30 de junio 2011    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: Aprender a decir ‘No, No’ a las prisas

30 de junio 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


El otro día iba yo andando por el ensanche de Vallecas y de pronto pasó una chica rubia caminando con sus amigas. Se paró y se puso a cantar. Las amigas, que deduzco eran profesionales de la música, improvisaron un estribillo en un mi bemol menor perfecto.
Un policía de bigote que vio la escena, hizo un paso de baile y desapareció, y el tendero de frutas sonreía a las chicas y les ofrecía unas manzanas frescas, mientras su mujer gorda le miraba enfurruñada junto a la báscula. Medio barrio se unió y todos se sabían la canción y no les daba vergüenza cantarla y bailarla en plena calle. Luego tras un final apoteósico (en mi bemol) el barrio entero con las manos alzadas terminó de cantar y siguió haciendo vida… al parecer la escena es bastante habitual en esa zona de Madrid.
Ver eso en un anuncio o una película no nos extraña. Un simple musical. Lo excepcional siempre acaba por ser ex-excepcional. Simplemente deja de ser lo que era. Recuerdo que hace años siempre me quedaba pensando lo absurdo que era el momento en que todos acaban de bailar y siguen hablando como si nada… Hoy los flash mobs son ya parte de cualquier evento. Ya son ex-excepcionales.
Con el tiempo, las cosas simplemente dejan de ser lo que eran. Los números de los futbolistas, por ejemplo, ya no significan nada. Osea, tener el 23 o el 15 a la espalda es cuestión de superstición, marketing o inercia. Nada táctico.
La mismísima CocaCola que era en origen una especie de elixir medicinal, y hoy la palabra refresco se le queda corta. Nos han acostumbrado a verlo de otra forma. Antes los todoterreno eran para ir por el campo y los móviles eran para hablar.
Algunos cambios transcurren despacio y de forma natural. Pero esta capacidad de adaptación de los humanos a cualquier cosa, las mutaciones, es lo que nos trae locos a los profesionales de marketing. Hasta la palabra yorokobu nos parece ya tirando a normalita y es aun un bebé de año y pico… y da como miedo decirlo, pero las redes sociales están empezando a dejar de ser lo que eran!…Facebook ya no crece de forma exponencial!!! ¿Se está empezando a acabar el fenómeno? ¿De qué hablaremos en 2 años?
¿Cuánto dura el efecto de las campañas más impactantes? ¿Dos días?  ¿Cuánto duran ahora los ciclos de las marcas? Ojalá la crisis durara igual de poco. El otro día hablaba en un foro y sentía como la palabra CRM se había quedado ya obsoleta, ¿quien habla ya de eso? Me sentía como un viejo profesor.
No estoy de acuerdo. A mí me hubiera gustado ver un par de semanas más el anuncio de Citroën del niño en la bañera que dice: ‘No, No’. Pero seguro que la planificación de medios recomienda ir rapidito a otra cosa porque la gente consume medios a ritmo de 4 minutos el kilómetro. Vivimos en una especie de ansiedad crónica en la que leemos 100 tweets al día, vemos 300 banners, 8 blogs y 800 grps.  Es como poner un anuncio en el peldaño de una escalera mecánica. Se lo traga el sistema y adiós muy buenas.
A mí me gustaría pensar que se puede seguir avanzando en la definición de perfiles de  clientes, en la personalización, en mejorar la experiencia de marca o de venta…  cultivar algo con raíces mas fuertes como la marca.
Estamos haciendo como con la comida rápida, estamos haciendo Fast Food, Fast Brand, Fast Advertising y Fast Social Media, Fast todo…
Y yo, como el niño del anuncio, digo ¡NO NO!


El otro día iba yo andando por el ensanche de Vallecas y de pronto pasó una chica rubia caminando con sus amigas. Se paró y se puso a cantar. Las amigas, que deduzco eran profesionales de la música, improvisaron un estribillo en un mi bemol menor perfecto.
Un policía de bigote que vio la escena, hizo un paso de baile y desapareció, y el tendero de frutas sonreía a las chicas y les ofrecía unas manzanas frescas, mientras su mujer gorda le miraba enfurruñada junto a la báscula. Medio barrio se unió y todos se sabían la canción y no les daba vergüenza cantarla y bailarla en plena calle. Luego tras un final apoteósico (en mi bemol) el barrio entero con las manos alzadas terminó de cantar y siguió haciendo vida… al parecer la escena es bastante habitual en esa zona de Madrid.
Ver eso en un anuncio o una película no nos extraña. Un simple musical. Lo excepcional siempre acaba por ser ex-excepcional. Simplemente deja de ser lo que era. Recuerdo que hace años siempre me quedaba pensando lo absurdo que era el momento en que todos acaban de bailar y siguen hablando como si nada… Hoy los flash mobs son ya parte de cualquier evento. Ya son ex-excepcionales.
Con el tiempo, las cosas simplemente dejan de ser lo que eran. Los números de los futbolistas, por ejemplo, ya no significan nada. Osea, tener el 23 o el 15 a la espalda es cuestión de superstición, marketing o inercia. Nada táctico.
La mismísima CocaCola que era en origen una especie de elixir medicinal, y hoy la palabra refresco se le queda corta. Nos han acostumbrado a verlo de otra forma. Antes los todoterreno eran para ir por el campo y los móviles eran para hablar.
Algunos cambios transcurren despacio y de forma natural. Pero esta capacidad de adaptación de los humanos a cualquier cosa, las mutaciones, es lo que nos trae locos a los profesionales de marketing. Hasta la palabra yorokobu nos parece ya tirando a normalita y es aun un bebé de año y pico… y da como miedo decirlo, pero las redes sociales están empezando a dejar de ser lo que eran!…Facebook ya no crece de forma exponencial!!! ¿Se está empezando a acabar el fenómeno? ¿De qué hablaremos en 2 años?
¿Cuánto dura el efecto de las campañas más impactantes? ¿Dos días?  ¿Cuánto duran ahora los ciclos de las marcas? Ojalá la crisis durara igual de poco. El otro día hablaba en un foro y sentía como la palabra CRM se había quedado ya obsoleta, ¿quien habla ya de eso? Me sentía como un viejo profesor.
No estoy de acuerdo. A mí me hubiera gustado ver un par de semanas más el anuncio de Citroën del niño en la bañera que dice: ‘No, No’. Pero seguro que la planificación de medios recomienda ir rapidito a otra cosa porque la gente consume medios a ritmo de 4 minutos el kilómetro. Vivimos en una especie de ansiedad crónica en la que leemos 100 tweets al día, vemos 300 banners, 8 blogs y 800 grps.  Es como poner un anuncio en el peldaño de una escalera mecánica. Se lo traga el sistema y adiós muy buenas.
A mí me gustaría pensar que se puede seguir avanzando en la definición de perfiles de  clientes, en la personalización, en mejorar la experiencia de marca o de venta…  cultivar algo con raíces mas fuertes como la marca.
Estamos haciendo como con la comida rápida, estamos haciendo Fast Food, Fast Brand, Fast Advertising y Fast Social Media, Fast todo…
Y yo, como el niño del anuncio, digo ¡NO NO!

Compártelo twitter facebook whatsapp
La insoportable duplicidad del ser
El pequeño mundo de MakaiStorm, los dos rombos, el abuelo en París
La batalla educativa del México olvidado
Drama, viajes y tinieblas (Emmy 2012)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • vooooyyyy…. llegooo en un momentiiiito !!
    Por cierto, como se mueve un Canario en este ambiente de locos…¿?
    Para la sección «Peticiones del Oyente» (si es que la hay!!): Tellechea, porque no te echas un speach la próxima semana sobre lo «políticamente correcto» o el «buenismo»… me gustaría mucho ver que escribes del tema. graciaaaassss…..

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad