fbpx
26 de agosto 2011    /   CINE/TV
por
 

El top manta de la fotografía de banco de imágenes

26 de agosto 2011    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Todo es copiable. Y si no, que pregunten en China. ¿Causará esto que el sector de los bancos de imágenes se tengan que poner en pie de guerra debido al pirateo al que son sometidos por usuarios amateur no exentos de guasa? El stocking amenaza con deparar horas de risa tonta, de esa que alegra el día.
Cosas incomprensibles en la vida hay muchas. Por un lado están las tortillas de patata precocinadas que, salvo que sean de esas gordacas de marca Hacendado, no tienen ninguna razón de ser salvo que tus estándares y requerimientos se hallen en el subsuelo. Esa es otra historia, de todas formas. Lo que hoy nos ocupa es algo que sigue la estela de las galerías de cliparts que incluían los procesadores de texto allá por los oscuros noventa. Esas galería pretendían ilustrar los textos creados por dicho software en la era en que las impresoras fotográficas eran patrimonio casi exclusivo del vecino ese que era socio del club de hípica.
Cuando los cartuchos de color se convirtieron en moneda (una moneda estrafalariamente cara) común, las galerías del cliparts se convirtieron en galerías de imágenes. Y ahí es donde aparecieron servicios como los bancos de fotos. Los bancos de imágenes son interminables catálogos de fotografías que permiten ilustrar casi cualquier situación. Verbigracia.

Pues bien. La parte creativa del estudio de programación Projekt202, ha creado un blog en el que se dedica a ‘piratear’ estas fotografías. Que usted necesita una foto de un tipo haciendo skateboarding sobre una silla de oficina, tiene la versión de pago y la gratuita. Y así con las más descacharrantes situaciones llevadas a instantánea.
Stocking is the new planking es el nombre del blog y ha recibido numerosas aportaciones. Seguimos en agosto, tiempo de hacer un poco el canelo. ¿No se animan?


Todo es copiable. Y si no, que pregunten en China. ¿Causará esto que el sector de los bancos de imágenes se tengan que poner en pie de guerra debido al pirateo al que son sometidos por usuarios amateur no exentos de guasa? El stocking amenaza con deparar horas de risa tonta, de esa que alegra el día.
Cosas incomprensibles en la vida hay muchas. Por un lado están las tortillas de patata precocinadas que, salvo que sean de esas gordacas de marca Hacendado, no tienen ninguna razón de ser salvo que tus estándares y requerimientos se hallen en el subsuelo. Esa es otra historia, de todas formas. Lo que hoy nos ocupa es algo que sigue la estela de las galerías de cliparts que incluían los procesadores de texto allá por los oscuros noventa. Esas galería pretendían ilustrar los textos creados por dicho software en la era en que las impresoras fotográficas eran patrimonio casi exclusivo del vecino ese que era socio del club de hípica.
Cuando los cartuchos de color se convirtieron en moneda (una moneda estrafalariamente cara) común, las galerías del cliparts se convirtieron en galerías de imágenes. Y ahí es donde aparecieron servicios como los bancos de fotos. Los bancos de imágenes son interminables catálogos de fotografías que permiten ilustrar casi cualquier situación. Verbigracia.

Pues bien. La parte creativa del estudio de programación Projekt202, ha creado un blog en el que se dedica a ‘piratear’ estas fotografías. Que usted necesita una foto de un tipo haciendo skateboarding sobre una silla de oficina, tiene la versión de pago y la gratuita. Y así con las más descacharrantes situaciones llevadas a instantánea.
Stocking is the new planking es el nombre del blog y ha recibido numerosas aportaciones. Seguimos en agosto, tiempo de hacer un poco el canelo. ¿No se animan?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Contar historias desde un ring
Skip: No es lo mismo una historia si vistes de blanco o vistes de negro
Barcelona en dos time lapses
‘Black Mirror’: Yago en la cabeza de un alfiler
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *