18 de enero 2010    /   IDEAS
por
 

El mundo de Elagus: ¿La evolución?

18 de enero 2010    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

BANNER_MUNDOS

A simple vista la Tierra parece redonda. Bueno, exactamente, dicen que es una esfera achatada por los polos. Eso dijeron también los Pitagóricos en el siglo V a.c… y ya hasta nuestros días. Para mi, en cambio, la Tierra es más bien un cono imperfecto, con perdón.

Algo más parecido a un gorro de payaso, a un helado de chocolate caído en el suelo o incluso a una torre de Babel en la que se confunden las cosas, que al esferoide redondo y calvo que aparece en el Google Earth.

Arriba de ese cono están los de siempre, los que siempre estuvieron ahí: esos que mandan y ordenan; los que sermonean y presumen de tenerlo todo claro y los que serían capaces de cualquier cosa con tal de subir un escalón.

Y abajo estamos el resto: todos los que soportamos la farsa con sentido del humor y quienes nos sentimos libres a pesar de vivir tan apretujados.

Creo que fue Umbral el que contaba la anécdota de un poeta, al que un crítico le recriminó que comparara una flor con un precipicio.

El poeta simplemente le respondió: que para un poeta, una flor es lo que le da la gana que sea.

Pues eso.

BANNER PIRAMIDE 500

BANNER_MUNDOS

A simple vista la Tierra parece redonda. Bueno, exactamente, dicen que es una esfera achatada por los polos. Eso dijeron también los Pitagóricos en el siglo V a.c… y ya hasta nuestros días. Para mi, en cambio, la Tierra es más bien un cono imperfecto, con perdón.

Algo más parecido a un gorro de payaso, a un helado de chocolate caído en el suelo o incluso a una torre de Babel en la que se confunden las cosas, que al esferoide redondo y calvo que aparece en el Google Earth.

Arriba de ese cono están los de siempre, los que siempre estuvieron ahí: esos que mandan y ordenan; los que sermonean y presumen de tenerlo todo claro y los que serían capaces de cualquier cosa con tal de subir un escalón.

Y abajo estamos el resto: todos los que soportamos la farsa con sentido del humor y quienes nos sentimos libres a pesar de vivir tan apretujados.

Creo que fue Umbral el que contaba la anécdota de un poeta, al que un crítico le recriminó que comparara una flor con un precipicio.

El poeta simplemente le respondió: que para un poeta, una flor es lo que le da la gana que sea.

Pues eso.

BANNER PIRAMIDE 500

Compártelo twitter facebook whatsapp
Así han ido cambiando los logotipos de los partidos políticos españoles
El arte de la caña se remonta a Mesopotamia
Una pareja de arquitectos premiados por tener la cabeza en las nubes
Una cortina de naturaleza
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad