fbpx
17 de diciembre 2009    /   DIGITAL
por
 

El villancico de la felicidad de Coca-Cola

17 de diciembre 2009    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

iii

Coca-Cola está feliz porque los españoles piensan que es la marca más feliz. Lo dijeron en un estudio y, en compensación, la compañía quiere enviarles una felicitación de navidad que les haga más felices. Pero no es sólo un deseo. Lo han hecho sobre una base “cientíífica”.

El Instituto de Coca-Cola de la Felicidad, un centro creado por la compañía para investigar y difundir conocimientos sobre este estado de ánimo, ha llegado a la conclusión de que “la gente que celebra los acontecimientos importantes es más feliz y que la felicidad es mucho mayor cuando se comparte”.

Estas dos premisas tenían que estar irremediablemente en la campaña de navidad de Coca-Cola y de ahí surgió el concepto: Esta Navidad tienes muchos motivos para ser feliz, y que te dediquen una canción para felicitarte puede ser uno de ellos.

De ahí se llevó a internet y surgió un microsite en el que el usuario puede personalizar un vídeo de un villancico y enviárselo a la persona elegida. En el microsite hay una serie de nombres para escoger y algunas personalizaciones genéricas como “papá”, “mi mejor amigo”, “la persona que más quiero en este mundo” o el comodín: “tú que eres tan especial que tu nombre no está en la lista”.

Lo más notorio de la campaña es que cada nombre y cada frase personalizada está rodada e integrada en el villancico. Las voces son de Gospel Factory y han sido dirigidas por Danny Reus.

El vídeo personalizado se puede enviar por mail o messenger, se puede compartir en YouTube, Facebook, Tuenti y Twitter, y se puede postear en un blog.

La estrategia es de McCann Erickson Madrid y la productora es Visual Loop.

iii

Coca-Cola está feliz porque los españoles piensan que es la marca más feliz. Lo dijeron en un estudio y, en compensación, la compañía quiere enviarles una felicitación de navidad que les haga más felices. Pero no es sólo un deseo. Lo han hecho sobre una base “cientíífica”.

El Instituto de Coca-Cola de la Felicidad, un centro creado por la compañía para investigar y difundir conocimientos sobre este estado de ánimo, ha llegado a la conclusión de que “la gente que celebra los acontecimientos importantes es más feliz y que la felicidad es mucho mayor cuando se comparte”.

Estas dos premisas tenían que estar irremediablemente en la campaña de navidad de Coca-Cola y de ahí surgió el concepto: Esta Navidad tienes muchos motivos para ser feliz, y que te dediquen una canción para felicitarte puede ser uno de ellos.

De ahí se llevó a internet y surgió un microsite en el que el usuario puede personalizar un vídeo de un villancico y enviárselo a la persona elegida. En el microsite hay una serie de nombres para escoger y algunas personalizaciones genéricas como “papá”, “mi mejor amigo”, “la persona que más quiero en este mundo” o el comodín: “tú que eres tan especial que tu nombre no está en la lista”.

Lo más notorio de la campaña es que cada nombre y cada frase personalizada está rodada e integrada en el villancico. Las voces son de Gospel Factory y han sido dirigidas por Danny Reus.

El vídeo personalizado se puede enviar por mail o messenger, se puede compartir en YouTube, Facebook, Tuenti y Twitter, y se puede postear en un blog.

La estrategia es de McCann Erickson Madrid y la productora es Visual Loop.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¡Cuidado con Internet! ¡Te puede volver idiota!
Wonowo, la plataforma para viajeros colaborativos
La soledad de las páginas web
Limpiando tras la matanza
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies