16 de septiembre 2010    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: Chinatown o San Chinarro

16 de septiembre 2010    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

chinatown1

Las grandes ciudades del mundo, como NY, Chicago o Londres, tienen su Chinatown con miles de rótulos en chino, pagodas, patos laqueados y relojes de imitación…un clásico.

En Madrid, no ocurre, no tenemos un Chinatown como tal. Hay unos polígonos industriales de Leganés donde llega toda la mercancía oriental que parecen un barrio chino. O unos 40 restaurantes chinos que se llaman la Gran Muralla. O esa plaga de tiendas orientales tipo ‘todoayen’. Pero en definitiva lo más parecido a un Chinatown, aunque sólo sea fonéticamente, es nuestro castizo San Chinarro.

Hay tantos ‘todoayen’ como mercadillos medievales recorriendo España (pero hablaremos de esos otro día) y la cosa avanza y avanza. No hay pueblo en España que se precie en el que no haya amanecido uno de la noche a la mañana. La zapatería de toda la vida ahora se llama Bazar Asiático.

He oído que uno de esos mastodónticos centros comerciales que rodean la M-40 al borde de la quiebra ha sido adquirido por un montón de chinos para tematizarlo. Me pregunto si lo vestirán al estilo Chinatown, creando una auténtica ciudad, y recreando un ancestral mercado callejero; o si simplemente lo atiborrarán de tupperwares, esmalte de uñas y esos gatitos de la suerte medio comunistas, de esos que suben y bajan el puño.

Sinceramente, espero que no lo conviertan en un gigantesco batiburrillo de tiendas en las que comparar el precio del Payaso-lámpara, recolectar más películas porno en VHS caducadas que en El Rastro o encontrar la mayor variedad de bragas y calcetines de lycra de todo Madrid.

En su defensa, eso sí, he de reconocerles 2 cosas: La primera, su maestría como inventores del ‘efecto movimiento de agua’ en esos cuadros iluminados de paisaje con cascada. La segunda, que vienen muy bien de cuando en cuando.

Cerca de casa han abierto un megacentro, por dar idea del tamaño diré que antes era un Caprabo. Un auténtico imán para los compradores impulsivos.

El saldo de la visita fue: un paquete de bridas (0,69), una cesta de pinzas para el tendedero (1,79), paquete de celo transparente (0,55), cuaderno de Sudokus para el verano (0,55), colchoneta hinchable (2,19), hinchador (0,89), aceitera de hojalata (3,49), felpa adhesiva para poner bajo las patas de los muebles (0,55), bolsas de plástico para hacer cubitos de hielo (0,65), bote spray 3 unidades para rellenar con colonia (0,69), cuatro forros flexibles (el IronFix de toda la vida, pero a 2,20)… como puede verse, productos de primera necesidad. Me intriga mucho un ‘varios 0,75’ que no consigo recordar. ¿Qué artículo puede ser tan irrelevante en un sitio como éste, donde se marca hasta una cesta de pinzas de tendedero? Total: 17,97 euros y la sensación de haber llenado el maletero de cosas tan útiles….

Aunque nos estén invadiendo hay que reconocer que para este tipo de llamémoslas ‘compras residuales’ son una quimera. Pero para el comerciante de toda la vida, un problema más, como si no tuviera ya bastantes el comercio al por menor en España.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

chinatown1

Las grandes ciudades del mundo, como NY, Chicago o Londres, tienen su Chinatown con miles de rótulos en chino, pagodas, patos laqueados y relojes de imitación…un clásico.

En Madrid, no ocurre, no tenemos un Chinatown como tal. Hay unos polígonos industriales de Leganés donde llega toda la mercancía oriental que parecen un barrio chino. O unos 40 restaurantes chinos que se llaman la Gran Muralla. O esa plaga de tiendas orientales tipo ‘todoayen’. Pero en definitiva lo más parecido a un Chinatown, aunque sólo sea fonéticamente, es nuestro castizo San Chinarro.

Hay tantos ‘todoayen’ como mercadillos medievales recorriendo España (pero hablaremos de esos otro día) y la cosa avanza y avanza. No hay pueblo en España que se precie en el que no haya amanecido uno de la noche a la mañana. La zapatería de toda la vida ahora se llama Bazar Asiático.

He oído que uno de esos mastodónticos centros comerciales que rodean la M-40 al borde de la quiebra ha sido adquirido por un montón de chinos para tematizarlo. Me pregunto si lo vestirán al estilo Chinatown, creando una auténtica ciudad, y recreando un ancestral mercado callejero; o si simplemente lo atiborrarán de tupperwares, esmalte de uñas y esos gatitos de la suerte medio comunistas, de esos que suben y bajan el puño.

Sinceramente, espero que no lo conviertan en un gigantesco batiburrillo de tiendas en las que comparar el precio del Payaso-lámpara, recolectar más películas porno en VHS caducadas que en El Rastro o encontrar la mayor variedad de bragas y calcetines de lycra de todo Madrid.

En su defensa, eso sí, he de reconocerles 2 cosas: La primera, su maestría como inventores del ‘efecto movimiento de agua’ en esos cuadros iluminados de paisaje con cascada. La segunda, que vienen muy bien de cuando en cuando.

Cerca de casa han abierto un megacentro, por dar idea del tamaño diré que antes era un Caprabo. Un auténtico imán para los compradores impulsivos.

El saldo de la visita fue: un paquete de bridas (0,69), una cesta de pinzas para el tendedero (1,79), paquete de celo transparente (0,55), cuaderno de Sudokus para el verano (0,55), colchoneta hinchable (2,19), hinchador (0,89), aceitera de hojalata (3,49), felpa adhesiva para poner bajo las patas de los muebles (0,55), bolsas de plástico para hacer cubitos de hielo (0,65), bote spray 3 unidades para rellenar con colonia (0,69), cuatro forros flexibles (el IronFix de toda la vida, pero a 2,20)… como puede verse, productos de primera necesidad. Me intriga mucho un ‘varios 0,75’ que no consigo recordar. ¿Qué artículo puede ser tan irrelevante en un sitio como éste, donde se marca hasta una cesta de pinzas de tendedero? Total: 17,97 euros y la sensación de haber llenado el maletero de cosas tan útiles….

Aunque nos estén invadiendo hay que reconocer que para este tipo de llamémoslas ‘compras residuales’ son una quimera. Pero para el comerciante de toda la vida, un problema más, como si no tuviera ya bastantes el comercio al por menor en España.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Margaret Fuller: manual urgente para vivir en el siglo XXI
Vendedores puerta a puerta
Filosofers: aquí se viene a pensar
Practicar la carpintería sin cortar un árbol
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 13
  • Son además auténticos templos para la inspiración (merchand, promos, envíos de md, etc.). Aunque cada vez que entro en uno, no puedo dejar de pensar que lo barato de los precios puede estar directamente relacionado con lo tristes que parecen los dependientes.

  • ¿por qué ese «sinceramente espero que no lo conviertan en …»? ganaríamos en diversidad!! Hoy todos los centros comerciales parecen clonados – y en un 85% o más comparten marcas, tiendas, ocio y negocio – ¿por que uno «temáticamente» diferente ? … Si no te interesa, gusta, o no satisface tus necesidades con no ir, solucionado.

    Aterrizado hace menos de 20 horas de un viaje relámpago a Tokyo , puede que venga pelin «orientalizado», pero con los ojos muy abiertos a la importancia de la A asiatica -las 3 A´s de Dan Pink en una nueva mente -.
    Blade runner… a lo mejor fue una visión del futuro más real de lo que parecia en los 80´s

    • me encantaría uno tematizado !claro!..pero uno tipo mercadillo medieval, el tipico mercado tradicional donde comprar un gremlin a un dependiente de barba blanca hasta la rodilla… pero no uno de los «todoayen»..

      descansa.

  • En Badalona (ciudad pegada a Barcelona) pasa lo mismo. Los chinos han comprado un polígono industrial entero… pero es que es un chollo, como dice el artículo, te llenas el coche de cosas por cuatro duros

    todo tiene sus pros y sus contras

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies