creo que he tenido suerte de tener periodos largos de reflexión ininterrumpida. Especialmente en el periodo cuando me mudé a España desde mi Dinamarca natal. Me encontré frecuentemente en situaciones mirando hacia el techo debido a la barrera idiomática. Ahora hablo español con soltura.

¿Por qué empezaste trabajando con tablas de skate en vez de lienzos?

Empecé al mismo tiempo que comencé a hacer skate. Customizar tu tabla es algo común entre los skaters. Creo que el skate es algo muy creativo que te permite crear algo de la nada. Un skater ve un patio de recreo en el mismo lugar donde otros ven un aparcamiento vacío. Es como un mundo imaginario que puedes visitar cuando el real apesta.

¿Cuánto tiempo llevas haciendo skate?

Conseguí mi primera tabla con 7 años y la utilizaba en el salón de mis abuelos. A lo largo de mi adolescencia acabé obsesionado con el skate y pasé muchos años estudiando revistas, películas y haciendo skate en mi ciudad. Pero lo que realmente me cautivó fue la creatividad, el color, la música y todo la identidad visual. De ahí en adelante influyó en todas las facetas de mi vida y en mi forma de pensar.

¿Por qué vives en Barcelona? Dinos algo sobre tu estudio y la escena artística y skater allí…

Soy de una pequeña isla del sur de Dinamarca. De una ciudad llamada Maribo. Me mudé a España hace 5 años. Mi novia es de Valencia y quisimos vivir en un punto intermedio. Decidimos que Barcelona era adecuada por razones prácticas. El aeropuerto, su localización y el hecho de tener muchos amigos que ya viven en la ciudad ayudó también. La escena es bastante interesante aquí. Ocurren cosas constantemente.

Con mi estudio estoy enfocado en dirección de arte, identidad de marca, diseño gráfico, ilustración y comunicación para un número variado de clientes. El estudio fue creado en 2003 y hemos trabajado para un buen número de marcas conocidas en todo el mundo. Normalmente los clientes contactan conmigo porque quieren algo con una identidad visual potente con un toque contemporáneo. Creo diseño danés hecho en Barcelona.

¿Qué es lo que te inspira?

El skate, mi novia Alicia, la ciudad, la naturaleza, frases fuera de contexto, logos, tipografías, mi hermano, el ping pong, el surf, las guitarras, escribir a mano, la fotografía, los libros, la pintura, los garabatos, los animales, los niños, la cultura pop y practicamente todo entre medias.

¿Qué artistas admiras?

Me fascinan las personas creativas que tienen carreras que duran una vida. Personas como Milton Glaser, Man Ray, David Lynch o Herb Lubalin.

Dinos las últimas tres cosas que te has comprado.

El libro Niagara de Alec Soth, una olympus de los años 80 que me costó solo tres euros y una linterna.

¿Qué proyectos tienes en el futuro?

Estoy creando una marca de surf. Explora el fenómeno del localismo pero desde un ángulo distinto. En vez de que los surferos sean los locales, la madre naturaleza es la verdadera dueña de cada zona. Los humanos no son el centro del universo. La enseña es Locals Only. También hice recientemente una colaboración con Braun cruZer para una de sus líneas de producto. Puede parecer raro que yo trabajé con la gente de Braun, pero en realidad fue una combinación muy buena porque su trabajo también tiene mucho que ver con estilo de vida. Y además, me gusta mucho llevar barba.

¿Qué es lo que te hace más orgulloso?

Trabajar por mi cuenta y tener control sobre mi destino.

 

El diseñador Emil Kozak no entiende la vida sin el skate. Desde los 7 años la tabla ha marcado su vida y le ha nutrido de una cultura visual que hoy emplea en su trabajo comercial y artístico. Hace cinco años, el creativo danés cambió los fríos inviernos escandinavos por Barcelona y sigue llamando a la Ciudad Condal su casa. Entre sus trabajos más recientes está una colaboración con la línea de afeitadoras y recortadoras Braun cruZer. Hablamos con él para saber un poco más sobre su trayectoria.

(Advertorial)

¿Cómo te describirías en una frase?

Soy diseñador gráfico durante el día y artista en la noche.

¿Cuándo empezaste a hacer el arte?

Ha sido un proceso lento darme cuenta de que mi voz más potente es lo visual.

¿Cómo describirías tu arte a alguien que no lo conoce?

Naive, audaz, positivo y sencillo. Me encanta la simplicidad. Me gusta hablar lo más claro y preciso posible sobre un tema. Creo que la simplicidad lo consigue.

¿Cuáles han sido las claves de tu éxito? ¿Suerte? ¿Talento? ¿Perserverancia?

Una mezcla de todo. Creo que he tenido suerte de tener periodos largos de reflexión ininterrumpida. Especialmente en el periodo cuando me mudé a España desde mi Dinamarca natal. Me encontré frecuentemente en situaciones mirando hacia el techo debido a la barrera idiomática. Ahora hablo español con soltura.

¿Por qué empezaste trabajando con tablas de skate en vez de lienzos?

Empecé al mismo tiempo que comencé a hacer skate. Customizar tu tabla es algo común entre los skaters. Creo que el skate es algo muy creativo que te permite crear algo de la nada. Un skater ve un patio de recreo en el mismo lugar donde otros ven un aparcamiento vacío. Es como un mundo imaginario que puedes visitar cuando el real apesta.

¿Cuánto tiempo llevas haciendo skate?

Conseguí mi primera tabla con 7 años y la utilizaba en el salón de mis abuelos. A lo largo de mi adolescencia acabé obsesionado con el skate y pasé muchos años estudiando revistas, películas y haciendo skate en mi ciudad. Pero lo que realmente me cautivó fue la creatividad, el color, la música y todo la identidad visual. De ahí en adelante influyó en todas las facetas de mi vida y en mi forma de pensar.

¿Por qué vives en Barcelona? Dinos algo sobre tu estudio y la escena artística y skater allí…

Soy de una pequeña isla del sur de Dinamarca. De una ciudad llamada Maribo. Me mudé a España hace 5 años. Mi novia es de Valencia y quisimos vivir en un punto intermedio. Decidimos que Barcelona era adecuada por razones prácticas. El aeropuerto, su localización y el hecho de tener muchos amigos que ya viven en la ciudad ayudó también. La escena es bastante interesante aquí. Ocurren cosas constantemente.

Con mi estudio estoy enfocado en dirección de arte, identidad de marca, diseño gráfico, ilustración y comunicación para un número variado de clientes. El estudio fue creado en 2003 y hemos trabajado para un buen número de marcas conocidas en todo el mundo. Normalmente los clientes contactan conmigo porque quieren algo con una identidad visual potente con un toque contemporáneo. Creo diseño danés hecho en Barcelona.

¿Qué es lo que te inspira?

El skate, mi novia Alicia, la ciudad, la naturaleza, frases fuera de contexto, logos, tipografías, mi hermano, el ping pong, el surf, las guitarras, escribir a mano, la fotografía, los libros, la pintura, los garabatos, los animales, los niños, la cultura pop y practicamente todo entre medias.

¿Qué artistas admiras?

Me fascinan las personas creativas que tienen carreras que duran una vida. Personas como Milton Glaser, Man Ray, David Lynch o Herb Lubalin.

Dinos las últimas tres cosas que te has comprado.

El libro Niagara de Alec Soth, una olympus de los años 80 que me costó solo tres euros y una linterna.

¿Qué proyectos tienes en el futuro?

Estoy creando una marca de surf. Explora el fenómeno del localismo pero desde un ángulo distinto. En vez de que los surferos sean los locales, la madre naturaleza es la verdadera dueña de cada zona. Los humanos no son el centro del universo. La enseña es Locals Only. También hice recientemente una colaboración con Braun cruZer para una de sus líneas de producto. Puede parecer raro que yo trabajé con la gente de Braun, pero en realidad fue una combinación muy buena porque su trabajo también tiene mucho que ver con estilo de vida. Y además, me gusta mucho llevar barba.

¿Qué es lo que te hace más orgulloso?

Trabajar por mi cuenta y tener control sobre mi destino.

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ernesto Castro: «El trap es un fenómeno de gente que quiere volver a sentirse joven»
Elías e Ignacio: música española que funciona igual en el Matadero que en un centro de la tercera edad de Bankia
Elige muebles que te saquen sonrisas
Lo que dice de nosotros nuestra forma de escribir e-mails  
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *