fbpx
12 de noviembre 2009    /   IDEAS
por
 

En el ojo ajeno: ….¡GIBRALTÁ ESPAÑÓ!

12 de noviembre 2009    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Uterque.adaptada

En España somos muy de comernos la última letra… Y la verdad es que algunas marcas no lo ponen fácil al paisanaje español, tan especialito y extraordinario a la vez.

Somos más ‘for’ que de Ford… o de ‘renol’, de ‘media mar’ o ‘del Real Madrí’… que no es que cueste decirlas bien, es que es imposible… obliga a un sprint final en la palabra y no lo vale… nos entendemos igual.

Otras veces nos saltamos algunas letras al tomarnos una ‘pessi’ o nos ahorramos las vocales… ¡qué sé yo! o simplemente evitamos directamente la marca y hablamos de “las tiendas esas de complementos de Zara” antes de reconocer que no sabemos si la diéresis de Uterqüe se dice o no se dice…

Hay gente con suerte u oficio en esto, ‘yajú’, ‘guguel’, ‘jaguen das’ o una simple ‘mau’… la gente las dice bastante bien curiosamente. Pero otra cosa es que le pidas a mi vecino Tomás que te los escriba y lo clave.

El más difícil todavía me lo contó mi amigo Julio… en el autobús una señora le decía a otra que los juguetes los compraba siempre en el ‘Toisrrús’… y no se puede decir que lo leyera mal la mujer.

Sí, sí… la identidad verbal de las marcas es tan importante o más que la visual. ¿Por qué? Porque es un estadio ya interiorizado de la marca. Es la forma en que los clientes emiten la marca… Nadie (excepto yo) dibuja logos en una conversación normal, pero si habla de la marcas… y vete tú por el metro, manual de marca en mano, diciendo a la gente que su pronunciación del naming no es correcta…

Uterque.adaptada

En España somos muy de comernos la última letra… Y la verdad es que algunas marcas no lo ponen fácil al paisanaje español, tan especialito y extraordinario a la vez.

Somos más ‘for’ que de Ford… o de ‘renol’, de ‘media mar’ o ‘del Real Madrí’… que no es que cueste decirlas bien, es que es imposible… obliga a un sprint final en la palabra y no lo vale… nos entendemos igual.

Otras veces nos saltamos algunas letras al tomarnos una ‘pessi’ o nos ahorramos las vocales… ¡qué sé yo! o simplemente evitamos directamente la marca y hablamos de “las tiendas esas de complementos de Zara” antes de reconocer que no sabemos si la diéresis de Uterqüe se dice o no se dice…

Hay gente con suerte u oficio en esto, ‘yajú’, ‘guguel’, ‘jaguen das’ o una simple ‘mau’… la gente las dice bastante bien curiosamente. Pero otra cosa es que le pidas a mi vecino Tomás que te los escriba y lo clave.

El más difícil todavía me lo contó mi amigo Julio… en el autobús una señora le decía a otra que los juguetes los compraba siempre en el ‘Toisrrús’… y no se puede decir que lo leyera mal la mujer.

Sí, sí… la identidad verbal de las marcas es tan importante o más que la visual. ¿Por qué? Porque es un estadio ya interiorizado de la marca. Es la forma en que los clientes emiten la marca… Nadie (excepto yo) dibuja logos en una conversación normal, pero si habla de la marcas… y vete tú por el metro, manual de marca en mano, diciendo a la gente que su pronunciación del naming no es correcta…

Compártelo twitter facebook whatsapp
Parlem / Hablemos
Los tatuadores que embellecen las cicatrices del cáncer de mama
Eres un subordinado, no un siervo
Porculing: una terapia contra el estrés laboral
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • No es sólo las marcas, hay muchos jóvenes en Cornellá que «san muerto de dobledosi». Y esto debe ser verdad…a lo mejor se murieron de sobredosis, pero total, que más da, el caso es que se metieron mucho y a lo mejor malo. Malo, pa malo lo malone que te apartao en la fregoneta…¿?

  • Pufff, qué cierto lo de la identidad verbo-espacial de las marcas…Juli, la madre de mi amigo Jose, vive creyendo que Portaventura es «esa isla de Canarias».

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies