fbpx
2 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

El superhéroe sueco de Andreas Englund

2 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando vives en un país que respira diseño, tienes un padre arquitecto e ilustrador que te enseña a dibujar y trabajas en un entorno creativo, la ecuación tiene una solución más que interesante. Andreas Englund es la solución artística a esta suma de factores.

Englund trabaja de día como director de arte en una agencia de publicidad de Estocolmo, ciudad a la que se mudó en 1996 desde Falun a 250 km al noroeste de la capital; pero de noche no se pone el traje de superhéroe, aunque sí el de pintor.

Su obra, realista en la técnica, muestra un talento innato y años de aprendizaje con el óleo y los pinceles, aunque no realizó una completa educación en bellas artes. “Estaba más interesado en la dirección de arte y eso fue lo que estudié y hasta 2003 no me puse de nuevo a pintar; fue cuando empecé y descubrí a mi superhéroe”, comenta Englund.

La carrera de este creativo y artista está repleta de galardones en festivales publicitarios, pero ahora reparte su tiempo a partes iguales entre los anuncios para otras marcas y su pintura personal. “Espero además que en el futuro, pueda pintar más y tener que hacer menos dirección de arte”, añade el sueco.

b90da8ca8b45e4f2de7faeb3f768de1d

Su pintura está inspirada por artistas como Banksy, las fotografías de Dennis Hopper, Helmut Newton o David Lachapelle, los comics de Simon Bisley o el cine. “Mi trabajo es casi como una foto, como un fotograma de una película en la que puedes imaginar lo que ha pasado o lo que va a suceder”.

Andreas Englund no sabe hasta dónde estirará la vida de este superhéroe. Ya le ha retratado en todos los periodos de su vida, le ha sacado a recoger setas, ha tenido resaca y hasta ha meado en pleno vuelo. Pero aún tiene muchos momentos que le gustaría desarrollar y también querría ver si puede vivir en otros medios más allá de la pintura. Mientras tanto tiene dos nuevos conceptos en la cabeza y si los hace como esta serie, seguro que le quedarán espectaculares.

800px_Hangover-e1373926205837-720x463

ef923d1a1a00507e4fb278c90f3c8cb5

d910a66572e339f864a83045b9972ef3-1

a4ab27bd2bc8eef04786939e656ae081

800px_Sunday-e1369125407955-720x429

800px_Mirror-720x469

800px_problem2-720x469

638c05e57d9d3406377166694aa31833

Cuando vives en un país que respira diseño, tienes un padre arquitecto e ilustrador que te enseña a dibujar y trabajas en un entorno creativo, la ecuación tiene una solución más que interesante. Andreas Englund es la solución artística a esta suma de factores.

Englund trabaja de día como director de arte en una agencia de publicidad de Estocolmo, ciudad a la que se mudó en 1996 desde Falun a 250 km al noroeste de la capital; pero de noche no se pone el traje de superhéroe, aunque sí el de pintor.

Su obra, realista en la técnica, muestra un talento innato y años de aprendizaje con el óleo y los pinceles, aunque no realizó una completa educación en bellas artes. “Estaba más interesado en la dirección de arte y eso fue lo que estudié y hasta 2003 no me puse de nuevo a pintar; fue cuando empecé y descubrí a mi superhéroe”, comenta Englund.

La carrera de este creativo y artista está repleta de galardones en festivales publicitarios, pero ahora reparte su tiempo a partes iguales entre los anuncios para otras marcas y su pintura personal. “Espero además que en el futuro, pueda pintar más y tener que hacer menos dirección de arte”, añade el sueco.

b90da8ca8b45e4f2de7faeb3f768de1d

Su pintura está inspirada por artistas como Banksy, las fotografías de Dennis Hopper, Helmut Newton o David Lachapelle, los comics de Simon Bisley o el cine. “Mi trabajo es casi como una foto, como un fotograma de una película en la que puedes imaginar lo que ha pasado o lo que va a suceder”.

Andreas Englund no sabe hasta dónde estirará la vida de este superhéroe. Ya le ha retratado en todos los periodos de su vida, le ha sacado a recoger setas, ha tenido resaca y hasta ha meado en pleno vuelo. Pero aún tiene muchos momentos que le gustaría desarrollar y también querría ver si puede vivir en otros medios más allá de la pintura. Mientras tanto tiene dos nuevos conceptos en la cabeza y si los hace como esta serie, seguro que le quedarán espectaculares.

800px_Hangover-e1373926205837-720x463

ef923d1a1a00507e4fb278c90f3c8cb5

d910a66572e339f864a83045b9972ef3-1

a4ab27bd2bc8eef04786939e656ae081

800px_Sunday-e1369125407955-720x429

800px_Mirror-720x469

800px_problem2-720x469

638c05e57d9d3406377166694aa31833

Compártelo twitter facebook whatsapp
Pintxos de tres metros de alto
Moredays, una agenda para seres creativos
Cómo hacer un fuego al revés
Yo decido en qué copa beber mi gin-tonic
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *