fbpx
29 de diciembre 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

El plato de tu hamburguesa sirve para barnizar tus puertas

29 de diciembre 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Un mexicano produce un promedio cercano a media tonelada de basura al año, «más o menos un kilo de basura al día», matiza la portavoz de Kitcel. Esta empresa mexicana en desarrollo pretende revertir la obsolescencia de todas esas cosas que «diariamente pasan por nuestras manos y acaban en la basura». ¿Y si los platos desechables en los que te sirven los tacos fueran más útiles para barnizar tu pared que para engordar un vertedero?
Estos emprendedores parten de la base de que existe un enemigo de la naturaleza que fácilmente podría convertirse en aliado. Y ellos saben cómo conseguirlo. El enemigo es el unicel, «un material problemático debido a su gran volumen, su poco reciclaje, y el gran espacio que ocupa como deshecho». Según la vocera, «600.000 toneladas de la basura que produce México son de este material en el que nos sirven nuestros tacos o nuestro atole en todos los lugares».
Kitcel es una empresa ideada «para transformar todo ese unicel en materia prima». A través de crowdfunding, su intención es lanzar la marca que ponga en marcha su modelo de negocio «rentable y sostenible». Como primer producto, ya tienen a disposición un barniz creado a partir de unicel, aunque esta «reutilizadora» promete que de hacerse realidad su firma, además de barniz harán de este residuo productos útiles como pinturas orgánicas, pegamentos, plastificado, papel o telares».
733c9313d9a46fd5deaa2ea674594ccd8b86b2ee
«El consumo desmedido de productos desechables es un sistema que perjudica la manera en la que vivimos, algo que supera las capacidades de la tierra para degradar materiales», explica la portavoz. «Necesitamos generar una solución a esta problemática, es indispensable empezar a crear iniciativas y empresas sustentables que aborden el problema de los residuos sólidos urbanos».
Por cada 500 kilogramos de barniz esta empresa podría conseguir reducir 412,5 kilogramos de CO2, según afirman. Su proceso de trabajo pasa por acopiar unicel, purificarlo, desintegrarlo con aguarrás y otros solventes de origen natural, y por último añadirle más componentes orgánicos que acaben de transformar los envases desechables en producto de bricolaje.
Su anuncio de financiación colectiva promete como regalos a los fondeadores las obras originales de tres importantes diseñadores mexicanos que se interesaron por este proyecto sostenible. Para los que prefieran ayudar sin dinero, hacen un llamamiento al público para que donen su basura unicel en los puntos donde están acopiando el deshecho (El Huerto Roma Verde, el área de Gestión Ambiental la Delegación Cuauhtemoc, la territorial Roma/ Condesa, o cada domingo en el Mercado el 100).
«Aunque todos deberíamos generar menos residuos, a veces se hace difícil no producirlos», dicen desde la empresa. «Nuestra misión es transformar esa basura en materia prima para general productos útiles para todos, ¿por qué simplemente hacerlos en la basura?».

05de3fdacac324ba63150bd66f79ee7e49ba758b
111
4f0b621b8b4e3aef6efcb45781ec2fa728eb7b27

Un mexicano produce un promedio cercano a media tonelada de basura al año, «más o menos un kilo de basura al día», matiza la portavoz de Kitcel. Esta empresa mexicana en desarrollo pretende revertir la obsolescencia de todas esas cosas que «diariamente pasan por nuestras manos y acaban en la basura». ¿Y si los platos desechables en los que te sirven los tacos fueran más útiles para barnizar tu pared que para engordar un vertedero?
Estos emprendedores parten de la base de que existe un enemigo de la naturaleza que fácilmente podría convertirse en aliado. Y ellos saben cómo conseguirlo. El enemigo es el unicel, «un material problemático debido a su gran volumen, su poco reciclaje, y el gran espacio que ocupa como deshecho». Según la vocera, «600.000 toneladas de la basura que produce México son de este material en el que nos sirven nuestros tacos o nuestro atole en todos los lugares».
Kitcel es una empresa ideada «para transformar todo ese unicel en materia prima». A través de crowdfunding, su intención es lanzar la marca que ponga en marcha su modelo de negocio «rentable y sostenible». Como primer producto, ya tienen a disposición un barniz creado a partir de unicel, aunque esta «reutilizadora» promete que de hacerse realidad su firma, además de barniz harán de este residuo productos útiles como pinturas orgánicas, pegamentos, plastificado, papel o telares».
733c9313d9a46fd5deaa2ea674594ccd8b86b2ee
«El consumo desmedido de productos desechables es un sistema que perjudica la manera en la que vivimos, algo que supera las capacidades de la tierra para degradar materiales», explica la portavoz. «Necesitamos generar una solución a esta problemática, es indispensable empezar a crear iniciativas y empresas sustentables que aborden el problema de los residuos sólidos urbanos».
Por cada 500 kilogramos de barniz esta empresa podría conseguir reducir 412,5 kilogramos de CO2, según afirman. Su proceso de trabajo pasa por acopiar unicel, purificarlo, desintegrarlo con aguarrás y otros solventes de origen natural, y por último añadirle más componentes orgánicos que acaben de transformar los envases desechables en producto de bricolaje.
Su anuncio de financiación colectiva promete como regalos a los fondeadores las obras originales de tres importantes diseñadores mexicanos que se interesaron por este proyecto sostenible. Para los que prefieran ayudar sin dinero, hacen un llamamiento al público para que donen su basura unicel en los puntos donde están acopiando el deshecho (El Huerto Roma Verde, el área de Gestión Ambiental la Delegación Cuauhtemoc, la territorial Roma/ Condesa, o cada domingo en el Mercado el 100).
«Aunque todos deberíamos generar menos residuos, a veces se hace difícil no producirlos», dicen desde la empresa. «Nuestra misión es transformar esa basura en materia prima para general productos útiles para todos, ¿por qué simplemente hacerlos en la basura?».

05de3fdacac324ba63150bd66f79ee7e49ba758b
111
4f0b621b8b4e3aef6efcb45781ec2fa728eb7b27

Compártelo twitter facebook whatsapp
Fivedreams: Cinco sueños sobre álbumes de vinilo
Cuidado con el perro pintado a mano
Ilustraciones que muestran los fantasmas de los escritores
Pla-Narbona: el hombre que quiso ser el mejor dibujante del mundo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *