fbpx
13 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El pop lúdico-espiritual de Friends With You

13 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Pensaban el cubano Arturo Sandoval III y el estadounidense Samuel Albert Borkson que había un lugar a mitad del camino que separa el arte de la comunicación comercial donde era posible abrir un estudio. Ocurrió en 2002. Miami. Fue entonces cuando abrieron aquel “centro multidisciplinar de arte colaborativo” y lo llamaron Friends With You.

El estudio abría sus puertas a proyectos artísticos y comerciales. Pero a todos ponía una condición para que el trato fuese adelante. Friends With You se había propuesto como misión “difundir su mensaje positivo de magia, suerte y amistad a través de cualquier plataforma”.

Sandoval III y Borkson procedían del mundo del arte. Partían con un estilo definido que no pensaban cambiar. Eran discípulos de la escuela que ellos mismos habían creado mezclando pop y un lenguaje visual basado en los dibujos animados, y tomando como musas el trabajo de Murakami, Arturo Herrera y Yayoi Kusama.

Dice Friends With You en su tarjeta de presentación que adoptan un “enfoque espiritual y sereno” cuando piensan en diseñar formas y figuras. El estudio asegura, además, que en sus obras abunda un “uso reductor y simplificador de abstracciones geométricas que siempre contiene una dosis añadida de diversión”.

Como “técnica artística más importante” han proclamado “fomentar las relaciones entre personas mediante el juego”. Lo hacen “reinterpretando tradiciones religiosas, símbolos y prácticas espirituales”. “Invertimos estas ideas serias y solemnes” –dicen– “a través del juego para establecer una conexión con lo divino”.

Piensan que muchos de sus trabajos parecen juguetes porque, de hecho, sean una pieza de arte o un objeto comercial, están hechos para jugar. Estas pinturas, esculturas, objetos inflables o artículos de cualquier tipo intentan no agarrarse definitivamente a ningún significado. Son “artículos de asociación libre e interacción”.

Empezaron cosiendo muñecos a mano y, ahora, el resto del mundo habla de ellos como expertos en arte experiencial y arte de juguete. En estos casi diez años han hecho todo tipo de proyectos. Desde vídeos a instalaciones. Desde juguetes a publicidad.

El portfolio de marcas para las que han trabajado incluye nombres como Nike, Toyota Scion, Kellogg’s Pop Tarts, Volkswagen, Red Bull, Microsoft’s Zune o MTV. De su obra artística hay muestras en varias salas del mundo. Muchas han pasado y algunas han quedado para siempre en centros de arte como el Museum of Contemporary Art (MOCA), el Indianapolis Museum of Art (IMA), el Haus der Kulturen der Welt Museum de Berlín, la Art Gallery of Western Australia o la galería Emmanuel Perrotin en Francia.

Taipei field of dreams

The phantom

Inner Space, the Secrets of the Unknown

FWY X Colette Paris

Power Prism

Pizza Party

Rainbow City

Pensaban el cubano Arturo Sandoval III y el estadounidense Samuel Albert Borkson que había un lugar a mitad del camino que separa el arte de la comunicación comercial donde era posible abrir un estudio. Ocurrió en 2002. Miami. Fue entonces cuando abrieron aquel “centro multidisciplinar de arte colaborativo” y lo llamaron Friends With You.

El estudio abría sus puertas a proyectos artísticos y comerciales. Pero a todos ponía una condición para que el trato fuese adelante. Friends With You se había propuesto como misión “difundir su mensaje positivo de magia, suerte y amistad a través de cualquier plataforma”.

Sandoval III y Borkson procedían del mundo del arte. Partían con un estilo definido que no pensaban cambiar. Eran discípulos de la escuela que ellos mismos habían creado mezclando pop y un lenguaje visual basado en los dibujos animados, y tomando como musas el trabajo de Murakami, Arturo Herrera y Yayoi Kusama.

Dice Friends With You en su tarjeta de presentación que adoptan un “enfoque espiritual y sereno” cuando piensan en diseñar formas y figuras. El estudio asegura, además, que en sus obras abunda un “uso reductor y simplificador de abstracciones geométricas que siempre contiene una dosis añadida de diversión”.

Como “técnica artística más importante” han proclamado “fomentar las relaciones entre personas mediante el juego”. Lo hacen “reinterpretando tradiciones religiosas, símbolos y prácticas espirituales”. “Invertimos estas ideas serias y solemnes” –dicen– “a través del juego para establecer una conexión con lo divino”.

Piensan que muchos de sus trabajos parecen juguetes porque, de hecho, sean una pieza de arte o un objeto comercial, están hechos para jugar. Estas pinturas, esculturas, objetos inflables o artículos de cualquier tipo intentan no agarrarse definitivamente a ningún significado. Son “artículos de asociación libre e interacción”.

Empezaron cosiendo muñecos a mano y, ahora, el resto del mundo habla de ellos como expertos en arte experiencial y arte de juguete. En estos casi diez años han hecho todo tipo de proyectos. Desde vídeos a instalaciones. Desde juguetes a publicidad.

El portfolio de marcas para las que han trabajado incluye nombres como Nike, Toyota Scion, Kellogg’s Pop Tarts, Volkswagen, Red Bull, Microsoft’s Zune o MTV. De su obra artística hay muestras en varias salas del mundo. Muchas han pasado y algunas han quedado para siempre en centros de arte como el Museum of Contemporary Art (MOCA), el Indianapolis Museum of Art (IMA), el Haus der Kulturen der Welt Museum de Berlín, la Art Gallery of Western Australia o la galería Emmanuel Perrotin en Francia.

Taipei field of dreams

The phantom

Inner Space, the Secrets of the Unknown

FWY X Colette Paris

Power Prism

Pizza Party

Rainbow City

Compártelo twitter facebook whatsapp
Estas ilustraciones se leen como un buen solo de Miles Davis
PERIODISMO DADÁ: ¡A la hoguera con el periodismo GaGá!
Bendito Machine, ¡bendito crowdfunding!
Dos en la carretera
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies