20 de julio 2017    /   CINE/TV
por
 

Kubrick recreó en ‘El resplandor’ planos de las películas que le gustaban

20 de julio 2017    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El resplandor (1980) es un ejemplo de la madurez de Kubrick como cineasta. Quizá, El ciudadano Kane del terror. La obra conjuga distintos elementos del género, técnicas y hallazgos narrativos del cine mudo y coetáneo del director. La cineasta y actriz Candice Drouet recoge las distintas influencias sobre la película de Kubrick en el videoensayo Before The Shining (Antes de El Resplandor).

La personalidad de Kubrick se impone sobre la narración de Stephen King, los distintos elementos del género y referencias cinematográficas. Repasemos las últimas, las más evidentes, siguiendo el vídeo de Drouet.

El silencio (1963), dirigida por Ingmar Bergman

el-silencio-nino

El resplandor

 

Años después de Senderos de gloria (1957) y poco antes de Espartaco (1960), Kubrick escribió al director sueco:

«Su visión de la vida me ha conmovido profundamente, mucho más profundamente de lo que nunca he sido conmovido por cualquier película. Creo que eres el cineasta más grande de nuestro tiempo. […] nadie te ha superado en la creación de estados de ánimo y atmósferas, en la sutileza de las actuaciones, la evitación de lo obvio, la veracidad y la integridad de la caracterización».

Los conocedores de la obra de Bergman reconocerán otra referencia no recogida en el vídeo. Torrance (Jack Nicholson) sufre un proceso de vampirización de los fantasmas del hotel que bebe de Persona (1966). En el film sueco, una mujer enferma subyuga poco a poco la voluntad de su cuidadora.

Halloween (1978), dirigida por John Carpenter

El resplandor

Dos años antes, nació el mito de Michael Myers de Halloween de John Carpenter. Aparte del plano, el maestro del terror de bajo presupuesto sugirió el empleo de la Steadicam para sugerir el acecho del mal. Así se introduce rápidamente al espectador en una atmósfera de terror.

El año pasado en Marienbad (1961), dirigida por Alain Resnais

Quien ame los momentos más perturbadores de la tercera entrega de Twin Peaks debería ver El año pasado en Marienbad, si no la conoceLa película de Resnais es droga dura. De ella, Kubrick toma el barroquismo y la simetría inquietante. Godard dijo de Resnais: «Hace películas como lo que es: un escultor».

El videoensayista Andrew Morton mezcla escenas de El año pasado… y El resplandor para sugerir que Jack Torrance escribe la historia de Marienbad: The Last Year at Overlook (El año pasado en Overlook —el hotel de El resplandor).

Las diabólicas (1957), dirigida por Henri-Georges Clouzot

Clouzot es ejemplo de cómo Hollywood eclipsa las fuentes de inspiración. Las diabólicas influyó en Hitchcock y Kubrick. La crítica francesa considera que Clouzot realiza «cine de la crueldad».

El resplandor

El resplandor

La carreta fantasma (1921), dirigida por Victor Sjostrom

el-resplandor-la-carreta-fantasma

el-resplandor-la-carreta-fantasma-2

el-resplandor-la-carreta-fantasma-3

Kubrick situó la película de Victor Sjostrom en su lista de películas favoritas. (También incluye Mary Poppins). El argumento de La carreta fantasma guarda cierta relación con El resplandor: la última persona que muere en nochevieja está obligada a llevar a los muertos al otro lado… Esto es anecdótico. La gran influencia de Sjostrom es la escena del hacha. Incluso el argumento es idéntico: un padre con un hacha y su esposa con el hijo al otro lado de la puerta. Los tiros de cámara y el ritmo son idénticos.

Kubrick hace buena la frase de Picasso: «Los grandes artistas copian, los genios roban». Un trabajo que no es fácil. El genio debe insuflar nueva vida a la obra resultante de distintas fuentes. Kubrick lo consiguió con El resplandor. Para Scorsese, una de las 10 películas de terror más influyentes.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El resplandor (1980) es un ejemplo de la madurez de Kubrick como cineasta. Quizá, El ciudadano Kane del terror. La obra conjuga distintos elementos del género, técnicas y hallazgos narrativos del cine mudo y coetáneo del director. La cineasta y actriz Candice Drouet recoge las distintas influencias sobre la película de Kubrick en el videoensayo Before The Shining (Antes de El Resplandor).

La personalidad de Kubrick se impone sobre la narración de Stephen King, los distintos elementos del género y referencias cinematográficas. Repasemos las últimas, las más evidentes, siguiendo el vídeo de Drouet.

El silencio (1963), dirigida por Ingmar Bergman

el-silencio-nino

El resplandor

 

Años después de Senderos de gloria (1957) y poco antes de Espartaco (1960), Kubrick escribió al director sueco:

«Su visión de la vida me ha conmovido profundamente, mucho más profundamente de lo que nunca he sido conmovido por cualquier película. Creo que eres el cineasta más grande de nuestro tiempo. […] nadie te ha superado en la creación de estados de ánimo y atmósferas, en la sutileza de las actuaciones, la evitación de lo obvio, la veracidad y la integridad de la caracterización».

Los conocedores de la obra de Bergman reconocerán otra referencia no recogida en el vídeo. Torrance (Jack Nicholson) sufre un proceso de vampirización de los fantasmas del hotel que bebe de Persona (1966). En el film sueco, una mujer enferma subyuga poco a poco la voluntad de su cuidadora.

Halloween (1978), dirigida por John Carpenter

El resplandor

Dos años antes, nació el mito de Michael Myers de Halloween de John Carpenter. Aparte del plano, el maestro del terror de bajo presupuesto sugirió el empleo de la Steadicam para sugerir el acecho del mal. Así se introduce rápidamente al espectador en una atmósfera de terror.

El año pasado en Marienbad (1961), dirigida por Alain Resnais

Quien ame los momentos más perturbadores de la tercera entrega de Twin Peaks debería ver El año pasado en Marienbad, si no la conoceLa película de Resnais es droga dura. De ella, Kubrick toma el barroquismo y la simetría inquietante. Godard dijo de Resnais: «Hace películas como lo que es: un escultor».

El videoensayista Andrew Morton mezcla escenas de El año pasado… y El resplandor para sugerir que Jack Torrance escribe la historia de Marienbad: The Last Year at Overlook (El año pasado en Overlook —el hotel de El resplandor).

Las diabólicas (1957), dirigida por Henri-Georges Clouzot

Clouzot es ejemplo de cómo Hollywood eclipsa las fuentes de inspiración. Las diabólicas influyó en Hitchcock y Kubrick. La crítica francesa considera que Clouzot realiza «cine de la crueldad».

El resplandor

El resplandor

La carreta fantasma (1921), dirigida por Victor Sjostrom

el-resplandor-la-carreta-fantasma

el-resplandor-la-carreta-fantasma-2

el-resplandor-la-carreta-fantasma-3

Kubrick situó la película de Victor Sjostrom en su lista de películas favoritas. (También incluye Mary Poppins). El argumento de La carreta fantasma guarda cierta relación con El resplandor: la última persona que muere en nochevieja está obligada a llevar a los muertos al otro lado… Esto es anecdótico. La gran influencia de Sjostrom es la escena del hacha. Incluso el argumento es idéntico: un padre con un hacha y su esposa con el hijo al otro lado de la puerta. Los tiros de cámara y el ritmo son idénticos.

Kubrick hace buena la frase de Picasso: «Los grandes artistas copian, los genios roban». Un trabajo que no es fácil. El genio debe insuflar nueva vida a la obra resultante de distintas fuentes. Kubrick lo consiguió con El resplandor. Para Scorsese, una de las 10 películas de terror más influyentes.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cinco fugas legendarias
‘The deuce’: ambición y sexo en la sucia Nueva York
La televisión es el apio del entretenimiento
Memecracia: la era de las ideas contagiosas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 6
  • Me encanta saber de influencias de genios en otros genios …En el «Making of de La Profecía» se comenta que la escena del niño con el triciclo tiene mucho de la esecena de Demian y el triciclo, nunca había caído y eso que son dos peliculones que me encantan …ahora en este vídeo veo otra escena de triciclo de dónde pudieron partir las dos pero no la identificó …qué película es? por fa 🙂

  • En su momento y no le vi todas estas referencias (acertadísimas) de planos reciclados, per sí otras que me parecían evidentes: Mucho Polanski, especialmente «Repulsión» (fantasmagoría del apartamento londinense, instalación progresiva de la demencia, incluso cadáver en la bañera luego «resurrecto» …) y el aislamiento de «Cul de Sac» (allí el agua, aquí la nieve) de «El inquilino», con el apartamento parisino como fuente obsesional, en una historia que se repite al infinito en el tiempo y, (cómo no !) El Hotel Overlook versus el Edificio Dakota de Rosemary’s Baby, con una «conspiración» donde el hijo (en este caso futuro) es toda la apuesta en la que dos maridos fracasados (aquí Nicholson, allí Cassavetes) «se venden»a las «fuerzas del mal» que trasudan los muros de ambos edificios, con la madre entrampada en perfecto aislamiento en una estructura aplastante.
    En realidad, siempre me centré más en las simetrías (estéticas y temáticas) que en el «plagio de planos» (que bienvenido sea para enriquecer una cinta ya de por si ubérrima).
    Todo es dual en The Shining, allí donde se instala un juego atemporal entre «dobles» y antagonistas; Jack tiene su doble en su antecesor, Wendy en la mujer de la bañera, y Danny (y su amigo imaginario) en las dos niñas. Incluso el hotel tiene su «doble» en el laberinto, en una película saturada por un juegos de espejos que empieza con el reflejo de las montañas en el lago.
    Piensen que las niñas (el fantasma del antiguo guardián – el kubrickiano omnipresente Philip Stone – dixit en el retrete) «quisieron quemar el hotel» y fíjense que cuando Danny va a ver a su padre a su habitación, su juguete es, «casualmente», un camión de bomberos.
    Pero donde se halla la clave de lectura estética de toda la cinta es en ese joven Kubrick ajedrecista profesional (jugaba por dinero en Central Park de adolescente): Todo en Shining es una partida de ajedrez, con el Overlook de tablero:
    – Cada pieza, como indicado, tiene su contrario (negras y blancas).
    -El hall del Hotel, como casillas centrales.
    – Dany que recorrre con su triciclo un suelo donde se alternan alfombras cuadradas marrones y el mármol blanco (casillas blancas y negras: Incluso el sonido del triciclo realza ese recorrido alterno por las casillas del tablero), los ceniceros en los pasillos oficiando de peones adversos negros; Reina ataca al Rey que la hace recular hacia lo alto de la escalera (y allí Wendi aparece «coronada» por la lámpara». reina golpea al rey con el bate. El Rey recula y se enroca en el bar del hotel (Whisky on the rocks)…
    Nunca Kubrick, a mi entender, un tipo cuya cinematografía sigue el leit motiv de «El hombre atrapado en una estructura implacable» (que esta sea una dinámica, un espacio concreto -de los muros de un hotel al espacio sideral – o la maquinaria militar) halla en el tablero de ajedrez/Overlook el marco perfecto para colocar esta simple historia familiar, donde los fantasmas pulsionales que acechan a cualquier familia en una disección de la Familia vista como máquina de destruir al individuo. esa es la «otra» estructura» letal» de la que el hotel y su fantasmagoria no son sino la proyección exterior:
    – Miedo al fracaso del patriarcado (Jack es un fracasado y sus decisiones pésimas)
    – Miedo al Poder femenino (Wendy, ama de casa mediocre, va tomando poco a poco las riendas funcionales y laborales del trabajo masculino que Jack deja de lado, reparar la caldera included)
    – Miedo freudiano a que tu descendecia te destrone (y juego de Poder entre el rey y el aún frágil aspirante)
    – Fantasma de la infidelidad (miren las posiciones respectivas de Wendy y del guardia en la alternancia de planos, durante su conversación por radio) / Jack y su «flirt» con la mujer fantasma…
    (Para minuciosos, aconsejo hagais dos «Pausa» en dos momentos de la peli):
    1) La famosa frase en inglés que Jack escribe obsesivamente: Vereis que NUNCA es exactamente la misma; a veces cambia una coma, a veces una palabra está en mayúsculas, a veces otra tiene un tachón etc… O como estar atrapado en una misma estructura (aquí semántica) quedando el margen de rebeldía individual en esas pequeñas variantes que no alteran la sustancia de la prisión mental.)
    2) Llegada a al recepción del hotel (aquí teneis que acertar con el «pausa») la familia delante del mostrador. Dos empleados pasan, simétricamente opuestos a dos columnas, Jack delante del mostrador, la recepcionista detrás etc… en diagonal. Kubrick se las arregla para colocar perfectas simetrías incluso con movimiento dentro del plano ! Si eso no es ser de una obsesiva coherencia…
    The Shining es una sucesión de matrioshkas, donde cada plano esconde una referencia, donde cada elemento tiene su doble y cada plano de lectura tiene su proyección hacia otro plano de lectura diferente. Un ejercicio de multiplicidad geométrica y de meta-lectura utilizando una simple historia «thriller» de Stephen King. Chapeau !
    El plano final, con zoom sobre la foto «antigua», de nuevo calcado del zoom final de Polanski en Repulsión. Y se cierra el círculo.
    Perdonad por la «clasecita», espero que algunas de las cosas que pongo os puedan parecer interesantes.
    Nota curiosa: Kubrick utiliza Echoes, de Pink Floyd, que de hecho era originalmente un intento de la banda británica de «musicar» el viaje de Bowman por la puerta estelar de 2001 !… pero no figura el tema en los créditos de la película. Será porque sólo son los latidos de corazón y el «rumble» creciente iniciales…

      • Gracias por tu paciencia con «plómez» como yo. Es que no soy de la escuela de Michel Ciment en lo que concierne a Kubrick, pero Shining me gusta mucho. Me gusta esta reseña y espero enriquecerla (con mayor concisión en el futuro: Prometido!) ateniéndome más al aspecto concreto que se propone. Gracias !

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies