fbpx
15 de mayo 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El nuevo cuarto poder

15 de mayo 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Es probable que la crisis de la prensa haya recibido una atención desproporcionada. El sector que se dedica a informar está preocupado por su futuro y tiene el privilegio de contar con un altavoz para hacerlo a diferencia de por ejemplo las imprentas o los recreativos. En los márgenes de esta crisis existencial empiezan a surgir nuevas iniciativas que buscan suplir lo que muchos medios dejaron de hacer hace mucho tiempo. Mientras unos se alejan de la noción filosófica de la prensa como el cuarto poder cuyo cometido es vigilar a los que ostentan el poder, una nueva generación de organizaciones buscan cubrir este hueco o crear nuevos huecos. No están formados exclusivamente por periodistas. Son grupos de personas con aptitudes variadas que se unen para tratar e investigar temas muy concretos.

Tu Derecho a Saber pone a disposición de los ciudadanos una herramienta para hacer preguntas a los organismos públicos. ¿Dónde van mis impuestos? presenta en infografías detalladas la distribución de los impuestos en España. Proyecto Avizor vigila el comportamiento de los diputados en relación a cooperación exterior y le otorga puntos. Qué hacen los diputados trabaja para recabar y poner orden en toda la información sobre lo que hace cada uno de los diputados del Congreso.

Sueldospublicos.com es un diario digital que informa sobre el salario de los cargos públicos. Govern Obert es una plataforma valenciana que se dedica a promover la transparencia en las instituciones públicas. Parlio informa sobre la actividad parlamentaria en el País Vasco. TU2IS cubre el congreso de diputados huyendo del periodismo de declaraciones.

Graba tu Pleno se sale más aún de la definición de un medio tradicional. Este movimiento ciudadano amparado por el 15M ejerce un activismo de control ciudadano. Sus miembros visitan plenos municipales para exigir el derecho a grabarlos y colgarlos en internet amparados en un jurisprudencia que dicen que les ampara. Cuando no lo consiguen utilizan recursos legales para reclamar este derecho. Están convencidos que un control más estricto de las actuaciones de los gobiernos locales evitará repetir los desmanes del pasado que nos han llevado a la situación actual.

Cada organización trata temas muy específicos pero su labor vista de forma conjunta empieza a cubrir un espacio importante en temas relacionados con el control de la gestión pública. Centrarse en propuestas muy especializadas permite a cada uno cubrirlos con eficacia sin tener grandes presupuestos ni bonus millonarios para sus ejecutivos. Volvemos a las trincheras. Ha nacido un nuevo cuarto poder.

Hemos hablado con tres de estas organizaciones, Tu Derecho a Saber, Qué hacen los dipustados y Graba tu Pleno para que nos cuenten su experiencia.

¿Se está redefiniendo la noción del cuarto poder y su papel como guardián de aquellos que lo ostentan?

David Cabo (fundador de Tu Derecho a Saber y Civio):

El debate sobre el futuro del periodismo me viene grande, y no sé qué aspecto tendrá o debería tener dentro de unos años. Pero sí que parece que los medios están en una etapa de cambios, obligados por los nuevos formatos y la crisis de sus modelos de negocio tradicionales, basados en la publicidad, venta de ejemplares o subvenciones más o menos encubiertas. Creo que nadie sabe ahora mismo como hacer sostenible el periodismo de investigación o «servicio público», que es inevitablemente caro, pero hay que probar nuevas formulas (suscripciones, venta de aplicaciones o libros, donaciones, informes a medida…) hasta encontrar una que funcione.

Qué hacen los diputados:

Es pronto para decir que ahora son los ciudadanos los guardianes del poder. Aún nos falta mucha información, a pesar de la abundancia informativa que existe. Sin embargo, se están dando unas condiciones en las que medios alternativos e independientes a las empresas que cotizan en el IBEX deben tomar este papel.

Graba tu pleno:

Sin duda, el mundo está sufriendo una revolución en cuanto a control de la información. Desde la aparición de Internet la prensa tradicional no hace mas que perder audiencia. No la pierden porque Internet les haya pillado a transpié o no tengan medios o dinero para estar ahi, si no porque la prensa tradicional no estaba contando la verdad, no ejercían de cuarto poder, no podías contrastar. La gente empieza a necesitar noticias e información contrastable, sin filtrar o censurar y hacerse su propia opinión para luego pedir cuentas. Hasta hace unos años, para formarte tu propia opinión tenías que leer entre líneas la información que ofrecían los medios de masas. Y cada vez queremos mas información en todos los ámbitos.

Lo malo, que esto igual no dura mucho, el poder ya esta haciendo muchas leyes en todo el planeta para limitar este nuevo cuarto poder incontrolado. Leyes como la ley Sinde, ACTA, criminalizar páginas webs y personas por lo que hacen o organizan en la red. Si no puedes comprarlos acaba con ellos y si la ley no está de tu parte cámbiala.

¿Por qué surgen iniciativas como la vuestra? ¿Algo está fallando en la prensa tradicional? ¿Es una iniciativa que complementa el trabajo del periodismo tradicional o es una forma más actual y participativa de hacer periodismo?

DC:

La prensa tradicional está metida de lleno en un proceso de reducción de costes un tanto suicida, y los periodistas cada vez tienen menos tiempo para investigar los temas a fondo, o de dar a las noticias el contexto que necesitan, la presión del día a día lo impide. Además, bajo términos ahora de moda como los datos abiertos o periodismo de datos aparecen nuevas fuentes de datos, nuevas técnicas, nuevas formas de procesar y mostrar la información, que un gran medio tarda en asimilar.

Nosotros desde fuera tenemos la ventaja de ser más ágiles y de poder dedicar más tiempo a explicar un tema concreto o a hacer campaña por él. Tenemos además experiencia y conocimientos técnicos, queremos crear aplicaciones que la gente use regularmente, porque creemos que hay mucho valor en la colaboración entre periodistas e informáticos.

QHLD:

Falta educación democrática en el estado, en el gobierno, en la sociedad y en la prensa. La sociedad no pide transparencia ni información y delega toda la responsabilidad a otros. El Estado no publica toda la información, y a veces, cuando la publica, lo hace de forma poco transparente. El Gobierno no es transparente en los procesos de toma de decisiones, un simple ejemplo son los concursos públicos donde las empresas participantes no exigen conocer por qué sus ofertas han sido desestimadas. Y la prensa no ofrece lo que su público no le pide, o quizá su público ya no espera esa información. En general se ha fomentado la pasividad de la gente.

GTP:

Nacemos en la red, en un mundo donde los datos, fotos, audio y texto fluyen para que la gente opine, y piense. Desde nuestro punto de vista grabar un pleno no es una pelea entre un ciudadano y un alcalde. Es llevar la política local a nuestro mundo, donde podemos analizar, discutir, y opinar sobre lo que pasa en la política local sin tener que estar físicamente en los plenos, saltándonos la censura institucional que en muchas poblaciones se ejerce. En muchas poblaciones directamente está prohibido grabar, otros en los que muchas veces censuran los vídeos algo que también pasa con los medios de comunicación afines que publican sólo lo que previamente han pactado con el político de turno.

No se si lo que hacemos es periodismo, lo que si se es que los periodistas no hacen su trabajo. Donde queremos grabar plenos muchas veces hay periodistas, y casi nunca se publica lo que realmente pasa en los plenos, si no mas bien lo que ya tenían pactado. En los pueblos pequeños no suele haber prensa y si la hay vive de las ayudas que dan los ayuntamientos en publicidad. En graba tu pleno tenemos miembros que son de medios de comunicación no afines a los que no se les deja ejercer el periodismo, o hacerlo de forma efectiva, pues se da el caso de que dejan hacer fotos o escribir una crónica pero no grabar, porque un video vale mas que mil fotos.

¿Cómo ayudan las herramientas digitales a facilitar la participación ciudadana en estos procesos?

DC:

Con Twitter, Facebook, Google Docs y similares todo el proceso puede hacerse más transparente. Además la web – frente al papel – es un canal bidireccional, que permite interactuar con los lectores, aunque las secciones de comentarios tradicionales no sean un buen ejemplo de esto, acaban degenerando en spam e insultos si no se moderan bien. No hay una solución mágica, pero hay experimentos interesantes, tanto a nivel de periodismo (The Guardian lo intenta mucho) como de participación en temas políticos (Open Congress permite comentar los borradores de las leyes en Estados Unidos, por ejemplo).

En esta línea desde Civio escribimos un post para El País.

QHLD:

Las herramientas digitales en internet son un filón para la participación y colaboración ciudadana. Y creo que con los años lo serán mucho más. Es relativamente fácil lanzar un proyecto si se consiguen juntar tres o cuatro personas en la red con una idea similar, ganas e ilusión. No obstante creo que todavía falta cultura en este sentido, ya que por lo general se usa la red mucho más como plataforma de difusión que de colaboración. En lo que a política se refiere, tal vez muchas personas se abstengan de votar, pero pueden participar activamente en la red.

GTP:

En nuestro caso nos ayudan a conocernos, a no estar solos. Tal vez seas la única persona que quiere grabar plenos a tu alrededor, pero si buscas en internet hay miles como tu… Y obviamente la difusión, nos autodifundimos, la prensa habla mucho de nosotros, pero nosotros nos autodifundimos también sin la prensa, a traves de redes sociales, webs de noticias independientes, los buscadores. No existiríamos si dependieramos de la prensa y medios de comunicación para darnos a conocer.

¿Hay una redefinición de lo que significa ser el cuarto poder con las herramientas digitales? Ya no solo recurrimos al formato de un artículo. Existen muchos datos e información que se pueden compartir, intercambiar y representar de distintas formas y de forma participativa…

DC:

Por un lado los nuevos canales permiten usar nuevos formatos: un artículo ocupaba tantas palabras porque tiene que rellenar un cierto espacio en el papel, y un libro tenía tantas páginas porque el proceso de edición y distribución tenía ciertas restricciones y costes. Pero ahora es posible publicar un reportaje largo en formato e-book/Kindle Single a bajo precio, crear una aplicación web con los resultados de una investigación, mostrar una visualización, o hacer una narración interactiva en directo vía Twitter. Los medios están todavía buscando los nuevos formatos. Y la forma de hacer dinero con ellos, claro.

Por otro lado las herramientas digitales deberían permitir hacer más colaborativo y transparente el proceso de trabajo en sí: mostrar las partes que se quedan fuera del artículo, responder a preguntas de los lectores, o hacer públicos los datos obtenidos y las fuentes originales para que el lector pueda verificar la información y profundizar en ella. Quedan muchas cosas por probar.

QHLD:

Sí, hoy en día hay infinitas formas de ejercer de cuarto poder. Un ejemplo reciente muy interesante fue el anuncio de la subida del IVA para 2013. En Twitter, varios usuarios se encargaron de recordar, mediante retuits, declaraciones pasadas de políticos del PP en las que se mostraban completamente en contra de subirlo. Estos retuits se difundieron masivamente y dichos gobernantes quedaron automáticamente retratados. Es decir, tenemos memoria y tenemos la mirada puesta en múltiples frentes. Esas herramientas facilitan que la información no muera y crezca.

¿Qué limitaciones encontráis a la hora de hacer viables vuestro proyecto? Una cosa es tener buenas intenciones pero otra que eso se traduzca en algo que funcione a largo plazo y sea sostenible…

DC:

Acabamos de empezar y nuestros recursos son muy limitados, son nuestros ahorros, lo cual es obviamente una limitación importante. Tenemos varias formas de financiación en mente, de las cuales una serían las donaciones, que funcionan bien en otros países. Las fundaciones en España suelen ser organizaciones partidistas o dedicadas a temas de ayuda al desarrollo, así que no resulta fácil explicar modelos como el de la Sunlight Foundation o ProPublica en Estados Unidos, por ejemplo, que son organizaciones no-partidistas y enfocadas en la transparencia y el periodismo de investigación.

En cuanto a limitaciones específicas en temas de «vigilancia» o «cuarto poder», en España no existe una cultura de la transparencia, más bien al contrario, hay una cierta sensación de impunidad desde la administración. La falta de una Ley de Acceso a la Información es una muestra de ello, y lamentablemente el borrador que ha propuesto el gobierno es demasiado débil.

QHLD:

La mayor dificultad es encontrar a personas que colaboren de forma comprometida. Las cuatro personas que estamos colaborando dedicamos todo el tiempo que podemos y vemos perfectamente viable el proyecto. La vida del @que_hacen será larga si conseguimos involucrar a más ciudadanos que quieran colaborar de forma altruista como nosotros. O eso o monetizar el proyecto vía crowdfunding.

GTP:

Ninguna. Nuestro proyecto es viable, funciona, ya hemos cambiado muchos ayuntamientos, ya hemos ganado, y solo nos queda ganar mucho mas. La ley está de nuestra parte, ahora toca hacerlo saber a todos y cada uno de los ayuntamientos de España, tal vez una ley a nivel estatal, pero ya tenemos sentencias favorables, manifestaciones del defensor del pueblo andaluz y alcaldes y alcaldesas que han entrado en razón.

Ahora mismo hay muchas iniciativas que apuntan en la misma dirección que vosotros pero están bastante disgregadas. ¿No es mejor intentar unirse para ser más efectivos?

DC:

No sé exactamente a qué otras iniciativas te refieres, pero en general estamos abiertos a la colaboración, claro. De hecho para nosotros, que no tenemos recursos, es fundamental: tanto tuderechoasaber.es como dondevanmisimpuestos.es se basan en proyectos de código abierto de mySociety y la Open Knowledge Foundation respectivamente. Todo lo que hacemos nosotros, tanto código como contenido, lo publicamos con licencias abiertas.

En esto de intentar unirse el movimiento se demuestra andando, y Civio ya es en sí una unión de personas con distintos proyectos que nos hemos centrado en aquello que nos une y nos motiva más. Por nuestra parte estamos completamente abiertos a explorar posibles colaboraciones – tradicionales o más imaginativas – con gente y proyectos con los que compartamos visión.

QHLD:

Nosotros no descartamos unir esfuerzos, pero existen muchos «especialistas» en distintos aspectos de la ‘vigilancia’ al trabajo de lo políticos. Es normal que las personas quieran permanecer en su área de interés. Quizás poco a poco vayamos intercambiando información y pueda consultarse todo en todas partes. Al final sabemos que cada persona tiene unas fuentes para informarse y con lo infinito que es internet no llega siempre todo.

GTP:

Todo lo contrario, cuantas mas iniciativas y mas centradas en pequeños objetivos mas efectivas son. Además en otras iniciativas somos parte algunos miembros, y viceversa con lo que hay un feedback continuo. Estamos en contacto con movimientos del 15M, partidos políticos, otras iniciativas de Open Goverment, medios de comunicación. Internet no disgrega mas bien une. Graba tu Pleno surge de la union de otras personas y grupos que apuntaban en nuestra misma direccion que estábamos disgregados.

¿Dónde acaba el periodismo y empieza al activismo? 

DC:

El periodista solía tener el monopolio de la distribución de la información, pero esto ya no es así. Esto hace que el periodismo esté intentando definir mejor su función en la sociedad: ¿es el verificar los hechos? ¿el dar contexto a la información? ¿filtrar la marea de datos? ¿el actuar de contrapoder frente al gobierno? ¿abandonar la neutralidad y adoptar abiertamente una postura activista en ciertos temas? Personalmente no lo tengo claro, puede que un poco de todo y siempre con la ayuda del resto de la sociedad. Hay un ensayo de Jonathan Stray sobre este nuevo «ecosistema digital» que merece la pena leer: «What should the digital public sphere do

QHLD:

Creo que hoy en día van bastante unidos. Muchos medios de comunicación respaldan sus noticias con vídeos grabados por ciudadanos con sus móviles, incluso empiezan a ser noticia las conversaciones en Twitter u otros medios entre usuarios de la red con personas de interés periodístico.

GTP:

En un primer momento solo pretendemos tener la posibilidad de contar lo que pasa en un sitio donde cualquier persona puede ir y ver lo que pasa por si mismos. Es algo totalmente legal, sencillo, aburrido, ir a ver lo que pasa en un ayuntamiento, al igual que grabarlo. Son los propios políticos los que abusan del poder delante de los ciudadanos descaradamente, sin ocultarse. Solo que hasta ahora esos plenos estaban vacíos, ahora el problema es que con que vaya una persona y grabe lo ven cientos, o miles… supongo que si las leyes cambian para prohibir hacer lo que hacemos sería una batalla activista, pero ahora mismo, y como dicen muchos jueces. es casi una obligación ciudadana retransmitir al resto de ciudadanos lo que pasa en los ayuntamientos.

Por ejemplo una subida de sueldo de un alcalde. Hay alcaldes que se suben los sueldos en los plenos hasta cobrar casi o mas que ministros y presidentes del gobierno. Tu puedes ir a verlo pero si lo grabas y lo compartes esa aberración queda muy evidente. Luego va el activismo que con esta información genera opinión publica y actúa. Es mas yo llamaría activistas a los políticos que no dejan grabar los plenos que quieren cambiar la ley para que no dejen grabar o que en sus fantasías de poder se inventan las leyes para no dejar grabar.

Foto: Open Source Way lic. CC, Open Source Way lic. CC

 

 

Es probable que la crisis de la prensa haya recibido una atención desproporcionada. El sector que se dedica a informar está preocupado por su futuro y tiene el privilegio de contar con un altavoz para hacerlo a diferencia de por ejemplo las imprentas o los recreativos. En los márgenes de esta crisis existencial empiezan a surgir nuevas iniciativas que buscan suplir lo que muchos medios dejaron de hacer hace mucho tiempo. Mientras unos se alejan de la noción filosófica de la prensa como el cuarto poder cuyo cometido es vigilar a los que ostentan el poder, una nueva generación de organizaciones buscan cubrir este hueco o crear nuevos huecos. No están formados exclusivamente por periodistas. Son grupos de personas con aptitudes variadas que se unen para tratar e investigar temas muy concretos.

Tu Derecho a Saber pone a disposición de los ciudadanos una herramienta para hacer preguntas a los organismos públicos. ¿Dónde van mis impuestos? presenta en infografías detalladas la distribución de los impuestos en España. Proyecto Avizor vigila el comportamiento de los diputados en relación a cooperación exterior y le otorga puntos. Qué hacen los diputados trabaja para recabar y poner orden en toda la información sobre lo que hace cada uno de los diputados del Congreso.

Sueldospublicos.com es un diario digital que informa sobre el salario de los cargos públicos. Govern Obert es una plataforma valenciana que se dedica a promover la transparencia en las instituciones públicas. Parlio informa sobre la actividad parlamentaria en el País Vasco. TU2IS cubre el congreso de diputados huyendo del periodismo de declaraciones.

Graba tu Pleno se sale más aún de la definición de un medio tradicional. Este movimiento ciudadano amparado por el 15M ejerce un activismo de control ciudadano. Sus miembros visitan plenos municipales para exigir el derecho a grabarlos y colgarlos en internet amparados en un jurisprudencia que dicen que les ampara. Cuando no lo consiguen utilizan recursos legales para reclamar este derecho. Están convencidos que un control más estricto de las actuaciones de los gobiernos locales evitará repetir los desmanes del pasado que nos han llevado a la situación actual.

Cada organización trata temas muy específicos pero su labor vista de forma conjunta empieza a cubrir un espacio importante en temas relacionados con el control de la gestión pública. Centrarse en propuestas muy especializadas permite a cada uno cubrirlos con eficacia sin tener grandes presupuestos ni bonus millonarios para sus ejecutivos. Volvemos a las trincheras. Ha nacido un nuevo cuarto poder.

Hemos hablado con tres de estas organizaciones, Tu Derecho a Saber, Qué hacen los dipustados y Graba tu Pleno para que nos cuenten su experiencia.

¿Se está redefiniendo la noción del cuarto poder y su papel como guardián de aquellos que lo ostentan?

David Cabo (fundador de Tu Derecho a Saber y Civio):

El debate sobre el futuro del periodismo me viene grande, y no sé qué aspecto tendrá o debería tener dentro de unos años. Pero sí que parece que los medios están en una etapa de cambios, obligados por los nuevos formatos y la crisis de sus modelos de negocio tradicionales, basados en la publicidad, venta de ejemplares o subvenciones más o menos encubiertas. Creo que nadie sabe ahora mismo como hacer sostenible el periodismo de investigación o «servicio público», que es inevitablemente caro, pero hay que probar nuevas formulas (suscripciones, venta de aplicaciones o libros, donaciones, informes a medida…) hasta encontrar una que funcione.

Qué hacen los diputados:

Es pronto para decir que ahora son los ciudadanos los guardianes del poder. Aún nos falta mucha información, a pesar de la abundancia informativa que existe. Sin embargo, se están dando unas condiciones en las que medios alternativos e independientes a las empresas que cotizan en el IBEX deben tomar este papel.

Graba tu pleno:

Sin duda, el mundo está sufriendo una revolución en cuanto a control de la información. Desde la aparición de Internet la prensa tradicional no hace mas que perder audiencia. No la pierden porque Internet les haya pillado a transpié o no tengan medios o dinero para estar ahi, si no porque la prensa tradicional no estaba contando la verdad, no ejercían de cuarto poder, no podías contrastar. La gente empieza a necesitar noticias e información contrastable, sin filtrar o censurar y hacerse su propia opinión para luego pedir cuentas. Hasta hace unos años, para formarte tu propia opinión tenías que leer entre líneas la información que ofrecían los medios de masas. Y cada vez queremos mas información en todos los ámbitos.

Lo malo, que esto igual no dura mucho, el poder ya esta haciendo muchas leyes en todo el planeta para limitar este nuevo cuarto poder incontrolado. Leyes como la ley Sinde, ACTA, criminalizar páginas webs y personas por lo que hacen o organizan en la red. Si no puedes comprarlos acaba con ellos y si la ley no está de tu parte cámbiala.

¿Por qué surgen iniciativas como la vuestra? ¿Algo está fallando en la prensa tradicional? ¿Es una iniciativa que complementa el trabajo del periodismo tradicional o es una forma más actual y participativa de hacer periodismo?

DC:

La prensa tradicional está metida de lleno en un proceso de reducción de costes un tanto suicida, y los periodistas cada vez tienen menos tiempo para investigar los temas a fondo, o de dar a las noticias el contexto que necesitan, la presión del día a día lo impide. Además, bajo términos ahora de moda como los datos abiertos o periodismo de datos aparecen nuevas fuentes de datos, nuevas técnicas, nuevas formas de procesar y mostrar la información, que un gran medio tarda en asimilar.

Nosotros desde fuera tenemos la ventaja de ser más ágiles y de poder dedicar más tiempo a explicar un tema concreto o a hacer campaña por él. Tenemos además experiencia y conocimientos técnicos, queremos crear aplicaciones que la gente use regularmente, porque creemos que hay mucho valor en la colaboración entre periodistas e informáticos.

QHLD:

Falta educación democrática en el estado, en el gobierno, en la sociedad y en la prensa. La sociedad no pide transparencia ni información y delega toda la responsabilidad a otros. El Estado no publica toda la información, y a veces, cuando la publica, lo hace de forma poco transparente. El Gobierno no es transparente en los procesos de toma de decisiones, un simple ejemplo son los concursos públicos donde las empresas participantes no exigen conocer por qué sus ofertas han sido desestimadas. Y la prensa no ofrece lo que su público no le pide, o quizá su público ya no espera esa información. En general se ha fomentado la pasividad de la gente.

GTP:

Nacemos en la red, en un mundo donde los datos, fotos, audio y texto fluyen para que la gente opine, y piense. Desde nuestro punto de vista grabar un pleno no es una pelea entre un ciudadano y un alcalde. Es llevar la política local a nuestro mundo, donde podemos analizar, discutir, y opinar sobre lo que pasa en la política local sin tener que estar físicamente en los plenos, saltándonos la censura institucional que en muchas poblaciones se ejerce. En muchas poblaciones directamente está prohibido grabar, otros en los que muchas veces censuran los vídeos algo que también pasa con los medios de comunicación afines que publican sólo lo que previamente han pactado con el político de turno.

No se si lo que hacemos es periodismo, lo que si se es que los periodistas no hacen su trabajo. Donde queremos grabar plenos muchas veces hay periodistas, y casi nunca se publica lo que realmente pasa en los plenos, si no mas bien lo que ya tenían pactado. En los pueblos pequeños no suele haber prensa y si la hay vive de las ayudas que dan los ayuntamientos en publicidad. En graba tu pleno tenemos miembros que son de medios de comunicación no afines a los que no se les deja ejercer el periodismo, o hacerlo de forma efectiva, pues se da el caso de que dejan hacer fotos o escribir una crónica pero no grabar, porque un video vale mas que mil fotos.

¿Cómo ayudan las herramientas digitales a facilitar la participación ciudadana en estos procesos?

DC:

Con Twitter, Facebook, Google Docs y similares todo el proceso puede hacerse más transparente. Además la web – frente al papel – es un canal bidireccional, que permite interactuar con los lectores, aunque las secciones de comentarios tradicionales no sean un buen ejemplo de esto, acaban degenerando en spam e insultos si no se moderan bien. No hay una solución mágica, pero hay experimentos interesantes, tanto a nivel de periodismo (The Guardian lo intenta mucho) como de participación en temas políticos (Open Congress permite comentar los borradores de las leyes en Estados Unidos, por ejemplo).

En esta línea desde Civio escribimos un post para El País.

QHLD:

Las herramientas digitales en internet son un filón para la participación y colaboración ciudadana. Y creo que con los años lo serán mucho más. Es relativamente fácil lanzar un proyecto si se consiguen juntar tres o cuatro personas en la red con una idea similar, ganas e ilusión. No obstante creo que todavía falta cultura en este sentido, ya que por lo general se usa la red mucho más como plataforma de difusión que de colaboración. En lo que a política se refiere, tal vez muchas personas se abstengan de votar, pero pueden participar activamente en la red.

GTP:

En nuestro caso nos ayudan a conocernos, a no estar solos. Tal vez seas la única persona que quiere grabar plenos a tu alrededor, pero si buscas en internet hay miles como tu… Y obviamente la difusión, nos autodifundimos, la prensa habla mucho de nosotros, pero nosotros nos autodifundimos también sin la prensa, a traves de redes sociales, webs de noticias independientes, los buscadores. No existiríamos si dependieramos de la prensa y medios de comunicación para darnos a conocer.

¿Hay una redefinición de lo que significa ser el cuarto poder con las herramientas digitales? Ya no solo recurrimos al formato de un artículo. Existen muchos datos e información que se pueden compartir, intercambiar y representar de distintas formas y de forma participativa…

DC:

Por un lado los nuevos canales permiten usar nuevos formatos: un artículo ocupaba tantas palabras porque tiene que rellenar un cierto espacio en el papel, y un libro tenía tantas páginas porque el proceso de edición y distribución tenía ciertas restricciones y costes. Pero ahora es posible publicar un reportaje largo en formato e-book/Kindle Single a bajo precio, crear una aplicación web con los resultados de una investigación, mostrar una visualización, o hacer una narración interactiva en directo vía Twitter. Los medios están todavía buscando los nuevos formatos. Y la forma de hacer dinero con ellos, claro.

Por otro lado las herramientas digitales deberían permitir hacer más colaborativo y transparente el proceso de trabajo en sí: mostrar las partes que se quedan fuera del artículo, responder a preguntas de los lectores, o hacer públicos los datos obtenidos y las fuentes originales para que el lector pueda verificar la información y profundizar en ella. Quedan muchas cosas por probar.

QHLD:

Sí, hoy en día hay infinitas formas de ejercer de cuarto poder. Un ejemplo reciente muy interesante fue el anuncio de la subida del IVA para 2013. En Twitter, varios usuarios se encargaron de recordar, mediante retuits, declaraciones pasadas de políticos del PP en las que se mostraban completamente en contra de subirlo. Estos retuits se difundieron masivamente y dichos gobernantes quedaron automáticamente retratados. Es decir, tenemos memoria y tenemos la mirada puesta en múltiples frentes. Esas herramientas facilitan que la información no muera y crezca.

¿Qué limitaciones encontráis a la hora de hacer viables vuestro proyecto? Una cosa es tener buenas intenciones pero otra que eso se traduzca en algo que funcione a largo plazo y sea sostenible…

DC:

Acabamos de empezar y nuestros recursos son muy limitados, son nuestros ahorros, lo cual es obviamente una limitación importante. Tenemos varias formas de financiación en mente, de las cuales una serían las donaciones, que funcionan bien en otros países. Las fundaciones en España suelen ser organizaciones partidistas o dedicadas a temas de ayuda al desarrollo, así que no resulta fácil explicar modelos como el de la Sunlight Foundation o ProPublica en Estados Unidos, por ejemplo, que son organizaciones no-partidistas y enfocadas en la transparencia y el periodismo de investigación.

En cuanto a limitaciones específicas en temas de «vigilancia» o «cuarto poder», en España no existe una cultura de la transparencia, más bien al contrario, hay una cierta sensación de impunidad desde la administración. La falta de una Ley de Acceso a la Información es una muestra de ello, y lamentablemente el borrador que ha propuesto el gobierno es demasiado débil.

QHLD:

La mayor dificultad es encontrar a personas que colaboren de forma comprometida. Las cuatro personas que estamos colaborando dedicamos todo el tiempo que podemos y vemos perfectamente viable el proyecto. La vida del @que_hacen será larga si conseguimos involucrar a más ciudadanos que quieran colaborar de forma altruista como nosotros. O eso o monetizar el proyecto vía crowdfunding.

GTP:

Ninguna. Nuestro proyecto es viable, funciona, ya hemos cambiado muchos ayuntamientos, ya hemos ganado, y solo nos queda ganar mucho mas. La ley está de nuestra parte, ahora toca hacerlo saber a todos y cada uno de los ayuntamientos de España, tal vez una ley a nivel estatal, pero ya tenemos sentencias favorables, manifestaciones del defensor del pueblo andaluz y alcaldes y alcaldesas que han entrado en razón.

Ahora mismo hay muchas iniciativas que apuntan en la misma dirección que vosotros pero están bastante disgregadas. ¿No es mejor intentar unirse para ser más efectivos?

DC:

No sé exactamente a qué otras iniciativas te refieres, pero en general estamos abiertos a la colaboración, claro. De hecho para nosotros, que no tenemos recursos, es fundamental: tanto tuderechoasaber.es como dondevanmisimpuestos.es se basan en proyectos de código abierto de mySociety y la Open Knowledge Foundation respectivamente. Todo lo que hacemos nosotros, tanto código como contenido, lo publicamos con licencias abiertas.

En esto de intentar unirse el movimiento se demuestra andando, y Civio ya es en sí una unión de personas con distintos proyectos que nos hemos centrado en aquello que nos une y nos motiva más. Por nuestra parte estamos completamente abiertos a explorar posibles colaboraciones – tradicionales o más imaginativas – con gente y proyectos con los que compartamos visión.

QHLD:

Nosotros no descartamos unir esfuerzos, pero existen muchos «especialistas» en distintos aspectos de la ‘vigilancia’ al trabajo de lo políticos. Es normal que las personas quieran permanecer en su área de interés. Quizás poco a poco vayamos intercambiando información y pueda consultarse todo en todas partes. Al final sabemos que cada persona tiene unas fuentes para informarse y con lo infinito que es internet no llega siempre todo.

GTP:

Todo lo contrario, cuantas mas iniciativas y mas centradas en pequeños objetivos mas efectivas son. Además en otras iniciativas somos parte algunos miembros, y viceversa con lo que hay un feedback continuo. Estamos en contacto con movimientos del 15M, partidos políticos, otras iniciativas de Open Goverment, medios de comunicación. Internet no disgrega mas bien une. Graba tu Pleno surge de la union de otras personas y grupos que apuntaban en nuestra misma direccion que estábamos disgregados.

¿Dónde acaba el periodismo y empieza al activismo? 

DC:

El periodista solía tener el monopolio de la distribución de la información, pero esto ya no es así. Esto hace que el periodismo esté intentando definir mejor su función en la sociedad: ¿es el verificar los hechos? ¿el dar contexto a la información? ¿filtrar la marea de datos? ¿el actuar de contrapoder frente al gobierno? ¿abandonar la neutralidad y adoptar abiertamente una postura activista en ciertos temas? Personalmente no lo tengo claro, puede que un poco de todo y siempre con la ayuda del resto de la sociedad. Hay un ensayo de Jonathan Stray sobre este nuevo «ecosistema digital» que merece la pena leer: «What should the digital public sphere do

QHLD:

Creo que hoy en día van bastante unidos. Muchos medios de comunicación respaldan sus noticias con vídeos grabados por ciudadanos con sus móviles, incluso empiezan a ser noticia las conversaciones en Twitter u otros medios entre usuarios de la red con personas de interés periodístico.

GTP:

En un primer momento solo pretendemos tener la posibilidad de contar lo que pasa en un sitio donde cualquier persona puede ir y ver lo que pasa por si mismos. Es algo totalmente legal, sencillo, aburrido, ir a ver lo que pasa en un ayuntamiento, al igual que grabarlo. Son los propios políticos los que abusan del poder delante de los ciudadanos descaradamente, sin ocultarse. Solo que hasta ahora esos plenos estaban vacíos, ahora el problema es que con que vaya una persona y grabe lo ven cientos, o miles… supongo que si las leyes cambian para prohibir hacer lo que hacemos sería una batalla activista, pero ahora mismo, y como dicen muchos jueces. es casi una obligación ciudadana retransmitir al resto de ciudadanos lo que pasa en los ayuntamientos.

Por ejemplo una subida de sueldo de un alcalde. Hay alcaldes que se suben los sueldos en los plenos hasta cobrar casi o mas que ministros y presidentes del gobierno. Tu puedes ir a verlo pero si lo grabas y lo compartes esa aberración queda muy evidente. Luego va el activismo que con esta información genera opinión publica y actúa. Es mas yo llamaría activistas a los políticos que no dejan grabar los plenos que quieren cambiar la ley para que no dejen grabar o que en sus fantasías de poder se inventan las leyes para no dejar grabar.

Foto: Open Source Way lic. CC, Open Source Way lic. CC

 

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un chino se corta una mano para curar su adicción a internet
El origen de los dichos: Pagar el pato
Jugando a montar muebles de Ikea (sin las instrucciones)
Música compuesta con excrementos de pájaro
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 34
  • Este tipo de iniciativas es una señal de que los medios informativos deben evolucionar y reinventarse cuanto antes.

  • yo creo que la madre del cordero es que actualmente hay más gente buena que buenos puestos de trabajo, y aunque sea una putada, todos nos beneficiamos de ello. por ej. antes los medios de más prestigio podían permitirse elegir a los mejores estudiantes y tenerlos de becarios 10 años con la promesa de un puesto en la redacción. ahora se ha juntado que en la redacción hay menos puestos que nunca, por lo que muchos profesionales han tenido que buscarse la vida, y que para los nuevos ya no es necesario pasar por el aro si quieren cumplir sus expectativas profesionales. y esto aplica a todo: abogados, publicistas, ingenieros, arquitectos… las empresas que en su día fueron punteras han dejado ir el talento que tenían y no son atractivas para el nuevo. su drama es que unos y otros vienen, igual no a enterrarlos, pero sí a quedarse con una buena parte del pastel.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *