2 de agosto 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El Pantone humano de Angélica Dass

2 de agosto 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

Viene de una familia “muy mezclada”, por lo que siempre ha estado rodeada de diversas tonalidades de piel. Y cuando dejó Brasil para viajar a España, Angélica Dass siguió comprobando la gran variedad de gamas de color humano.

“Comencé a reflexionar sobre nuestros códigos lingüísticos y los prejuicios sobre el hecho de ser ‘de color’, ‘blancos’, ‘negros’… Entonces, decidí dar una vuelta de tuerca en busca de la realidad de nuestros colores”.

Surgió así humanae, un inventario cromático humano. Para elaborarlo, Dass comenzó a fotografiar a distintas personas y a teñir el fondo de la imagen del tono exacto de la piel a partir de una muestra de 11×11 pixeles del rostro de las personas retratadas. A cada tonalidad le dotó de un código alfanumérico a fin de clasificarlas con un sistema similar al de las guías Pantone.

Los primeros modelos fueron miembros de esa”familia de mezclas” que es la suya. “Luego amplié a algunos amigos que se sintieron con ganas de participar. Más tarde hubo un par de convocatorias abiertas, en el festival Rojo Nova en la galería Mite de Barcelona y en un festival artístico en el Campo de la Cebada en Madrid, donde más gente decidió acercarse y participar”.

Porque, ante todo, Angélica asegura que se planteó el proyecto “no como una cacería de colores sino como una invitación para que la gente empatizara con la idea sutil que hay detrás y me ofreciera todo su color. Es un intercambio y un proyecto muy humano porque sobre todas las cosas, son retratos de personas, con toda la belleza de nuestra variedad, fragilidad, empatía, generosidad, profunda humanidad…”

De momento, su paleta de colores alcanza los 250 (“aunque en la web solo he subido 150″). Pero humanae sigue creciendo: “Mi idea es poder viajar por el mundo para ampliar gamas, matices, grados, de todos los colores… y de todas las miradas”.

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

Viene de una familia “muy mezclada”, por lo que siempre ha estado rodeada de diversas tonalidades de piel. Y cuando dejó Brasil para viajar a España, Angélica Dass siguió comprobando la gran variedad de gamas de color humano.

“Comencé a reflexionar sobre nuestros códigos lingüísticos y los prejuicios sobre el hecho de ser ‘de color’, ‘blancos’, ‘negros’… Entonces, decidí dar una vuelta de tuerca en busca de la realidad de nuestros colores”.

Surgió así humanae, un inventario cromático humano. Para elaborarlo, Dass comenzó a fotografiar a distintas personas y a teñir el fondo de la imagen del tono exacto de la piel a partir de una muestra de 11×11 pixeles del rostro de las personas retratadas. A cada tonalidad le dotó de un código alfanumérico a fin de clasificarlas con un sistema similar al de las guías Pantone.

Los primeros modelos fueron miembros de esa”familia de mezclas” que es la suya. “Luego amplié a algunos amigos que se sintieron con ganas de participar. Más tarde hubo un par de convocatorias abiertas, en el festival Rojo Nova en la galería Mite de Barcelona y en un festival artístico en el Campo de la Cebada en Madrid, donde más gente decidió acercarse y participar”.

Porque, ante todo, Angélica asegura que se planteó el proyecto “no como una cacería de colores sino como una invitación para que la gente empatizara con la idea sutil que hay detrás y me ofreciera todo su color. Es un intercambio y un proyecto muy humano porque sobre todas las cosas, son retratos de personas, con toda la belleza de nuestra variedad, fragilidad, empatía, generosidad, profunda humanidad…”

De momento, su paleta de colores alcanza los 250 (“aunque en la web solo he subido 150″). Pero humanae sigue creciendo: “Mi idea es poder viajar por el mundo para ampliar gamas, matices, grados, de todos los colores… y de todas las miradas”.

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Doce miedos: el inicio de un libro configurable
Psicología de cine: así invaden tu cerebro las bandas sonoras
Y tú más: ¡Tonto!
¿Efectivo, tarjeta o tetas?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad