fbpx
31 de octubre 2012    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: La gran decepción del Cola Cao

31 de octubre 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Estar unas semanas fuera de tu país es algo curioso… te obliga a resetear tu top of mind de marcas. En realidad la globalización hace su trabajo y encuentras cualquier producto al que estés habituado. Únicamente hay que hacer cambios de ajuste fino, como saber que los Frostis se llaman Zucaritos, que el zumo se llama jugo y la fresa es frutilla. Cosas así.

Una tarde estaba reponiendo mi deprimente lista de la compra en un super local cuando de pronto un led se encendió dentro de mi. En algún resorte de mi estado mental algo se activó y me puse como un perro de caza. Aquellos botes amarillos de tapa roja al final del lineal solo podrían ser de Cola Cao. Me acerqué nervioso. No quería hacerme ilusiones. Seguro que sería una imitación o un falso espejismo. Aceleré el paso queriendo que fuera Colca Cao. necesitando que fuera Cola Cao…

¡Era Cola Cao! Había una versión 0% grasa que ignoré… pero en el otro ponía ORIGINAL… casi lloré.

Necesitaba compartir con alguien esa sensación. Cogí el bote mas grande y lo paseé como un trofeo. Con ese gesto orgulloso que pondría Mr Bean si fuera en un Maseratti. Mirando alrededor con gesto altivo y pensando ¿acaso no veis que he comprado el bote más grande? ¿Lo veis bien? Es Cola Cao. Nutrexpa, ¡España! ¿Es que nadie lo reconoce?

En la soledad de la cocina de aparthotel de 3 metros cuadrados abrí el bote. Ya imaginaba el ruido al romper el papel tapa. Romperlo con la cuchara y ver ese humo de Cola Cao dentro del bote. Tenía una gran taza esperando ser colmada de sabor a España, a infancia.

Qué infinita decepción. Qué inmensa sensación de vacío. Una Love Mark me había traicionado. No era igual. La tapa ni siquiera estaba. Y el polvo… era el típico cacao soluble de avión.

Con aquella cosa irreconocible no iba a atragantarme ni a toser harina, no iba a pelearme con los grumos, no iba a dejarme los posos para el final… no iba a hacer el juego de la leche fría y caliente… no iba a estar en España.

Si hubiera querido un Nesquik lo habría comprado. Pero no puedes esperar que a un expatriado le de igual ver un partido del Atlético de Madrid o del Real Madrid porque al fin y al cabo ambos son españoles y de Madrid.

Si me comí un Big Mac y era clavado al que me tomaba con 18 años en la Gran Vía de Madrid. ¿Por qué no ocurre lo mismo con el Cola Cao? ¿Por qué?

Me costó recomponerme. Mi cocina se había vuelto mas pequeña y deprimente. La decepción me llevó a la letra pequeña… Fabricado por ICB Cao Chile. Enseguida entendí que tengo que romper con el pasado o iré de decepción en decepción hasta el suicidio… Adiós Campurrianas, adios Chiquilín… Adiós España.

Estar unas semanas fuera de tu país es algo curioso… te obliga a resetear tu top of mind de marcas. En realidad la globalización hace su trabajo y encuentras cualquier producto al que estés habituado. Únicamente hay que hacer cambios de ajuste fino, como saber que los Frostis se llaman Zucaritos, que el zumo se llama jugo y la fresa es frutilla. Cosas así.

Una tarde estaba reponiendo mi deprimente lista de la compra en un super local cuando de pronto un led se encendió dentro de mi. En algún resorte de mi estado mental algo se activó y me puse como un perro de caza. Aquellos botes amarillos de tapa roja al final del lineal solo podrían ser de Cola Cao. Me acerqué nervioso. No quería hacerme ilusiones. Seguro que sería una imitación o un falso espejismo. Aceleré el paso queriendo que fuera Colca Cao. necesitando que fuera Cola Cao…

¡Era Cola Cao! Había una versión 0% grasa que ignoré… pero en el otro ponía ORIGINAL… casi lloré.

Necesitaba compartir con alguien esa sensación. Cogí el bote mas grande y lo paseé como un trofeo. Con ese gesto orgulloso que pondría Mr Bean si fuera en un Maseratti. Mirando alrededor con gesto altivo y pensando ¿acaso no veis que he comprado el bote más grande? ¿Lo veis bien? Es Cola Cao. Nutrexpa, ¡España! ¿Es que nadie lo reconoce?

En la soledad de la cocina de aparthotel de 3 metros cuadrados abrí el bote. Ya imaginaba el ruido al romper el papel tapa. Romperlo con la cuchara y ver ese humo de Cola Cao dentro del bote. Tenía una gran taza esperando ser colmada de sabor a España, a infancia.

Qué infinita decepción. Qué inmensa sensación de vacío. Una Love Mark me había traicionado. No era igual. La tapa ni siquiera estaba. Y el polvo… era el típico cacao soluble de avión.

Con aquella cosa irreconocible no iba a atragantarme ni a toser harina, no iba a pelearme con los grumos, no iba a dejarme los posos para el final… no iba a hacer el juego de la leche fría y caliente… no iba a estar en España.

Si hubiera querido un Nesquik lo habría comprado. Pero no puedes esperar que a un expatriado le de igual ver un partido del Atlético de Madrid o del Real Madrid porque al fin y al cabo ambos son españoles y de Madrid.

Si me comí un Big Mac y era clavado al que me tomaba con 18 años en la Gran Vía de Madrid. ¿Por qué no ocurre lo mismo con el Cola Cao? ¿Por qué?

Me costó recomponerme. Mi cocina se había vuelto mas pequeña y deprimente. La decepción me llevó a la letra pequeña… Fabricado por ICB Cao Chile. Enseguida entendí que tengo que romper con el pasado o iré de decepción en decepción hasta el suicidio… Adiós Campurrianas, adios Chiquilín… Adiós España.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Nadie compra en el súper mejor que tu madre
Edupunk: libertad para aprender
Sonríe y no te pongas tan intenso
Muere el free-lance… Nace el free radical
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 13
  • Los tiempos cambian. Algunos sabores del pasado se han perdido. Pero a pesar de la globalización, está claro que los sabores que atesora nuestra memoria no pueden ser engañados, aunque la memoria engañe a veces. Los potes de cristal danone de hace tantos años, el ruido de la cucharita, el pan que crujía y olía…
    …porque en estos tiempos lo original no deja de ser en algunos casos una mala fotocopia de nuestro pasado, cuando no, simplemente, engaño.

  • Animo hombre,tienes que seguir buscando,no te des por vencido tan pronto,seguro que encuentras algún cacao maravilloso o el mismísimo Cola Cao y si fuera imposible siempre estará Nesquick.

  • comparto plenamente tu decepción. No hay nada más original y extra-ordinario que el colacao fuera de españa, simplemente no existe. Nescuik o como pollas se diga es basura como el resto de sucedaneos que no son mas que polvo marrón soluble en leche.
    El colacao es como la cocacola, ningún imitador le llega tan siquiera a mla suela de los zapatos y a su fiel competidor, ese puto conejo de nesquik lo odio, y a sus consumidores tb, demuestras no tener el más mínimo respeto a su infancia, ni al sabor original de lo que es y será siempre el mejor desayuno del mundo.

    • Amigo Alberto, no te excites, Cris da opciones viables, el respeto a la infancia tiene bastante poco que ver en esto. De pequeño me juntaba con mi hermano con un colacao de litro y una barra de pan tostado cada uno. Según ibamos creciendo nos acostumbramos al Nesquik porque madrugábamos más y/o porque tardábamos más en prepararnos para ir al cole.
      Te preguntarás por qué te cuento esta historieta que te importa exactamente un bledo…
      Mi hermano está fuera y tiene las mismas sensaciones que Enrique, este mensaje no es ni siquiera para tí, es para él. En caso que lo leas, hermanito, tomo nota, te mandaré un bote, pero primero me entero de si te llegará o no. Busco la manera de entrar en Makro y conseguir suficiente colacao para llenar el vacío de no estar aquí.

  • Tal cual lo cuentas, tal cual me pasó a mí! Lo peor en mi caso es que lo compré en un supermercado español en Alemania. Como es posible que importando todo tipo de productos españoles no importen colacao ORIGINAL?!?!?!?!

  • Que no te traicionen los sentidos. Nos gusta aquello que hemos mamado, como es lógico. Todavía recuerdo los churros en México; son totalmente distintos y el chocolate es claro pero no es espeso. Y un día en un hotel de El Cairo donde, hambrientos, pedimos tortilla de patata. Era tortilla, no había duda, pero la patata estaba al lado, no dentro y mezclada. Sin embargo, podrás experimentar otro montón de sabores que solo cada tierra tiene. El año pasado estuve en Guadalajara, México, invitado por un amigo a ver el Salón. Aprovechando aquello, la organización nos llevó a Tequila, un pueblo cercano donde se hace el licor del mismo nombre. Nos llevaron a comer a un restaurante y, al ver la carta, vi «chiles en nogada», que son deliciosos (y no pican). Aunque estaban fuera de temporada me aseguraron que eran igual de buenos; exceptico ante la respuesta que ya espera del camarero a mi pregunta, decidí pedirlos porque se me hacia más agua la boca que a Homer Simpson cada vez que piensa en comida. Y eran igual de buenos que cuando yo los recordaba. Igual que cuando los probé durante casi esos seis años allí, solo casi seis años comparado con el porrón que ya tenía encima mi cuerpo. Por eso digo que es lógico tirar de los recuerdos y sentimientos de tu tierra, pero ábrete y experimentarás otros sabores que luego recordarás, y hasta buscarás si puedes, con el mismo cariño e ilusión. ¡Qué envidia Quiqueeeeeee!!!!!!!! Abrazo gordo!!!!!!!

  • Es que eres un añorante marcario…
    Esa experiencia es parecida a la de ir a un restaurante español fuera de España. Nunca voy excepto cuando algún amigo local te quiere agasajar y decide por ti. Lo peor es que a él le encanta y no le puedes estropear el plan.

  • Donde quiera que hagas la compra encontrarás manjares que recordarás el resto de tu vida. De pequeño mis padres me compraban unas conchas rellenas de caramelo que íbamos chupando por la calle, unos helados de pistacho irrepetibles, y aquellas salchicha-salami Biffi, que volví a probar no hace mucho y me repugnaron….
    Seguro que no tienes edad de tomar colacao así que olvídate, busca algún brebaje local que haga la función o en su defecto construye un espacio en tu cerebro para el momento en que puedas volver a disfrutar físicamente este y otros placeres que se te vayan ocurriendo.
    Por favor, sigue retransmitiendo tus aventuras extranjeras!
    Gracias.

  • Hay una conspiración secreta para acabar con las migraciones y los movimientos de población. Hace muchos años se estableció un sistema secreto para que todo el mundo que sale de su país vuelva a él en un tiempo más ó menos corto. Los que lo llevan se llaman agentes de aduanas que no permiten que viajes con tus productos favoritos y colaboran con las empresas de importación .Las decepciones que te produce comprar algo que deseas con el nombre y la apariencia que conoces y que sea un sucedáneo tiene efectos devastadores.
    En España la campaña está funcionando muy bien , Muchos sudamericanos ya están volviendo después de probar la pasta de tamarindo y la hierba mate que venden en las tiendas latinas. Con los chinos va más lento, por que son genios de la imitación, pero están buscando colaboradores en los compañeros de hacienda.
    parece una teoría de la conspiración paranoica, pero sí se entera Michael Moore, le dan el Pulizer!!

  • Yo también me encontré unas croquetas despues de una año y medio fuera de España, y el chasco de ver arroz con patata en el interior, aún no lo olvido!!!

  • No digas adios España que me muero de pene. tienes sindrome de expatriado y a la vuelta valoraras todo mil veces mas. incluso lad cagadas ,que tambien las tenemos. pero ESPAÑAdefinitivavente mola demSiado

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies