19 de mayo 2011    /   DIGITAL
por
 

En el Ojo Ajeno: Hoy toca un chiste

19 de mayo 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Hay días en que todo lo que uno pueda decir o hacer parece estúpido. Con la que está cayendo en las redes con el ‘No les votes’, el escándalo FMI y Lorca, hacer reflexiones sobre marketing, marcas y consumismo parece una nadería. 
Con permiso de Yorokobu, creo que lo más oportuno en este momento es contar un chiste. El time to market no da para reflexiones. Por explicarlo de forma sencilla, el time to market es lo que le falló a la red social Keteké, que no entendió que simplemente ya no era su momento. Seguro que muchos datos respaldaban la iniciativa, pero no se puede inventar Facebook o Twitter cuando ya son un tsunami que viene.
Otras veces es al contrario, no encaja el momento por simple precipitación. El mundo no estaba aún preparado ni para Van Gogh, ni para el Newton de Apple, o la Kinect de la Xbox, que al parecer tiene un abuelo de 30 años.

Y para colmo, a veces ni siquiera es el mercado el que marca los tiempos de un producto, sino el contexto o la actualidad. Basta recordar la cantidad de lanzamientos de nuevos productos que se han cancelado en Japón tras el terremoto.
Pero no todo había de ser malo. En ocasiones, pocas, es justo el ‘momento’ el que pone luces a tu marca. La pura casualidad ha hecho que una inserción de Boston Medical Group en la portada de ABC resulte antológica (Ver abajo… y gracias por la foto Marcos). Y salvo que la central de medios tenga algo que ver en el asunto de Strauss-Khan, este tipo de cosas no se programan.
Así que visto todo lo anterior, como para no tener en cuenta el time to market de lo que uno hace. Me apetecía hablar de social CRM, la piedra filosofal del momento. Pero no parece adecuado justo el día en que por un lado los ciudadanos se rebelan, vía redes sociales, contra el modelo capitalista y de consumismo; y por otro lado, las empresas estudian la forma de convertir las redes en vías de ingresos o de información de uso comercial. Paradójico.
Ah! sí, el chiste: Va un caracol y derrapa!

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Hay días en que todo lo que uno pueda decir o hacer parece estúpido. Con la que está cayendo en las redes con el ‘No les votes’, el escándalo FMI y Lorca, hacer reflexiones sobre marketing, marcas y consumismo parece una nadería. 
Con permiso de Yorokobu, creo que lo más oportuno en este momento es contar un chiste. El time to market no da para reflexiones. Por explicarlo de forma sencilla, el time to market es lo que le falló a la red social Keteké, que no entendió que simplemente ya no era su momento. Seguro que muchos datos respaldaban la iniciativa, pero no se puede inventar Facebook o Twitter cuando ya son un tsunami que viene.
Otras veces es al contrario, no encaja el momento por simple precipitación. El mundo no estaba aún preparado ni para Van Gogh, ni para el Newton de Apple, o la Kinect de la Xbox, que al parecer tiene un abuelo de 30 años.

Y para colmo, a veces ni siquiera es el mercado el que marca los tiempos de un producto, sino el contexto o la actualidad. Basta recordar la cantidad de lanzamientos de nuevos productos que se han cancelado en Japón tras el terremoto.
Pero no todo había de ser malo. En ocasiones, pocas, es justo el ‘momento’ el que pone luces a tu marca. La pura casualidad ha hecho que una inserción de Boston Medical Group en la portada de ABC resulte antológica (Ver abajo… y gracias por la foto Marcos). Y salvo que la central de medios tenga algo que ver en el asunto de Strauss-Khan, este tipo de cosas no se programan.
Así que visto todo lo anterior, como para no tener en cuenta el time to market de lo que uno hace. Me apetecía hablar de social CRM, la piedra filosofal del momento. Pero no parece adecuado justo el día en que por un lado los ciudadanos se rebelan, vía redes sociales, contra el modelo capitalista y de consumismo; y por otro lado, las empresas estudian la forma de convertir las redes en vías de ingresos o de información de uso comercial. Paradójico.
Ah! sí, el chiste: Va un caracol y derrapa!

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Tu vida es una infografía
La fuga de los maniquíes de Levi´s
Cualquier tiempo pasado fue peor
Dame odio, Internet
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • el artículo muy bueno. muy actual. muy time to market.
    el chiste out of space.
    te faltó información en un párrafo sobre Bin Laden. como la última publicada hoy en la que confirman que los americanos rezaron tres veces a Alá antes de arrojar elcuerpo de Bin Laden al mar desde su portaaviones:
    «Alá de una, Alá de dos y Alá de tres».
    Baci,

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies