30 de mayo 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

El templo del chocolate en Singapur

30 de mayo 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


La excelencia es un espacio donde no cabe el más mínimo descuido. Era en ese lugar donde la compañía Chocolate Research Facility quería estar cuando fundó Ch’C’Late Research Facility en Singapur hace tres años.
Empezaron por el chocolate. Más de 100 sabores distintos o, en sus palabras, una colección de más de 100 gustos bajo un mismo tejado. La idea era, según explican en su web, “crear chocolates para amantes y apasionados del chocolate”.
Primer ingrediente: innovación. Comenzaron a mezclar sabores para estirar la colección lo más posible. Tanto que aseguran en su site que, con tanto probar nuevas recetas, sus pantalones han aumentado algunas tallas. Segunda sustancia: sentido del humor.
Aseguran que Chocolate Research Facility es una forma totalmente nueva de mirar el chocolate. “Es crear un envoltorio que parece una pastilla de jabón, podrían decir algunos; diseñar interiores similares a un laboratorio de investigación; crear combinaciones de sabores que nunca nadie pudiera imaginar tan excelentes y hacer que lo imposible parezca posible”. Tercer componente: filosofía.







Luego montaron la tienda. Todo, en su imagen, mantiene una coherencia. La identidad corporativa, el establecimiento, las cajas de chocolate… Cuarto ingrediente: diseño exquisito.







Vino después la tienda abierta 24 horas en todo el mundo: su web. Diseñada por Asylum, sigue las mismas coordenadas de todo lo demás. Buen diseño, información clara y juego. La web se va derritiendo y por su home chorrean distintos tipos de chocolate. Quinto elemento: comunicación.





Y, por último, añadieron una visión mercantil para aumentar la rentabilidad del negocio: merchandising. Tazas, camisetas… Más ingresos y, a la vez, más publicidad para esta chocolatería de colecciones dedicadas al negro, al blanco, a las mezclas y las series de té, café, frutas, doble de fruta, alcohol, frutos secos, sabores exóticos y clásicos.





La excelencia es un espacio donde no cabe el más mínimo descuido. Era en ese lugar donde la compañía Chocolate Research Facility quería estar cuando fundó Ch’C’Late Research Facility en Singapur hace tres años.
Empezaron por el chocolate. Más de 100 sabores distintos o, en sus palabras, una colección de más de 100 gustos bajo un mismo tejado. La idea era, según explican en su web, “crear chocolates para amantes y apasionados del chocolate”.
Primer ingrediente: innovación. Comenzaron a mezclar sabores para estirar la colección lo más posible. Tanto que aseguran en su site que, con tanto probar nuevas recetas, sus pantalones han aumentado algunas tallas. Segunda sustancia: sentido del humor.
Aseguran que Chocolate Research Facility es una forma totalmente nueva de mirar el chocolate. “Es crear un envoltorio que parece una pastilla de jabón, podrían decir algunos; diseñar interiores similares a un laboratorio de investigación; crear combinaciones de sabores que nunca nadie pudiera imaginar tan excelentes y hacer que lo imposible parezca posible”. Tercer componente: filosofía.







Luego montaron la tienda. Todo, en su imagen, mantiene una coherencia. La identidad corporativa, el establecimiento, las cajas de chocolate… Cuarto ingrediente: diseño exquisito.







Vino después la tienda abierta 24 horas en todo el mundo: su web. Diseñada por Asylum, sigue las mismas coordenadas de todo lo demás. Buen diseño, información clara y juego. La web se va derritiendo y por su home chorrean distintos tipos de chocolate. Quinto elemento: comunicación.





Y, por último, añadieron una visión mercantil para aumentar la rentabilidad del negocio: merchandising. Tazas, camisetas… Más ingresos y, a la vez, más publicidad para esta chocolatería de colecciones dedicadas al negro, al blanco, a las mezclas y las series de té, café, frutas, doble de fruta, alcohol, frutos secos, sabores exóticos y clásicos.




Compártelo twitter facebook whatsapp
Las mujeres de Macondo cobran vida
La vida sentada… que, poco a poco, nos mata
La igualdad de género llega al futbolín
Esto no es street art, es muralismo contemporáneo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad