15 de agosto 2012    /   CINE/TV
por
 

El mundial de la siesta

15 de agosto 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Todos los años se celebra el mundial de la siesta. Un evento global que por ahora solo han ganado nacionalidades latinas pero que cada vez más atrae a concursantes de todo el mundo. «Este año hubo un número de peticiones récord para participar», explica el locutor de este vídeo, que recoge CR Blog.

«Los atletas de la siesta se juzgan por su habilidad para dormir y mantenerse dormidos». Tienen que pasar duras pruebas seguir durmiendo tras ser sometidos al ruido de campanas, recibir bofetadas y hasta mantener el sueño montados en burros. Por lo divertido que parezca, este evento no existe. Es un invento del canal de comedia Comedy Central para anunciar su entrada en latinoamérica.

«Mi trabajo es determinar cuándo un participante está dormido o está mintiendo», explica Francisca Aguilar, la implacable jueza de la prueba que se encarga de comprobarlo en persona.

«Viendo la final queda claro que la siesta ha sido malinterpretada durante toda nuestra historia. No tiene nada que ver con vaguería, la siesta ha demostrado ser un trabajo duro», concluye el vídeo.

Créditos: Wieden + Kennedy Sao Paulo

Todos los años se celebra el mundial de la siesta. Un evento global que por ahora solo han ganado nacionalidades latinas pero que cada vez más atrae a concursantes de todo el mundo. «Este año hubo un número de peticiones récord para participar», explica el locutor de este vídeo, que recoge CR Blog.

«Los atletas de la siesta se juzgan por su habilidad para dormir y mantenerse dormidos». Tienen que pasar duras pruebas seguir durmiendo tras ser sometidos al ruido de campanas, recibir bofetadas y hasta mantener el sueño montados en burros. Por lo divertido que parezca, este evento no existe. Es un invento del canal de comedia Comedy Central para anunciar su entrada en latinoamérica.

«Mi trabajo es determinar cuándo un participante está dormido o está mintiendo», explica Francisca Aguilar, la implacable jueza de la prueba que se encarga de comprobarlo en persona.

«Viendo la final queda claro que la siesta ha sido malinterpretada durante toda nuestra historia. No tiene nada que ver con vaguería, la siesta ha demostrado ser un trabajo duro», concluye el vídeo.

Créditos: Wieden + Kennedy Sao Paulo

Compártelo twitter facebook whatsapp
No es que no os tenga aprecio: Los vídeos de «me voy a la playa sin ningún remordimiento»
El hombre que no perdía los papeles… los lanzaba
Annie Atkins: la diseñadora gráfica de ‘Gran Hotel Budapest’
Un hombre pasará diez días contestando el teléfono en un remoto confín del mundo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad