19 de abril 2014    /   DIGITAL
por
 

El narco mexicano tiene cuenta en Twitter

19 de abril 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

A través de una red social, una persona, por ejemplo en China, puede saber casi en tiempo real quién ha ganado un partido de fútbol en Guatemala, en España o en el Congo Belga. Del mismo modo una foto o una frase ingeniosa colgada en la red puede hacerse viral en cuestión de horas y dar vueltas y vueltas al planeta. El narco mexicano también ha comprendido las ventajas de estas herramientas. Un delito, unas cuantas palabras al teclado, y ya está servida la publicidad intimidatoria de su barbarie.
Un artículo del antropólogo e historiador Paul Eiss (Universidad de Carnegie Mellon, EE UU) publicado en la revista Latin American Perspectives desvela la nueva relación que los traficantes de México han adoptado con internet. Un modo de difusión de mensajes al que a menudo también se han sumado las fuerzas políticas o policiales para lanzar contramensajes. Según este investigador, los cárteles de droga utilizan los nuevos medios de difusión de información para comunicarse con las autoridades de un modo rápido, seguro y eficaz. El estudio de Eiss ha denominado a esta práctica la Narcomedia.
Según la investigación del estadounidenese la presencia de mensajes en Facebook y Twitter de personas relacionadas con el narco son cada vez más abundantes y operativas. Este tipo de medios no solo les proporciona un anonimato difícil de rastrear por las autoridades, sino que supone dejar de depender de los medios tradicionales, y al mismo tiempo, evitar los intermediarios a la hora de lanzar sus macabros mensajes a gobierno y ciudadanos. Del mismo modo los mensajes en dirección contraria también han encontrado su hueco siguiendo este método.
Uno de los ejemplos más ilustrativos que Eiss señala en el estudio es un suceso acontecido hace ahora cinco años, en diciembre del 2009, una época en la que la redes empezaban a hacerse masivamente populares en México. El capo de la droga Arturo Beltrán Leyva, alias El Barbas, La Muerte o Botas Blancas, era abatido en Cuernavaca por efectivos del ejército mexicano.
En aquella ocasión la imagen del cadáver del que fuera el máximo rival de Joaquín El Chapo Guzmán (líder del cártel de Sinaloa) aparecía en Twitter pocos minutos después de haber sido materializada la ejecución. Al cuerpo del fallecido se le habían bajado los pantalones y se había colocado una gran cantidad de billetes encima.
La gloria de la Marina mexicana quedaba inmortalizada y difundida en internet, un hecho que fue internacional y nacionalmente denunciado por muchos sectores políticos y cívicos.
Aunque no era la primera vez que la red era utilizada para dar gloria a un suceso de este tipo, sí se trataba de la primera vez que se volvía viral, según asegura Eiss, un hecho que el investigador marca como el inicio de la escalada exponencial de mensajes violentos y amenazas que los cárteles empezaron a subir a la red como contraofensiva.
Redes sociales, blogs, YouTube… a pesar de los esfuerzos de los dueños de estos sistemas para no permitir que se difundan libremente este tipo de mensajes e imágenes, su proliferación por parte las industrias ilegales ahora es masiva y poco se puede hacer para controlarlas. Al menos es imposible evitar que sus mensajes permanezcan siendo públicos el tiempo suficiente para ser vistos. Según estos expertos, la intención es sembrar miedo y respeto sin más esfuerzo que un clic. La guerra del narco ahora también se libra en caracteres.
* (Estudio visto en Código Espagueti)

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

A través de una red social, una persona, por ejemplo en China, puede saber casi en tiempo real quién ha ganado un partido de fútbol en Guatemala, en España o en el Congo Belga. Del mismo modo una foto o una frase ingeniosa colgada en la red puede hacerse viral en cuestión de horas y dar vueltas y vueltas al planeta. El narco mexicano también ha comprendido las ventajas de estas herramientas. Un delito, unas cuantas palabras al teclado, y ya está servida la publicidad intimidatoria de su barbarie.
Un artículo del antropólogo e historiador Paul Eiss (Universidad de Carnegie Mellon, EE UU) publicado en la revista Latin American Perspectives desvela la nueva relación que los traficantes de México han adoptado con internet. Un modo de difusión de mensajes al que a menudo también se han sumado las fuerzas políticas o policiales para lanzar contramensajes. Según este investigador, los cárteles de droga utilizan los nuevos medios de difusión de información para comunicarse con las autoridades de un modo rápido, seguro y eficaz. El estudio de Eiss ha denominado a esta práctica la Narcomedia.
Según la investigación del estadounidenese la presencia de mensajes en Facebook y Twitter de personas relacionadas con el narco son cada vez más abundantes y operativas. Este tipo de medios no solo les proporciona un anonimato difícil de rastrear por las autoridades, sino que supone dejar de depender de los medios tradicionales, y al mismo tiempo, evitar los intermediarios a la hora de lanzar sus macabros mensajes a gobierno y ciudadanos. Del mismo modo los mensajes en dirección contraria también han encontrado su hueco siguiendo este método.
Uno de los ejemplos más ilustrativos que Eiss señala en el estudio es un suceso acontecido hace ahora cinco años, en diciembre del 2009, una época en la que la redes empezaban a hacerse masivamente populares en México. El capo de la droga Arturo Beltrán Leyva, alias El Barbas, La Muerte o Botas Blancas, era abatido en Cuernavaca por efectivos del ejército mexicano.
En aquella ocasión la imagen del cadáver del que fuera el máximo rival de Joaquín El Chapo Guzmán (líder del cártel de Sinaloa) aparecía en Twitter pocos minutos después de haber sido materializada la ejecución. Al cuerpo del fallecido se le habían bajado los pantalones y se había colocado una gran cantidad de billetes encima.
La gloria de la Marina mexicana quedaba inmortalizada y difundida en internet, un hecho que fue internacional y nacionalmente denunciado por muchos sectores políticos y cívicos.
Aunque no era la primera vez que la red era utilizada para dar gloria a un suceso de este tipo, sí se trataba de la primera vez que se volvía viral, según asegura Eiss, un hecho que el investigador marca como el inicio de la escalada exponencial de mensajes violentos y amenazas que los cárteles empezaron a subir a la red como contraofensiva.
Redes sociales, blogs, YouTube… a pesar de los esfuerzos de los dueños de estos sistemas para no permitir que se difundan libremente este tipo de mensajes e imágenes, su proliferación por parte las industrias ilegales ahora es masiva y poco se puede hacer para controlarlas. Al menos es imposible evitar que sus mensajes permanezcan siendo públicos el tiempo suficiente para ser vistos. Según estos expertos, la intención es sembrar miedo y respeto sin más esfuerzo que un clic. La guerra del narco ahora también se libra en caracteres.
* (Estudio visto en Código Espagueti)

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una app para controlar el gasto de los gobernantes mexicanos
Solo el 7% de los alumnos terminan los cursos online. Aquí, algunas soluciones para retenerlos
Si tienes agorafobia, a lo mejor la fotografía puede ayudarte
Envía esto a tus grupos de WhatsApp para que dejen de ser una pesadilla
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • es un niño cuyos padres están ausentes, o muerto. Una definición legal que se usa en el privado EE.UU. es alguien a través de «la muerte o desaparición, abandono o deserción, o la separación o pérdida de ambos padres.» Su uso común es que los niños se refiere (o los animales jóvenes) que han perdido a ambos padres. Sobre esta base, las semi-huérfanos son aquellos que tienen un padre sigue vivo cedeño Euclid soy jose espinoza donado a esta fundación con el niño puede tener un buen futuro para el país representan provincial humanidad titular Venezuela Euclides jose espinoza banco cedeño número 0108001880100266073

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies