18 de junio 2012    /   IDEAS
por
 

Eldersarea, la tecnología para mayores que quiere acabar con dos brechas

18 de junio 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando comenzamos a crear gadgets, nos olvidamos de quienes más provecho les podían sacar. No se trata de los profesionales que los utilizan para crear riqueza o empleo. Nos referimos de aquellos que ya tienen una edad y que pueden ver cómo su calidad de vida se ve incrementada con ciertos avances tecnológicos. Eldersarea ha nacido con la intención de hacer pasar a la historia la brecha digital y social que aleja a los mayores de la electrónica.

Lo de que tu madre te llamase para programar el vídeo beta era solo el primer síntoma. Hay cientos de miles de personas a los que la tecnología les pasó por delante sin pararse a subirlos al tren. Lo lamentable del tema son las innumerables y desaprovechadas posibilidades que ofrece para personas que, conforme pasa el tiempo, se ven más dificultados para valerse por sí mismos.

Iñaki Bartolomé y Gonzalo Pérez son Ideable Solutions, una startup bilbaína que apuesta por la innovación social. Se dieron cuenta de que había mucho que hacer en ese campo y crearon Eldersarea. «Estamos trabajando en una plataforma móvil de salud personal y teleasistencia. Queremos que las nuevas tecnologías no sean un freno para los que tienen más de 55 años», explicó Bartolomé durante la presentación que llevaron a cabo en el evento de Irekia para el fomento de la cultura emprendedora en Euskadi. La idea de ambos es que puedan comunicarse de manera fluida a través de dispositivos como tablets o smartphones sin tener que teclear o configurar nada. «La relación con los objetos ha de ser natural, como la que tienen con televisión y teléfono fijo», dijo Bartolomé.

La materialización física del proyecto sería en forma de tablet con un sistema operativo Android «en el que hemos introducido un cambio de la capa gráfica, la que se relaciona con el usuario, para crear un sistema de interacción mas pensado en personas mayores», cuenta Gonzalo Pérez.

El proyecto tiene algo de la filosofía open, ya que se contempla como una plataforma donde terceros puedan también acceder a ese sector de población y ofrecerles servicios y aplicaciones que sean susceptibles de ser utilizados por ellos. «De hecho, el testeo se realizará a través de apps. Queremos asegurarnos de que hay una demanda real y que lo que proponemos se puede instalar en dispositivos como televisiones inteligentes», declaró Pérez.

Bartolomé y Pérez piensan que, más allá de la brecha tecnológica, hay una social que quieren comenzar a abordar promoviendo un debate en torno al tema. «Queremos también suscitar el diálogo acerca de si ellos quieren utilizar tecnología y qué tipo de tecnología quieren emplear. Además, los cuidadores y familiares deben aportar su punto de vista acerca del envejecimiento activo», cuentan los creadores de la idea.

Cuando comenzamos a crear gadgets, nos olvidamos de quienes más provecho les podían sacar. No se trata de los profesionales que los utilizan para crear riqueza o empleo. Nos referimos de aquellos que ya tienen una edad y que pueden ver cómo su calidad de vida se ve incrementada con ciertos avances tecnológicos. Eldersarea ha nacido con la intención de hacer pasar a la historia la brecha digital y social que aleja a los mayores de la electrónica.

Lo de que tu madre te llamase para programar el vídeo beta era solo el primer síntoma. Hay cientos de miles de personas a los que la tecnología les pasó por delante sin pararse a subirlos al tren. Lo lamentable del tema son las innumerables y desaprovechadas posibilidades que ofrece para personas que, conforme pasa el tiempo, se ven más dificultados para valerse por sí mismos.

Iñaki Bartolomé y Gonzalo Pérez son Ideable Solutions, una startup bilbaína que apuesta por la innovación social. Se dieron cuenta de que había mucho que hacer en ese campo y crearon Eldersarea. «Estamos trabajando en una plataforma móvil de salud personal y teleasistencia. Queremos que las nuevas tecnologías no sean un freno para los que tienen más de 55 años», explicó Bartolomé durante la presentación que llevaron a cabo en el evento de Irekia para el fomento de la cultura emprendedora en Euskadi. La idea de ambos es que puedan comunicarse de manera fluida a través de dispositivos como tablets o smartphones sin tener que teclear o configurar nada. «La relación con los objetos ha de ser natural, como la que tienen con televisión y teléfono fijo», dijo Bartolomé.

La materialización física del proyecto sería en forma de tablet con un sistema operativo Android «en el que hemos introducido un cambio de la capa gráfica, la que se relaciona con el usuario, para crear un sistema de interacción mas pensado en personas mayores», cuenta Gonzalo Pérez.

El proyecto tiene algo de la filosofía open, ya que se contempla como una plataforma donde terceros puedan también acceder a ese sector de población y ofrecerles servicios y aplicaciones que sean susceptibles de ser utilizados por ellos. «De hecho, el testeo se realizará a través de apps. Queremos asegurarnos de que hay una demanda real y que lo que proponemos se puede instalar en dispositivos como televisiones inteligentes», declaró Pérez.

Bartolomé y Pérez piensan que, más allá de la brecha tecnológica, hay una social que quieren comenzar a abordar promoviendo un debate en torno al tema. «Queremos también suscitar el diálogo acerca de si ellos quieren utilizar tecnología y qué tipo de tecnología quieren emplear. Además, los cuidadores y familiares deben aportar su punto de vista acerca del envejecimiento activo», cuentan los creadores de la idea.

Compártelo twitter facebook whatsapp
A ellos también les duele la cabeza
La ciudad de todos frente a la ciudad neoliberal
El fútbol puede cambiar la imagen que tienes de los refugiados
Prepárate: un banco de tiempo digital para ayudar a encontrar trabajo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad