fbpx
22 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

El taxi que traduce el sonido de una ciudad

22 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Una ciudad es una turbulenta combinación de caótico orden, de mil olores, de parpadeantes y estimulantes sensaciones y, sobre todo, de ruido, de mucho ruido. El claxon de un coche, el estruendo de las persianas metálicas de las tiendas, las ásperas voces de los vendedores del mercado o el martillo neumático horadando la piel urbana. Esa es la sinfonía que suena cuando se llevan los oí­dos desnudos. AIAIAI quiso traducir esa amalgama sonora en algo con más sentido armónico y rítmico. The Sound Taxi convierte el grito de la ciudad en música electrónica.

Todo forma parte de una campaña de la marca de auriculares AIAIAI y se ha materializado en una idea del artista Yuri Suzuki. Con el lema Make the City Sound Better, la marca de audio sometió a un tradicional taxi negro londinense al tuneo soñado por cualquier enfermo del sonido. El aspecto que mostraba el coche tras la mutación parecía más el de uno de los autos locos que el de uno de los sobrios coches de pago.

The Sound Taxi estaba preparado para captar todo el ruido que se producía alrededor del vehículo. El tráfico, las obras, los gritos de los habitantes de la capital británica eran analizados por un software que convertía a estos sonidos en música hipnótica. «El espectro de sonido se divide en 25 bandas de frecuencia», cuenta la marca en la web del proyecto, «como un ecualizador gráfico. Estas bandas controlan sonidos diferentes en Ableton Live».

El resultado, que se puede paladear en el reproductor que hay aquí arriba, era devuelto a la ciudad a través de los 67 altavoces que iban montados en el taxi.

Una ciudad es una turbulenta combinación de caótico orden, de mil olores, de parpadeantes y estimulantes sensaciones y, sobre todo, de ruido, de mucho ruido. El claxon de un coche, el estruendo de las persianas metálicas de las tiendas, las ásperas voces de los vendedores del mercado o el martillo neumático horadando la piel urbana. Esa es la sinfonía que suena cuando se llevan los oí­dos desnudos. AIAIAI quiso traducir esa amalgama sonora en algo con más sentido armónico y rítmico. The Sound Taxi convierte el grito de la ciudad en música electrónica.

Todo forma parte de una campaña de la marca de auriculares AIAIAI y se ha materializado en una idea del artista Yuri Suzuki. Con el lema Make the City Sound Better, la marca de audio sometió a un tradicional taxi negro londinense al tuneo soñado por cualquier enfermo del sonido. El aspecto que mostraba el coche tras la mutación parecía más el de uno de los autos locos que el de uno de los sobrios coches de pago.

The Sound Taxi estaba preparado para captar todo el ruido que se producía alrededor del vehículo. El tráfico, las obras, los gritos de los habitantes de la capital británica eran analizados por un software que convertía a estos sonidos en música hipnótica. «El espectro de sonido se divide en 25 bandas de frecuencia», cuenta la marca en la web del proyecto, «como un ecualizador gráfico. Estas bandas controlan sonidos diferentes en Ableton Live».

El resultado, que se puede paladear en el reproductor que hay aquí arriba, era devuelto a la ciudad a través de los 67 altavoces que iban montados en el taxi.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El curioso proceso de traducir marcas al chino
El chichinabo tiene denominación de origen
El Comité de Corrección Política
¿Debe ser el trabajo una fuente de arte y felicidad?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *