fbpx
5 de noviembre 2011    /   BUSINESS
por
 

En el camión de helados afrodisiacos el premio viene en el palo

5 de noviembre 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si el mundo está preparado para una tarrina de Ben&Jerrys de Chunky Monkey, ¿por qué no lo va estar para un cucurucho afrodisiaco de Pop Mi Cherries Jubilee? Como si los helados no fueran lo suficientemente sabrosos, en Miami vienen a tu encuentro a cualquier hora de la madrugada, protegidos del calor por las manos de chicas ligeras de ropa, que además bailan la barra americana para honrar el lametón.

Los traslada en sus cámaras de hielo, de tecnología patentada, el Aphrodisiac Ice Cream Truck, el buque insignia con ruedas de una compañía de helados erótico-festivos ideada por el fotógrafo de Miami Justin Prize y su chica, la modelo costarricense Jacqueline Suzanne. Una idea que parece, a priori, condenada al fracaso más absoluto, pero que ha sabido encontrar su nicho de mercado entre los asiduos a la noche de Miami con tolerancia a las lactosas.

La historia de su concepción es inherente a la propia filosofía que esconde el modelo empresarial, según cuentan en su página web. Jacqueline Suzanne y su novio Justin fueron a un club en Miami una noche, como otras tantas. Cuando salieron estaban tan borrachos y tan deseosos de zamparse un helado que no se dieron cuenta que eran las cuatro de la mañana y las heladerías no estaban abiertas.

Pensaron entonces lo bueno que sería si hubiera un lugar que sirviera helado a todas horas, incluida la madrugada; y con un criterio que sorprendentemente se ha convertido en válido, imaginaron que no podían ser los únicos que tenían un antojo de borracho con helado por la noche.

Jacqueline sugirió entonces que debían abrir una heladería nocturna en Miami. Jacqueline es modelo y Justin, fotógrafo; y cuando la miró extrañado, descubrió rápidamente que tenía delante de su objetivo al mejor reclamo para los clientes: un pibón.

No era mala idea. Ambos perpetradores tienen empleos que les obligan a viajar mucho, por lo que era inútil alquilar un local que no iban a poder llevar; así que sugirieron un camión de helados, que llevara las ambrosías frías por las zonas nocturnas de la ciudad.

Jacqueline sabe muy bien que las personas que salen de los clubes a las 4 am están principalmente borrachas y más calientes que el cenicero de un bingo (cuando se fumaba en los bingos), así que ¿por qué no darles lo que quieren con un helado con afrodisíaco natural dentro, y mejor aún, que te lo sirvan abrasadoras modelos que bailan en barra?.

Y así, amigos, es como el camión de helados más sexy de América se puso a andar por las calles de Miami.

El vehículo, que empezó a tocar la campana el pasado 27 de octubre, ofrece tentadoras combinaciones como Chocolate 3sumVanilla, el Quickie and Aphrodisiac Orgy, el Pop Mi Cherries Jubilee y otros gustillos similares.

Las chicas y sus contoneos son el premio que viene en el palito y están incluidas en el precio de la consumición, aunque protegidas bien arriba en el techo de la furgoneta, para evitar las manos llenas de chocolate.

Tienen su experiencia, pues Justin lleva años trabajando como fotógrafo del ramo erotico y ha probado de todos los sabores, así que suelen contratar a modelos de Maxim o de Hooters. Que sepan moverse en los resbaladizos terrenos del pole dance, por supuesto.

Los helados los despacha desde la ventanilla Jacqueline, mientras ella también se asoma picaruela al balcón de su escote.

Así, mientras que los clientes están haciendo fila para probar un sabroso manjar, las chicas les proporcionamos un camión visualmente impactante y movimientos sensuales para mantenerlos calentitos en la espera.

Y les funciona de maravilla pues, según afirman, en menos de 2 semanas no dan abasto a la demanda que han encontrado. Tanto que ahora están pensando invertir en una pequeña flota de camiones de helados con palito, para ampliar negocio.

Por cierto, al parecer, el afrodisíaco específico que están usando lo quieren mantener en secreto; por lo menos mientras sus clientes se vayan a casa contentos y no con un infarto de miocardio. Sólo es cuestión de tiempo que eso ocurra.

Fuente:  Aphrodisiac Ice Cream

Fotos: de su Facebook

 

Si el mundo está preparado para una tarrina de Ben&Jerrys de Chunky Monkey, ¿por qué no lo va estar para un cucurucho afrodisiaco de Pop Mi Cherries Jubilee? Como si los helados no fueran lo suficientemente sabrosos, en Miami vienen a tu encuentro a cualquier hora de la madrugada, protegidos del calor por las manos de chicas ligeras de ropa, que además bailan la barra americana para honrar el lametón.

Los traslada en sus cámaras de hielo, de tecnología patentada, el Aphrodisiac Ice Cream Truck, el buque insignia con ruedas de una compañía de helados erótico-festivos ideada por el fotógrafo de Miami Justin Prize y su chica, la modelo costarricense Jacqueline Suzanne. Una idea que parece, a priori, condenada al fracaso más absoluto, pero que ha sabido encontrar su nicho de mercado entre los asiduos a la noche de Miami con tolerancia a las lactosas.

La historia de su concepción es inherente a la propia filosofía que esconde el modelo empresarial, según cuentan en su página web. Jacqueline Suzanne y su novio Justin fueron a un club en Miami una noche, como otras tantas. Cuando salieron estaban tan borrachos y tan deseosos de zamparse un helado que no se dieron cuenta que eran las cuatro de la mañana y las heladerías no estaban abiertas.

Pensaron entonces lo bueno que sería si hubiera un lugar que sirviera helado a todas horas, incluida la madrugada; y con un criterio que sorprendentemente se ha convertido en válido, imaginaron que no podían ser los únicos que tenían un antojo de borracho con helado por la noche.

Jacqueline sugirió entonces que debían abrir una heladería nocturna en Miami. Jacqueline es modelo y Justin, fotógrafo; y cuando la miró extrañado, descubrió rápidamente que tenía delante de su objetivo al mejor reclamo para los clientes: un pibón.

No era mala idea. Ambos perpetradores tienen empleos que les obligan a viajar mucho, por lo que era inútil alquilar un local que no iban a poder llevar; así que sugirieron un camión de helados, que llevara las ambrosías frías por las zonas nocturnas de la ciudad.

Jacqueline sabe muy bien que las personas que salen de los clubes a las 4 am están principalmente borrachas y más calientes que el cenicero de un bingo (cuando se fumaba en los bingos), así que ¿por qué no darles lo que quieren con un helado con afrodisíaco natural dentro, y mejor aún, que te lo sirvan abrasadoras modelos que bailan en barra?.

Y así, amigos, es como el camión de helados más sexy de América se puso a andar por las calles de Miami.

El vehículo, que empezó a tocar la campana el pasado 27 de octubre, ofrece tentadoras combinaciones como Chocolate 3sumVanilla, el Quickie and Aphrodisiac Orgy, el Pop Mi Cherries Jubilee y otros gustillos similares.

Las chicas y sus contoneos son el premio que viene en el palito y están incluidas en el precio de la consumición, aunque protegidas bien arriba en el techo de la furgoneta, para evitar las manos llenas de chocolate.

Tienen su experiencia, pues Justin lleva años trabajando como fotógrafo del ramo erotico y ha probado de todos los sabores, así que suelen contratar a modelos de Maxim o de Hooters. Que sepan moverse en los resbaladizos terrenos del pole dance, por supuesto.

Los helados los despacha desde la ventanilla Jacqueline, mientras ella también se asoma picaruela al balcón de su escote.

Así, mientras que los clientes están haciendo fila para probar un sabroso manjar, las chicas les proporcionamos un camión visualmente impactante y movimientos sensuales para mantenerlos calentitos en la espera.

Y les funciona de maravilla pues, según afirman, en menos de 2 semanas no dan abasto a la demanda que han encontrado. Tanto que ahora están pensando invertir en una pequeña flota de camiones de helados con palito, para ampliar negocio.

Por cierto, al parecer, el afrodisíaco específico que están usando lo quieren mantener en secreto; por lo menos mientras sus clientes se vayan a casa contentos y no con un infarto de miocardio. Sólo es cuestión de tiempo que eso ocurra.

Fuente:  Aphrodisiac Ice Cream

Fotos: de su Facebook

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Entrevista con el hijo de Pablo Escobar: «Mi padre me mostró el camino que no hay que recorrer»
Aprender el imperativo en inglés con Bowie y la voz pasiva con The Who
Bit Coin, el dinero invisible que está creando una economía paralela
Australia aboga por wifi gratuito en los hoteles
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *