5 de enero 2017    /   IDEAS
por
 

Las siglas no se pueden escribir en plural

5 de enero 2017    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Decían de él que era un tipo conservador hasta la médula. No le gustaban los cambios. Prefería que todo quedara igual por mucho que los tiempos cambiaran y las modas zarandearan los fondos de armario. Se mostraba tan poco favorable a los cambios que cuando era apenas un niño pidió a su madre que le comprara la ropa varias tallas más grande para evitar tener que cambiar el vestuario a medida que iba creciendo. Mientras el mundo se volvía diferente a su alrededor, él se mantenía firme en sus principios. Si algo funciona, decía, para qué cambiarlo. No era necesario. En política hacía lo mismo. Votaba siempre al mismo partido. Pero no por convicción, sino por fobia a que algo cambiara en su limitado mundo. Era un tipo tan tan tan conservador que jamás se echó novia para no variar su estado civil. Se cortaba el pelo siempre igual y comía siempre los mismos platos. Que el resto del universo mudara de aspecto y color le resultaba molesto. ¿Qué necesidad había de cambiar nada?

Podríamos aplicar esa fobia al cambio cuando hablamos del plural de las siglas y acrónimos. No son pocas las veces que vemos escrito *CD’s o *CDs cuando hablamos de varios Compact Disks. *SMS’s u *ONG’s son algunos ejemplos más. Las siglas se crean uniendo las iniciales de varias palabras y son invariables. No tienen plural escrito, aunque sí lo pronunciemos. De esta manera, por mucho que digamos /los zedés/ tendremos que escribirlo así: los CD. Lo mismo para las ONG, los SMS, los BOE o los PC.

De acuerdo, los angloparlantes colocan ese bonito apóstrofo aunque no para señalar el plural, sino el genitivo. Pero aquí, si queremos ser muy españoles y mucho españoles, debemos evitarlo cuando escribimos.

Otra cosa es que esas siglas se conviertan en nombres propiamente dichos. Los ovnis, por ejemplo, lo hicieron. Y con esa subida en el escalafón gramatical se ganaron el derecho a escribirse también en plural a cambio, eso sí, de perder la majestuosidad de las mayúsculas.

Así que, por favor, sed conservadores con las siglas hasta que se ganen el derechos a ser nombres. Pronunciad su plural, pero absteneos, brothers and sisters, de escribírselo.

Decían de él que era un tipo conservador hasta la médula. No le gustaban los cambios. Prefería que todo quedara igual por mucho que los tiempos cambiaran y las modas zarandearan los fondos de armario. Se mostraba tan poco favorable a los cambios que cuando era apenas un niño pidió a su madre que le comprara la ropa varias tallas más grande para evitar tener que cambiar el vestuario a medida que iba creciendo. Mientras el mundo se volvía diferente a su alrededor, él se mantenía firme en sus principios. Si algo funciona, decía, para qué cambiarlo. No era necesario. En política hacía lo mismo. Votaba siempre al mismo partido. Pero no por convicción, sino por fobia a que algo cambiara en su limitado mundo. Era un tipo tan tan tan conservador que jamás se echó novia para no variar su estado civil. Se cortaba el pelo siempre igual y comía siempre los mismos platos. Que el resto del universo mudara de aspecto y color le resultaba molesto. ¿Qué necesidad había de cambiar nada?

Podríamos aplicar esa fobia al cambio cuando hablamos del plural de las siglas y acrónimos. No son pocas las veces que vemos escrito *CD’s o *CDs cuando hablamos de varios Compact Disks. *SMS’s u *ONG’s son algunos ejemplos más. Las siglas se crean uniendo las iniciales de varias palabras y son invariables. No tienen plural escrito, aunque sí lo pronunciemos. De esta manera, por mucho que digamos /los zedés/ tendremos que escribirlo así: los CD. Lo mismo para las ONG, los SMS, los BOE o los PC.

De acuerdo, los angloparlantes colocan ese bonito apóstrofo aunque no para señalar el plural, sino el genitivo. Pero aquí, si queremos ser muy españoles y mucho españoles, debemos evitarlo cuando escribimos.

Otra cosa es que esas siglas se conviertan en nombres propiamente dichos. Los ovnis, por ejemplo, lo hicieron. Y con esa subida en el escalafón gramatical se ganaron el derecho a escribirse también en plural a cambio, eso sí, de perder la majestuosidad de las mayúsculas.

Así que, por favor, sed conservadores con las siglas hasta que se ganen el derechos a ser nombres. Pronunciad su plural, pero absteneos, brothers and sisters, de escribírselo.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Y tú más: 'Digitum impudicum'
Egoriasis
Asúmelo: probablemente te has equivocado de trabajo (y de estudios)
Total Correction: una crema facial contra la tiranía de la belleza
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
    • El ejemplo que das no es el unas siglas, sino el de una abreviatura. También lo es JJ. OO. Una abreviatura es una representación gráfica reducida de una palabra. Mientras que las siglas son signos lingüísticos formados por las iniciales de varias palabras. Es algo sutil, pero no son lo mismo. Las siglas, como los acrónimos, NO tienen plural.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *