Publicado: 09 de junio 2011 09:04  /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: Estar por estar es tontería

Publicado: 09 de junio 2011 09:04  /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.


Lo siento pero esta semana no voy a publicar ningún post. La cosa ha ido bastante mal, un viaje y bastante trabajo. Y estar por estar, como las empresas en las redes sociales, es tontería. Por cierto que el viaje fue a lo del día A y agoté todas mis neuronas pensando en redes sociales.
Antes de escribir algo sin la debida meditación, es mejor no hacerlo.
El caso es que recién aterrizado del Día A, se supone que debería escribir sobre eso, pero no consigo tener un opinión formada sobre el tema de las redes sociales. Y desde luego no salí de allí con las ideas más claras, sino con más preguntas.
Muchas opiniones y todas valiosas, pero en general nadie sabe ni cómo posicionarse, ni cuál será el formato final de las redes sociales, ni el papel de cada uno…eso sí, todos coincidimos en que es importante.
De los que las defienden con alegría de la vida y vehemencia no saqué demasiadas conclusiones. Detrás de los fuegos de artificio nadie supo concretar si aquello era rentable. Vi mucha fiebre por el tema contenidos, pero a veces pienso que eso acabará por convertir a los departamentos de marketing en departamentos de entretenimiento y sin objetivos.
En general se habló sobre todo de las grandes marcas de consumo y las redes de amigos, más que del fenómeno social. Osea, sólo de una parte. Y aun así está claro que nadie quiere hablar aún de vender en ese entorno, sólo de comunidad, empatía… pero neto, neto, no parece que haya mucho.
Mira si no los 8.000 amigos de Flex que se están durmiendo. Parece además como si las grandes empresas B2C tuvieran el perfil perfecto para estar. Y no porque sea estratégico, sino porque están en todos los sitios en los que se puedan estar. Osea donde pasa el tiempo la gente, ahí o en una valla de carretera.
El caso es que del fenómeno social a mí me preocupa también el punto de vista reputacional y de marca, (foros, blogs, redes verticales, redes profesionales) pero no hubo tiempo. Una lástima.
Llámame Punset , pero la próxima vez podríamos también analizar la parte psicológica de las redes. Alguien habló por encima del tema y me supo a poco. La gente se proyecta, se inventa su personaje imaginario en la red y le pone fotos; o cómo la gente se siente obligada a posicionarse sobre temas o a tener opinión, sobre cosas que ni le van ni le vienen; o cómo adopta posturas (intelectuales) que en la vida real no tiene… ¿Acaso es uno la misma persona/consumidor en la vida real y en las redes sociales? ¿Cuál de las dos deberíamos usar para vender los anunciantes?
También se habló de temas más concretos como la formación y la preparación, las barreras al cambio, etc… pero al minuto dos todo el mundo parecía tener querencia por las tablas, y se me venían a los Facebook, Twitter y gran consumo… igual tenemos que mirar mas allá para entender mejor a dónde nos lleva todo esto.
Estábamos anunciantes y agencias mano a mano y eso marcaba la agenda, y creo que todos coincidimos en varias cosas, sobre todo en la necesidad de entender, medir, avanzar, y encontrar cada uno su papel.
Pero ya puestos, y dado que el plantel era tan rico y variado, me hubiera gustado hablar sobre el fenómeno social, y plantear preguntas utópicas, aunque no fueran sobre marketing. ¿Qué pasaría si los anunciantes entendieran/asumieran que su sitio no está en los juguetes sociales? ¿Qué pasaría si los tuentis decidieran democrática y espontáneamente ( ¿como los de Sol?) que no quieren ni oler presencia comercial en su entorno? ¿Qué pasaría si Facebook tuviera un botón ‘Rechazar personas jurídicas o marcas’? ¿Llegaríamos a una encrucijada? ¿Sobrevivirían?
En fin, el día A me supo a poco y como veis tengo más preguntas que respuestas. Quizás haya más foros así para hablarlas.
Se supone que este es un espacio de reflexión y no tengo una reflexión muy clara. Lo mejor es adherirme a algo que si parece estar muy claro: estar por estar en las redes es tontería. Así que postear por postear…

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.


Lo siento pero esta semana no voy a publicar ningún post. La cosa ha ido bastante mal, un viaje y bastante trabajo. Y estar por estar, como las empresas en las redes sociales, es tontería. Por cierto que el viaje fue a lo del día A y agoté todas mis neuronas pensando en redes sociales.
Antes de escribir algo sin la debida meditación, es mejor no hacerlo.
El caso es que recién aterrizado del Día A, se supone que debería escribir sobre eso, pero no consigo tener un opinión formada sobre el tema de las redes sociales. Y desde luego no salí de allí con las ideas más claras, sino con más preguntas.
Muchas opiniones y todas valiosas, pero en general nadie sabe ni cómo posicionarse, ni cuál será el formato final de las redes sociales, ni el papel de cada uno…eso sí, todos coincidimos en que es importante.
De los que las defienden con alegría de la vida y vehemencia no saqué demasiadas conclusiones. Detrás de los fuegos de artificio nadie supo concretar si aquello era rentable. Vi mucha fiebre por el tema contenidos, pero a veces pienso que eso acabará por convertir a los departamentos de marketing en departamentos de entretenimiento y sin objetivos.
En general se habló sobre todo de las grandes marcas de consumo y las redes de amigos, más que del fenómeno social. Osea, sólo de una parte. Y aun así está claro que nadie quiere hablar aún de vender en ese entorno, sólo de comunidad, empatía… pero neto, neto, no parece que haya mucho.
Mira si no los 8.000 amigos de Flex que se están durmiendo. Parece además como si las grandes empresas B2C tuvieran el perfil perfecto para estar. Y no porque sea estratégico, sino porque están en todos los sitios en los que se puedan estar. Osea donde pasa el tiempo la gente, ahí o en una valla de carretera.
El caso es que del fenómeno social a mí me preocupa también el punto de vista reputacional y de marca, (foros, blogs, redes verticales, redes profesionales) pero no hubo tiempo. Una lástima.
Llámame Punset , pero la próxima vez podríamos también analizar la parte psicológica de las redes. Alguien habló por encima del tema y me supo a poco. La gente se proyecta, se inventa su personaje imaginario en la red y le pone fotos; o cómo la gente se siente obligada a posicionarse sobre temas o a tener opinión, sobre cosas que ni le van ni le vienen; o cómo adopta posturas (intelectuales) que en la vida real no tiene… ¿Acaso es uno la misma persona/consumidor en la vida real y en las redes sociales? ¿Cuál de las dos deberíamos usar para vender los anunciantes?
También se habló de temas más concretos como la formación y la preparación, las barreras al cambio, etc… pero al minuto dos todo el mundo parecía tener querencia por las tablas, y se me venían a los Facebook, Twitter y gran consumo… igual tenemos que mirar mas allá para entender mejor a dónde nos lleva todo esto.
Estábamos anunciantes y agencias mano a mano y eso marcaba la agenda, y creo que todos coincidimos en varias cosas, sobre todo en la necesidad de entender, medir, avanzar, y encontrar cada uno su papel.
Pero ya puestos, y dado que el plantel era tan rico y variado, me hubiera gustado hablar sobre el fenómeno social, y plantear preguntas utópicas, aunque no fueran sobre marketing. ¿Qué pasaría si los anunciantes entendieran/asumieran que su sitio no está en los juguetes sociales? ¿Qué pasaría si los tuentis decidieran democrática y espontáneamente ( ¿como los de Sol?) que no quieren ni oler presencia comercial en su entorno? ¿Qué pasaría si Facebook tuviera un botón ‘Rechazar personas jurídicas o marcas’? ¿Llegaríamos a una encrucijada? ¿Sobrevivirían?
En fin, el día A me supo a poco y como veis tengo más preguntas que respuestas. Quizás haya más foros así para hablarlas.
Se supone que este es un espacio de reflexión y no tengo una reflexión muy clara. Lo mejor es adherirme a algo que si parece estar muy claro: estar por estar en las redes es tontería. Así que postear por postear…

Compártelo twitter facebook whatsapp
El cofundador: una figura injustamente desterrada
Mejor si es guapa
Hay que joderse con la marca España
Quirino Cristiani: el argentino que se adelantó a Walt Disney
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 10
  • Ciertamente, el fenómeno “estar por estar” es más frecuente de lo que a todos nos gusta reconocer: agencias, anunciantes, community managers… Y en todos los ámitos, no sólo en digital. Cada vez es más difícil encontrar respuestas a las preguntas básicas como: ¿por qué haces esto? ¿por qué quieres estar ahí? ¿esto para qué sirve? o ¿qué esperas de esto?
    La profesión se está volviendo un absurdo baile de máscaras donde cada uno interpreta su papel y se mueve al ritmo de una música que ya nadie entiende. Pero nadie quiere ser el primero en abandonar el baile…

  • Marco, sin ser tan tremenda la cosa… me refería a que los roles no están claros, pero el potencial no se puede negar.

  • Comentar por comentar es tontería, y para que sea tontería completa, aquí va una reflexión sobre el lado psicológico: en las redes la gente se relaciona escribiendo, se escribe más, y cuando se escribe se piensa más.

  • yo creo que el 90% de la información contenida en determinadas RS como facebook, twitter o tuenti tiene menos sustancia que un vaso de agua. Si pienso en el cambio sociológico y la pérdida de valores que están produciendo me sobreviene una arcada. Y si luego veo para lo que lo usan las empresas me provoca saborear el regustillo de la arcada y vomito en el vaso de agua, aquel insustancial. ¿alguien tiene realmente sed?

  • ATA…. !comentar nunca es tontería!
    AWATER… siento haber tardado en contestar, estaba intentando borrar de mi cabeza la imagen tan interesante que has descrito.

  • Me gusta tu sensatez, Enrique, en este y en todos tus posts de Yorokobu que suelo leer con pasión. Probablemente porque milito, como tú, en el grupo ese de gente que dice cosas que a los burbujeros molestan. En fin… Un saludo!

  • Comentarios cerrados.