23 de febrero 2012    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: Blancolor, pizza mediana gratis y un sueldo para toda la vida solo hasta fin de mes

23 de febrero 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Qué marca de lubricantes patrocina al equipo de Ferrari? Seguro que es algo en lo que piensas a menudo… El caso es que la concha de Shell lleva ahí desde hace… ¿Cuánto? ¿100 años?

¿Sabías que la semana de Blancolor debe de estar a punto de acabar? Aunque siempre puedes esperar a la del año que viene. O a Expoelectrónica. O a los 8 días de Oro, como en los últimos. ¿Cuántos? ¿100 años?

¿Sabías que te quedan solo unos días para que acabe la oferta hasta fin de mes de Citröen? Bueno, quizás, solo quizás, lo renueven el mes que viene como en los últimos.. ¿Cuántos? ¿100 años? ¿Y cuánta gente vive ya para toda la vida a costa del sueldo de Nescafé en España?

Qué mala es la inercia de pensamiento. “Siempre se ha hecho así”. “El año pasado funcionó igual de bien”. Seguro que algunos de los ejemplos anteriores siguen siendo eficaces, pero me sirven para describir esas campañas de toda la vida.

No tengo datos así que no los cuestiono, pero me pregunto cuánto tienen de inercia y herencia, y cuánto de estrategia real. En ocasiones, ésa es la enfermedad en muchas empresas. Construyen hitos de comunicación que se acaban convirtiendo en íconos y parte de la cultura corporativa.

¿No habíamos quedado en que una promoción, por definición, es temporal y debe dar sensación real de oportunidad? Así que tan malo es ser predecibles como estar instalado en la promo.

Siempre he oído decir: Si algo funciona bien siempre, o estás haciendo trampas al solitario con los resultados o es que no te pones bien los objetivos. (Hay una tercera opción que es ser Apple, pero no cuenta).

¿De verdad a nadie le extraña que cada año la gente cumpla, por norma con sus resultados? Ni siquiera después de…¿Cuántos? ¿100 años? ¿Por qué los planes de marketing se construyen usando la plantilla del año anterior? El mercado va cambiando año a año, y en algunos sectores en plazos incluso menores.

Un buen objetivo debería calcular dónde te gustaría llegar. No ser un descriptivo de hasta dónde vas a llegar. Y eso no debería ser un problema, de hecho un buen objetivo no debería poder alcanzarse nunca.

Las empresas de esquemas rígidos han construido durante años auténticas fortificaciones comerciales, pero estamos en la generación en la que Luis del Olmo dejó de hacer Protagonistas. La que ha visto nacer y caer a Marsans y Spanair.

En pocos años han cambiado todos los indicadores, los canales de comercialización, la actitud de los consumidores, los umbrales de precios, las redes de distribución, los controles de calidad, los servicios postventa… Pero seguro que si compramos una pizza grande tendremos un mediana gratis durante… ¿Cuántos? ¿100 años más?

Foto: William Hook bajo licencia CC

¿Qué marca de lubricantes patrocina al equipo de Ferrari? Seguro que es algo en lo que piensas a menudo… El caso es que la concha de Shell lleva ahí desde hace… ¿Cuánto? ¿100 años?

¿Sabías que la semana de Blancolor debe de estar a punto de acabar? Aunque siempre puedes esperar a la del año que viene. O a Expoelectrónica. O a los 8 días de Oro, como en los últimos. ¿Cuántos? ¿100 años?

¿Sabías que te quedan solo unos días para que acabe la oferta hasta fin de mes de Citröen? Bueno, quizás, solo quizás, lo renueven el mes que viene como en los últimos.. ¿Cuántos? ¿100 años? ¿Y cuánta gente vive ya para toda la vida a costa del sueldo de Nescafé en España?

Qué mala es la inercia de pensamiento. “Siempre se ha hecho así”. “El año pasado funcionó igual de bien”. Seguro que algunos de los ejemplos anteriores siguen siendo eficaces, pero me sirven para describir esas campañas de toda la vida.

No tengo datos así que no los cuestiono, pero me pregunto cuánto tienen de inercia y herencia, y cuánto de estrategia real. En ocasiones, ésa es la enfermedad en muchas empresas. Construyen hitos de comunicación que se acaban convirtiendo en íconos y parte de la cultura corporativa.

¿No habíamos quedado en que una promoción, por definición, es temporal y debe dar sensación real de oportunidad? Así que tan malo es ser predecibles como estar instalado en la promo.

Siempre he oído decir: Si algo funciona bien siempre, o estás haciendo trampas al solitario con los resultados o es que no te pones bien los objetivos. (Hay una tercera opción que es ser Apple, pero no cuenta).

¿De verdad a nadie le extraña que cada año la gente cumpla, por norma con sus resultados? Ni siquiera después de…¿Cuántos? ¿100 años? ¿Por qué los planes de marketing se construyen usando la plantilla del año anterior? El mercado va cambiando año a año, y en algunos sectores en plazos incluso menores.

Un buen objetivo debería calcular dónde te gustaría llegar. No ser un descriptivo de hasta dónde vas a llegar. Y eso no debería ser un problema, de hecho un buen objetivo no debería poder alcanzarse nunca.

Las empresas de esquemas rígidos han construido durante años auténticas fortificaciones comerciales, pero estamos en la generación en la que Luis del Olmo dejó de hacer Protagonistas. La que ha visto nacer y caer a Marsans y Spanair.

En pocos años han cambiado todos los indicadores, los canales de comercialización, la actitud de los consumidores, los umbrales de precios, las redes de distribución, los controles de calidad, los servicios postventa… Pero seguro que si compramos una pizza grande tendremos un mediana gratis durante… ¿Cuántos? ¿100 años más?

Foto: William Hook bajo licencia CC

Compártelo twitter facebook whatsapp
En busca de los genes de la Colonia Pérdida
Los magos del tatuaje
¿Por qué nos obsesiona tanto ganar?
‘The Shield’, Mackey y el Homo Corruptus Erectus
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad