13 de octubre 2011    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: Diseño de segunda categoría

13 de octubre 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Puede parecer que el diseño ya lo ha invadido todo. Sin embargo, hay productos y sectores en los que el diseño parece no aportar nada a la venta. Las cajas de mudanza, los paquetes de azúcar y sal, los extintores… cuando uno se imagina estas cosas solo recuerda un tipo de diseño, ese simplón o nulo.

El estampado de los interiores de los armarios… variedad hay, pero son todos insípidos. Las mangueras… seguro que si  yo viera un manguera pintada como un pirulí en espiral de nata y fresa la elegía antes.
La tabla de planchar… mucho hacer bromitas con el surf y ¿para cuando una tabla de planchar Rip Curl?
El trapo de cocina… que siempre tiene unas rayas o dibujos geométricos…. ¿para cuando unos imitando los cuadros de Burberry´s para tener una cocina de categoría?
Las telas que recubren los colchones… total, no se ven. Tanta ondulación y colores marinos…por favor queremos dormir sobre hierba, sobre heno o sobre arena de playa.
Yo haría todos los extintores de dos colores a modo de capsula de Frenadol y de paso me sacaba unos euros poniendo la marca (les regalo la idea), o como una gran gominola Haribo!
El cartel de ‘Se Vende’ en las casas… ¿De verdad no admite otra tipografía? ¿Acaso no hemos aprendido aún que la tipo es importante? Si yo vendiera un palacio lo vendería en Times o Garamond, no en esa letra de palo naranja que es como poner un calendario de coches junto al Rembrandt.
Con tanto Opel Astra tuneado en colores inverosímiles… ¿Todos tienen que llevar los neumáticos negros? ¿Toda la carcasa ha de ser negra? ¿Ni siquiera una raya de color en el lateral? Seguro que hay mercado…
Este verano he visto una nueva línea de alpargatas de diseño… unas Cousu Main de autor. Unos 10 euros más caras… ¡buena idea! – pensé- aunque no tenían claro un tema importante: ¿Y si piso un charco será como ir andando sobre una torrija?
Y es que si uno mira a su alrededor es posible que le cueste encontrar un sitio nuevo donde poner publicidad… pero seguro que muchas de las cosas que mira, pero que no ve, a lo mejor es porque les falta diseño.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Puede parecer que el diseño ya lo ha invadido todo. Sin embargo, hay productos y sectores en los que el diseño parece no aportar nada a la venta. Las cajas de mudanza, los paquetes de azúcar y sal, los extintores… cuando uno se imagina estas cosas solo recuerda un tipo de diseño, ese simplón o nulo.

El estampado de los interiores de los armarios… variedad hay, pero son todos insípidos. Las mangueras… seguro que si  yo viera un manguera pintada como un pirulí en espiral de nata y fresa la elegía antes.
La tabla de planchar… mucho hacer bromitas con el surf y ¿para cuando una tabla de planchar Rip Curl?
El trapo de cocina… que siempre tiene unas rayas o dibujos geométricos…. ¿para cuando unos imitando los cuadros de Burberry´s para tener una cocina de categoría?
Las telas que recubren los colchones… total, no se ven. Tanta ondulación y colores marinos…por favor queremos dormir sobre hierba, sobre heno o sobre arena de playa.
Yo haría todos los extintores de dos colores a modo de capsula de Frenadol y de paso me sacaba unos euros poniendo la marca (les regalo la idea), o como una gran gominola Haribo!
El cartel de ‘Se Vende’ en las casas… ¿De verdad no admite otra tipografía? ¿Acaso no hemos aprendido aún que la tipo es importante? Si yo vendiera un palacio lo vendería en Times o Garamond, no en esa letra de palo naranja que es como poner un calendario de coches junto al Rembrandt.
Con tanto Opel Astra tuneado en colores inverosímiles… ¿Todos tienen que llevar los neumáticos negros? ¿Toda la carcasa ha de ser negra? ¿Ni siquiera una raya de color en el lateral? Seguro que hay mercado…
Este verano he visto una nueva línea de alpargatas de diseño… unas Cousu Main de autor. Unos 10 euros más caras… ¡buena idea! – pensé- aunque no tenían claro un tema importante: ¿Y si piso un charco será como ir andando sobre una torrija?
Y es que si uno mira a su alrededor es posible que le cueste encontrar un sitio nuevo donde poner publicidad… pero seguro que muchas de las cosas que mira, pero que no ve, a lo mejor es porque les falta diseño.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La moda de las escuelas de sexo en España
«No tenemos bancos en la puerta del Sol porque los comerciantes se han opuesto»
El origen de los dichos: ¡Se va a armar la gorda!
Abraza tu timidez
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Gran artículo, muchas veces las personas que estudiamos diseño nos obcecamos en terrenos como el mobiliario tradicional (sillas, mesas…) o objetos clásicos que se han rediseñado hasta la saciedad y nos olvidamos del resto.
    Saludos.

  • Me encantaría una manguera-pirulí, pero me da miedo que me rediseñen algunas cosas básicas, sobre todo si lo dejamos en gente como el que diseñó el traje de sevillana, el tricornio, el papamovil, la torre de Moncloa y ese poste gigante de Plaza de Castilla. Tenemos además experiencia en marcas que no estaban mal y han sido rediseñadas por gente sin escrúpulos ni sentido de la solidaridad con sus vecinos y el paisaje urbano.
    Por si acaso, me quedo con la manguerita amarilla…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies