Publicado: 23 de mayo 2011 01:03  /   CREATIVIDAD
por
 

El vídeo interactivo para los fans de la remezcla

Publicado: 23 de mayo 2011 01:03  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp


Cuando alguien quiere ayudar a otra persona, lo tiene realmente fácil. Sólo necesita la voluntad de hacerlo porque existen centenares de maneras diferentes. Una de ellas se puede canalizar a través de la música. Si chicos problemáticos como El Fary pudieron encauzar su vida, aún existe esperanza en el mundo. ETM es una organización de Los Ángeles (EE.UU.) que se dedica a trabajar con niños con problemas. En una hemorragia de creatividad, han desarrollado una promo que permite crear una remezcla a partir de un vídeo de Youtube.
La idea es convencer a quien se pone delante de que cualquiera puede crear una obra musical. Además, el asunto tenía que llamar la atención acerca de las actividades que desarrollan en la organización estadounidense. Aprovecharon el potencial de YouTube, le echaron un inmensa dosis de buen humor al asunto y les quedó una cosa como esta.


Para engendrar una remezcla, lo que hay que hacer es utilizar las teclas numéricas desde el 2 al 8. Cada una remite a un parte del vídeo en la que escuchan sonidos de lo más variopinto: desde una marca a un ¡zoom! hecho con la boca. El resultado, claro, depende de la pericia del ejecutante. Ah, y lo importante. Todo esto se hace para dar a conocer los programas de integración y educación a través de la música que lleva a cabo ETM. Para conocerlos, basta un mágico e hipertextual click.


Cuando alguien quiere ayudar a otra persona, lo tiene realmente fácil. Sólo necesita la voluntad de hacerlo porque existen centenares de maneras diferentes. Una de ellas se puede canalizar a través de la música. Si chicos problemáticos como El Fary pudieron encauzar su vida, aún existe esperanza en el mundo. ETM es una organización de Los Ángeles (EE.UU.) que se dedica a trabajar con niños con problemas. En una hemorragia de creatividad, han desarrollado una promo que permite crear una remezcla a partir de un vídeo de Youtube.
La idea es convencer a quien se pone delante de que cualquiera puede crear una obra musical. Además, el asunto tenía que llamar la atención acerca de las actividades que desarrollan en la organización estadounidense. Aprovecharon el potencial de YouTube, le echaron un inmensa dosis de buen humor al asunto y les quedó una cosa como esta.


Para engendrar una remezcla, lo que hay que hacer es utilizar las teclas numéricas desde el 2 al 8. Cada una remite a un parte del vídeo en la que escuchan sonidos de lo más variopinto: desde una marca a un ¡zoom! hecho con la boca. El resultado, claro, depende de la pericia del ejecutante. Ah, y lo importante. Todo esto se hace para dar a conocer los programas de integración y educación a través de la música que lleva a cabo ETM. Para conocerlos, basta un mágico e hipertextual click.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El Poder Amarillo toma las paredes de Madrid
Los LAUS de Yorokobu y Boolab
El regalito del viernes: A hombros de inteligencias artificiales poetas
Monta una carrera de drones en el jardín de tu suegra
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.