17 de julio 2012    /   BUSINESS
por
 

Elon Musk: «En 40 años viajaremos a Marte»

17 de julio 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cada cierto tiempo surgen personas que realmente cambian el mundo. Es posible que los medios contribuyan a generar relatos poco realistas sobre algunas de estos personajes atribuyéndoles el mérito de cosas que han ocurrido a causa de esfuerzos colectivos. El software libre y tecnologías como Arduino son muestra de que también se pueden construir grandes cosas sin atribuirlo a una sola persona. Pero en el caso de Elon Musk no sería injusto decir que su contribución puede acabar siendo muy importante para la humanidad.

Musk se ha atrevido con tres industrias muy difíciles de cambiar por los altos costes que conlleva hacerlo. El es el fundador de Tesla Motors, una compañía de coches eléctricos que aspira a llevar esta tecnología a las masas y que ha conseguido vender sus baterías a Toyota y Mercedes. Compagina este puesto con la dirección de SpaceX, otra empresa fundada por el que está construyendo naves espaciales. En mayo enviaron su primer aparato no tripulado al espacio, que transportó mercancía a la estación espacial internacional para su posterior vuelta a la tierra. El objetivo es realizar misiones con humanos abordo, incluso hasta Marte. El logro es especialmente reseñable si tenemos en cuenta que es la primera vez que una compañía privada ha logrado algo de esas características.

Musk también es fundador de SolarCity, una compañía especializada en instalar energía fotovoltaíca en hogares en     EE. UU. con el objetivo de proporcionar independencia energética a particulares.

Por eso cuando Musk ofrece una entrevista, merece la pena escucharlo. En un encuentro celebrado la semana pasada, el visionario emprendedor que se hizo millonario tras vender PayPal en 2002, estuvo una hora hablando con Pando Daily (lo reseñable empieza a partir del minuto 7). Estas fueron algunas de las cosas que dijo:

Sobre internet

– Tras hacer su fortuna en internet, Musk ha preferido invertir en industrias como el automóvil, la energía solar y la exploración espacial. «En estos sectores hay muy poca creación de empresas nuevas que son las que realmente ayudan a cambiar las cosas. En la ausencia de estos nuevos entrantes te quedas sin esa fuerza para innovar (…) Son industrias que requieren mucho capital para empezar».

– Con la venta de PayPal, Musk ganó 180 millones de dólares, después de pagar impuestos. Con ese dinero invirtió 100 millones  en Space x,  70 en Tesla y 10 en Solar City. «Tuve que pedir dinero prestado para pagar el alquiler». En principio calculó que iba a costar menos, pero SpaceX y Tesla acabaron necesitando mucha más inversión de lo que pensaba. «Para las primeras rondas no busqué inversores. Primero porque te piden casos de éxitos previos en el sector (no tenía). Segundo, porque fabricar cohetes espaciales se sale un poco de la zona de confort de los inversores de capital riesgo tradicionales».

Sobre Tesla y el coche electrónico:

– «Tesla es una compañía de tecnología pura y dura. Hacemos ingeniería realmente seria. Solo consigues crear valor real si haces el trabajo duro para solucionar problemas complicados. (…) Hacemos manufactura de verdad. Con el modelo S, entra aluminio y plástico a la fábrica y salen coches. Hacemos el interior, el software y el diseño del vehículo. (…) Competidores como Fisker piensan que todo está en el diseño, pero no es así. La razón por la que no tenemos coches eléctricos en el mercado no es por falta de estética».

– «El hecho que Daimler y Toyota compren nuestro tren motriz eléctrico es una muestra de lo difícil que es realizarlo. Si pudieran hacerlo, lo harían ellos mismos».

El futuro según Musk

El emprendedor, de origen sudafricano, habló de algunas ideas que tiene para el futuro:

– Motores eléctricos: «Cuando leí sobre el final del Concorde me dio pena ver que ya no existirían vuelos supersónicos. Creo que se podría conseguir algo similar cambiando por completo, como abordamos los motores de un avión. Solo con cambiar los motores de un Concorde con tecnología de ahora se podría duplicar su alcance. Esto se conseguiría instalando motores eléctricos en vez de motores de combustión. Con motores de combustión la altitud optima está entre 35.000 y 55.000 pies. Con esta tecnología podrías llegar a volar a 80.000 pies. A esa altura la resistencia es mucho más baja y puedes ir mucho más rápido. Serían super eficientes. No creo que intente hacerlo por el momento, pero entre SpaceX y Tesla tengo los ingredientes para probarlo algún día».

– Ideas abiertas: «Me gustaría encontrar una forma de hacer ideas abiertas. Cuelgas el plan en internet con lo que hay que hacer y dejas que personas de todo el mundo lo intenten. Incluso se podría crear una patente de código abierto y dársela a la persona que tenga un plan creíble para conseguirlo».

– El quinto medio de transporte: «Tenemos aviones, trenes, automóviles y barcos para movernos por la tierra. ¿Y si hubiera un quinto medio? Lo llamo Hyper Loop. Veo que el tren de alta velocidad entre San Francisco y Los Ángeles va a costar más de 60.000 millones de dólares y, al final, no va a ser muy rápido. He pensado en algo mucho más rápido y seguro. Un medio que te lleva desde Los Ángeles a San Francisco en media hora. Viajaría dos veces más rápido que un avión. Estaría recubierto de paneles solares. Incluso generaría más energía de la que puede consumir. Funciona las 24 horas y no necesita baterías».

– Viajar a Marte: «El año pasado por fin logré convencerme de que llegar a Marte es técnicamente posible. Creo que se podrá conseguir en 40 años. Sobre el papel tenemos un sistema para lograrlo. Es posible, pero será extremadamente difícil».

La energía solar

– «Lo que de verdad es complicado de la tecnología solar no es el panel. Su precio está bajando muchísimo. Lo que añade mucho gasto es todo lo que gira alrededor del panel: la instalación, el mantenimiento, el cableado. Es allí donde tenemos que enfocar nuestros esfuerzos».

Sobre los inversores de capital riesgo

– «Si tienes que escoger entre una valoración más baja con alguien que te gusta y una valoración más alta con alguien que te plantea dudas, opta por la valoración más baja. Es mejor tener un inversor de alto calibre con quien puedas trabajar a gusto, a recibir más dinero de un inversor que tiene muchos interrogantes. Esto es como un matrimonio».

Sobre las dificultades de emprender y sus fracasos

–  «2008 fue un año complicadísimo. La economía se cae. Estuvimos a punto de cerras las tres empresas. Nadie quería invertir en coches, teniendo en cuenta la bancarrota de General Motors. Morgan Stanley, que estaba financiando Solar City, se tuvo que echar atrás porque se quedó sin dinero. Además estaba pasando por un divorcio. Tuve que hacerme cargo completamente de Space X y Tesla. Sinceramente, no fue nada divertido».

«Hoy ya no estamos mirando hacia el abismo. Siempre hay ese riesgo, pero cada vez está más lejos».

– «Cuando empecé SpaceX pensé que estaba abocado al fracaso. Pensar otra cosa sería irracional».

 Sobre PayPal (la compañía que fundó)

«Si no cambian estarán jodidos. Si miras el plan de producto que hice en el 2000, no veo ninguna diferencia con lo que están haciendo ahora. Bueno, sí; ahora lo están haciendo peor. PayPal debería haberse convertido en un lugar donde todo el mundo tuviera su dinero y no lo ha conseguido».

Foto: SpaceX

 

Cada cierto tiempo surgen personas que realmente cambian el mundo. Es posible que los medios contribuyan a generar relatos poco realistas sobre algunas de estos personajes atribuyéndoles el mérito de cosas que han ocurrido a causa de esfuerzos colectivos. El software libre y tecnologías como Arduino son muestra de que también se pueden construir grandes cosas sin atribuirlo a una sola persona. Pero en el caso de Elon Musk no sería injusto decir que su contribución puede acabar siendo muy importante para la humanidad.

Musk se ha atrevido con tres industrias muy difíciles de cambiar por los altos costes que conlleva hacerlo. El es el fundador de Tesla Motors, una compañía de coches eléctricos que aspira a llevar esta tecnología a las masas y que ha conseguido vender sus baterías a Toyota y Mercedes. Compagina este puesto con la dirección de SpaceX, otra empresa fundada por el que está construyendo naves espaciales. En mayo enviaron su primer aparato no tripulado al espacio, que transportó mercancía a la estación espacial internacional para su posterior vuelta a la tierra. El objetivo es realizar misiones con humanos abordo, incluso hasta Marte. El logro es especialmente reseñable si tenemos en cuenta que es la primera vez que una compañía privada ha logrado algo de esas características.

Musk también es fundador de SolarCity, una compañía especializada en instalar energía fotovoltaíca en hogares en     EE. UU. con el objetivo de proporcionar independencia energética a particulares.

Por eso cuando Musk ofrece una entrevista, merece la pena escucharlo. En un encuentro celebrado la semana pasada, el visionario emprendedor que se hizo millonario tras vender PayPal en 2002, estuvo una hora hablando con Pando Daily (lo reseñable empieza a partir del minuto 7). Estas fueron algunas de las cosas que dijo:

Sobre internet

– Tras hacer su fortuna en internet, Musk ha preferido invertir en industrias como el automóvil, la energía solar y la exploración espacial. «En estos sectores hay muy poca creación de empresas nuevas que son las que realmente ayudan a cambiar las cosas. En la ausencia de estos nuevos entrantes te quedas sin esa fuerza para innovar (…) Son industrias que requieren mucho capital para empezar».

– Con la venta de PayPal, Musk ganó 180 millones de dólares, después de pagar impuestos. Con ese dinero invirtió 100 millones  en Space x,  70 en Tesla y 10 en Solar City. «Tuve que pedir dinero prestado para pagar el alquiler». En principio calculó que iba a costar menos, pero SpaceX y Tesla acabaron necesitando mucha más inversión de lo que pensaba. «Para las primeras rondas no busqué inversores. Primero porque te piden casos de éxitos previos en el sector (no tenía). Segundo, porque fabricar cohetes espaciales se sale un poco de la zona de confort de los inversores de capital riesgo tradicionales».

Sobre Tesla y el coche electrónico:

– «Tesla es una compañía de tecnología pura y dura. Hacemos ingeniería realmente seria. Solo consigues crear valor real si haces el trabajo duro para solucionar problemas complicados. (…) Hacemos manufactura de verdad. Con el modelo S, entra aluminio y plástico a la fábrica y salen coches. Hacemos el interior, el software y el diseño del vehículo. (…) Competidores como Fisker piensan que todo está en el diseño, pero no es así. La razón por la que no tenemos coches eléctricos en el mercado no es por falta de estética».

– «El hecho que Daimler y Toyota compren nuestro tren motriz eléctrico es una muestra de lo difícil que es realizarlo. Si pudieran hacerlo, lo harían ellos mismos».

El futuro según Musk

El emprendedor, de origen sudafricano, habló de algunas ideas que tiene para el futuro:

– Motores eléctricos: «Cuando leí sobre el final del Concorde me dio pena ver que ya no existirían vuelos supersónicos. Creo que se podría conseguir algo similar cambiando por completo, como abordamos los motores de un avión. Solo con cambiar los motores de un Concorde con tecnología de ahora se podría duplicar su alcance. Esto se conseguiría instalando motores eléctricos en vez de motores de combustión. Con motores de combustión la altitud optima está entre 35.000 y 55.000 pies. Con esta tecnología podrías llegar a volar a 80.000 pies. A esa altura la resistencia es mucho más baja y puedes ir mucho más rápido. Serían super eficientes. No creo que intente hacerlo por el momento, pero entre SpaceX y Tesla tengo los ingredientes para probarlo algún día».

– Ideas abiertas: «Me gustaría encontrar una forma de hacer ideas abiertas. Cuelgas el plan en internet con lo que hay que hacer y dejas que personas de todo el mundo lo intenten. Incluso se podría crear una patente de código abierto y dársela a la persona que tenga un plan creíble para conseguirlo».

– El quinto medio de transporte: «Tenemos aviones, trenes, automóviles y barcos para movernos por la tierra. ¿Y si hubiera un quinto medio? Lo llamo Hyper Loop. Veo que el tren de alta velocidad entre San Francisco y Los Ángeles va a costar más de 60.000 millones de dólares y, al final, no va a ser muy rápido. He pensado en algo mucho más rápido y seguro. Un medio que te lleva desde Los Ángeles a San Francisco en media hora. Viajaría dos veces más rápido que un avión. Estaría recubierto de paneles solares. Incluso generaría más energía de la que puede consumir. Funciona las 24 horas y no necesita baterías».

– Viajar a Marte: «El año pasado por fin logré convencerme de que llegar a Marte es técnicamente posible. Creo que se podrá conseguir en 40 años. Sobre el papel tenemos un sistema para lograrlo. Es posible, pero será extremadamente difícil».

La energía solar

– «Lo que de verdad es complicado de la tecnología solar no es el panel. Su precio está bajando muchísimo. Lo que añade mucho gasto es todo lo que gira alrededor del panel: la instalación, el mantenimiento, el cableado. Es allí donde tenemos que enfocar nuestros esfuerzos».

Sobre los inversores de capital riesgo

– «Si tienes que escoger entre una valoración más baja con alguien que te gusta y una valoración más alta con alguien que te plantea dudas, opta por la valoración más baja. Es mejor tener un inversor de alto calibre con quien puedas trabajar a gusto, a recibir más dinero de un inversor que tiene muchos interrogantes. Esto es como un matrimonio».

Sobre las dificultades de emprender y sus fracasos

–  «2008 fue un año complicadísimo. La economía se cae. Estuvimos a punto de cerras las tres empresas. Nadie quería invertir en coches, teniendo en cuenta la bancarrota de General Motors. Morgan Stanley, que estaba financiando Solar City, se tuvo que echar atrás porque se quedó sin dinero. Además estaba pasando por un divorcio. Tuve que hacerme cargo completamente de Space X y Tesla. Sinceramente, no fue nada divertido».

«Hoy ya no estamos mirando hacia el abismo. Siempre hay ese riesgo, pero cada vez está más lejos».

– «Cuando empecé SpaceX pensé que estaba abocado al fracaso. Pensar otra cosa sería irracional».

 Sobre PayPal (la compañía que fundó)

«Si no cambian estarán jodidos. Si miras el plan de producto que hice en el 2000, no veo ninguna diferencia con lo que están haciendo ahora. Bueno, sí; ahora lo están haciendo peor. PayPal debería haberse convertido en un lugar donde todo el mundo tuviera su dinero y no lo ha conseguido».

Foto: SpaceX

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Pepsico investiga nuevas maneras de encontrar el talento
Tomar una birra con tu difunto y otras rarezas de los entierros en los Balcanes
Príncipe Imperial, el caballo cuyas trenzas se hicieron rastas
Alberto Royo: «Se buscan ignorantes felices más que personas cultivadas»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad