fbpx
7 de abril 2011    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: La pelea de IKEA

7 de abril 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Mi mujer y yo tenemos más o menos comprobado que siempre que vamos a IKEA se ven peleas de parejas. IKEA siempre se estudia como referencia de control de flujos y otras muchas métricas de retail… quizás midan también estas broncas. Si no es así, aquí les regalo varios momentos de la verdad que pueden ser detonantes de una buena bronca española.
1- El momento “no cabe”. “Sí, cariño. Aquí pone que esta habitación tiene 13 metros cuadrados, como la nuestra, pero esta es más grande”. “Pues le falta una pared y por eso no agobia, ¡yo qué se.!” . Y se monta…
2- Si no te movieras tanto con una cama de 1,50 bastaría. Suele derivar en temas mayores “pues bien que te gusta que me mueva a veces”. Y se monta…
3- No doy un paso más. Es cuando un miembro de la pareja se deja caer sobre una silla o sofá y dice: “!Aclárate!, haz lo que quieras que yo te espero aquí.” Y para qué quieres más…»
4- Dile a tu madre que no opine o se vuelve en bus. Y se monta…
5- Quien usa la cocina soy yo, así que déjame a mí decidir. De ahí se pasa rápidamente al tema de roles y quién hace qué en casa. Y se lía…
6- ¿Y donde piensas poner eso? Que es cuando sólo a uno de los dos le da el frenesí moderno y le apetece darle un aire nuevo a la casa. Y se monta una buena sobre el gusto de cada uno.
7- Se sale por ahí, que es un atajo. Mucho ojo con esto. Es como la casilla “de puente a puente y tiro porque me lleva la corriente”, que puedes ir para adelante pero también para atrás. Y se te cae el pelo.
8- Toque con el carro o dar en el talón al cónyuge por tercera vez. Realmente peligroso y doloroso. “¡Perdón, perdón, perdón!”.
9- Te van a oír. “Mira esos las cortinas que están cogiendo, cómo tiene que ser su casa. Mira los pantalones que lleva, no me extraña”.
10- “Déjame que yo puedo”, que suele acabar con escandalera al caer la GINKLF a plomo sobre el carro desde la estantería. “ Te lo había avisado”. “!Y tú, solo tenías que sujetar el carro!”. Y se vuelve a montar…
11- En caja: teníamos que habernos puesto en esa fila, teníamos que habernos puesto en esa fila, teníamos que habernos puesto en esa fila. Los de las cortinas ya han salido y se van a comprar todas las galletas.
12- “No caben 2”. En el parking cuando la JRANFKL, como decía la contraparte, no cabe ni de broma y fuerzas por orgullo. Estás dispuesto a conducir con la nariz pegada al cristal, te cargas el embellecedor del asiento, salta el cenicero lateral y al desistir, ya sin fuerzas, te cae en el pié al apoyarlo en el suelo. “ !Ves, eso por lo del talón de antes!”
13- ( Ya en casa) ¡Sobran piezas! Estos cachondos se han equivocado. (De eso nada. Solo se conoce de un caso en la historia, en Oslo, en que a una mesilla le sobraba uno de los plásticos que se ponen bajo las patas para que no raye el suelo, e IKEA les amuebló la casa entera gratis y a casi medio Oslo). Más vale empezar de nuevo, luego no llores cuando tu armario se caiga a pedazos.


Mi mujer y yo tenemos más o menos comprobado que siempre que vamos a IKEA se ven peleas de parejas. IKEA siempre se estudia como referencia de control de flujos y otras muchas métricas de retail… quizás midan también estas broncas. Si no es así, aquí les regalo varios momentos de la verdad que pueden ser detonantes de una buena bronca española.
1- El momento “no cabe”. “Sí, cariño. Aquí pone que esta habitación tiene 13 metros cuadrados, como la nuestra, pero esta es más grande”. “Pues le falta una pared y por eso no agobia, ¡yo qué se.!” . Y se monta…
2- Si no te movieras tanto con una cama de 1,50 bastaría. Suele derivar en temas mayores “pues bien que te gusta que me mueva a veces”. Y se monta…
3- No doy un paso más. Es cuando un miembro de la pareja se deja caer sobre una silla o sofá y dice: “!Aclárate!, haz lo que quieras que yo te espero aquí.” Y para qué quieres más…»
4- Dile a tu madre que no opine o se vuelve en bus. Y se monta…
5- Quien usa la cocina soy yo, así que déjame a mí decidir. De ahí se pasa rápidamente al tema de roles y quién hace qué en casa. Y se lía…
6- ¿Y donde piensas poner eso? Que es cuando sólo a uno de los dos le da el frenesí moderno y le apetece darle un aire nuevo a la casa. Y se monta una buena sobre el gusto de cada uno.
7- Se sale por ahí, que es un atajo. Mucho ojo con esto. Es como la casilla “de puente a puente y tiro porque me lleva la corriente”, que puedes ir para adelante pero también para atrás. Y se te cae el pelo.
8- Toque con el carro o dar en el talón al cónyuge por tercera vez. Realmente peligroso y doloroso. “¡Perdón, perdón, perdón!”.
9- Te van a oír. “Mira esos las cortinas que están cogiendo, cómo tiene que ser su casa. Mira los pantalones que lleva, no me extraña”.
10- “Déjame que yo puedo”, que suele acabar con escandalera al caer la GINKLF a plomo sobre el carro desde la estantería. “ Te lo había avisado”. “!Y tú, solo tenías que sujetar el carro!”. Y se vuelve a montar…
11- En caja: teníamos que habernos puesto en esa fila, teníamos que habernos puesto en esa fila, teníamos que habernos puesto en esa fila. Los de las cortinas ya han salido y se van a comprar todas las galletas.
12- “No caben 2”. En el parking cuando la JRANFKL, como decía la contraparte, no cabe ni de broma y fuerzas por orgullo. Estás dispuesto a conducir con la nariz pegada al cristal, te cargas el embellecedor del asiento, salta el cenicero lateral y al desistir, ya sin fuerzas, te cae en el pié al apoyarlo en el suelo. “ !Ves, eso por lo del talón de antes!”
13- ( Ya en casa) ¡Sobran piezas! Estos cachondos se han equivocado. (De eso nada. Solo se conoce de un caso en la historia, en Oslo, en que a una mesilla le sobraba uno de los plásticos que se ponen bajo las patas para que no raye el suelo, e IKEA les amuebló la casa entera gratis y a casi medio Oslo). Más vale empezar de nuevo, luego no llores cuando tu armario se caiga a pedazos.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cómo aprovechar los chicles masticados? Fabricando papeleras
«Porque Nietzsche no siempre tuvo bigote…»
¿Quiere usted conocer su futuro?
Objetivo: desinvertir en petróleo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 53
  • Jajaja, ¡Qué bueno, Enrique! ¿Es autobiográfico? Porque entonces espero que ya tengas toda la casa amueblada y que sólo vayas a Ikea a degustar filetes de reno con salsa de smökkargarbsvaard (o así).

    • Por suerte ya hemos aprendido que hay que ir a tiro hecho… Y el caso es que a mi me sigue gustando ir…y ponerme ciego a albondigas y tarta de almendras… !Ah no que no es un restaurante!

  • LOL. No se si autobiográfico -o puro crowd-biography- ¿quien no se identifica con … al menos 5 de esas conversaciones? (testigos hemos sido de muchas mas).
    Yo soy mas de las cebollitas fritas, y las galletas de gengibre -aunque he pasado por el fiambre-carpaccio de reno, algunos experimentos de mostaza al eneldo especial para salmon y unos helados de color verde que no son de pistacho-
    Es lo que pasa cuando en vez de leer Smorgasboord, lees Orgasmoboard.
    Pero si no hubiera IKEA… tendríamos que inventarla.
    Buen post Enrique.

  • Muy bueno, Enrique. Hace poco he ido a IKEA sin pareja y sin prisa, y es entonces cuando disfrutas contemplando estas situaciones que describes. En cambio, si te toca sufrir como protagonista, prometes no volver a IKEA nunca jamás de los «jamases».

  • Idea para un post. O para un grupo de Facebook: «Señoras y señores que dicen que van a Ikea a ver si es verdad que les cabe en su piso de 32 m2 la cocina completa con nombre raro por 475 euros pero que en realidad van a ponerse moraos de comida con nombre raro por 5 euros»… ¡Hala, a hacernos todos fans!

  • Un momento de la verdad más: «Cariño, nos llevamos todo, la cama, la estantería, las sartenes, el edredón, la planta para mi madre, el juego de sábanas y la lámpara, es taaaan mona… no te preocupes, si luego no nos gusta volvemos y lo descambiamos (es decir, volvemos otras tres horas en el mejor de los casos, «vuelves tú» en el peor de los casos cargado como un sherpa nepalí).

  • Genial! Solo te ha faltado el caso:
    14.- ¿»Ya te lo dije. Olvídate de las sábanas de hilo bordadas a mano por tu tía la monja» Y qué vas a hacer con el ajuar? Las medidas de las cosas de IKEA son suecas. Luego no encajan las sábanas, las fundas de almohada, los nórdicos que venden en el resto del mundo.

  • Nadie ha mencionado los perritos calientes!! Con su cebollita frita… son brutales, adictivos, te pones como un sanluís. El único riesgo es el de intentar comerte uno de tus dedos lleno de ketchup y mostaza al confundirlo con la rosada salchicha…

  • EN lo único en lo que mi querido marido y yo no coincidimos es en lo que puede alargarse una visita a IKEA. Yo empiezo a encontrar cosas interesantes y prácticas para llevarme y el empieza a pensar en cuando podrá marcharse.
    La única vez en la que hemos estado de acuerdo en la extensión de nuestras visitas a IKEA fue el verano pasado. Yo estaba de 9 meses, salía de cuentas en 4 días, hacia un calor espantoso y tenía los pies como Fiona, la novia de Shreck.. En definitiva, no podía más, necesitaba parir ya!!!. Me decían: anda…. Pero hacía tal calor fuera que era imposible. Y yo seguía sin poder más…. Y mi querido marido no me aguantaba más. Nadie me daba una solución a mi problema hasta que oí por ahí que el que se iba a IKEA de compras se ponía de parto!. Esa información fue como agua de mayo. Informé a mi querido marido y el, encantado, puso dirección a IKEA…….. Hasta un par de horas estuvimos allí y mi querido marido parecía encantado de que eso se alargase, por primera vez en la historia….. Pero, ¿cómo acabó la historia?. IKEA no me provocó el parto, pero le compré todo el cuarto a mi hija la cual, no sólo no nació cuando le tocaba, si no 5 días después!! Y vivieron felices y comieron perdices.

  • yo tengo unos amigos que cada vez que llega ese día en el que en Madrid es fiesta y en el cole de los niños (que está en Las Rozas) hay clase… deciden aprovechar e irse al Ikea… ingenuos!!. He oído hablar de miles de coches intentando aparcar y miles de coches intentando meter los bultos en los coches, colas enormes de gente en los baños, parejas que quieren probar el colchón y se tienen que acostar con otras parejas que también quieren probar el colchón (ahí también hay broncas del tipo… «La has rozado, Cabrón!!)… creo que hasta un día se acabaron las albóndigas!!. En fin… ME GUSTA IKEA.
    (Enrique, muy bueno… uno de los mejores!!)

  • Pues veo que me he quedado corto. Porque todo el mundo tiene su propia historia en ikea, alguno incluso casi tuvo un hijo alli (me pregunto como habrian llamado al niño. . . smöörde). Nos ha cambiado tanto que a partir de ahora los ajuares se haran ya con las medidas suecas.

  • Yo me se de una amiga que la abandonó el marido en Ikea, le dijo esperame en la puerta que yo voy al parking a por el coche y aun lo está esperando…

  • IKEA está en Canarias desde los 80, y ahora es una novedad en el resto de España. Aquí ya va de capa caída porque ya hemos comprobado que aunque mucho diseño y todo eso… en realidad la calidad suele ser muy mala. Tenemos excelentes fabricantes de muebles en España, que quizás no se gasten tanta pasta en publicidad, pero que ofrecen mejor calidad e incluso mejor precio. Todo lo que leo aquí lo viví en los 80, cuando me casé, etc… Ahora ya no vamos a IKEA porque es caro y de mala calidad, aunque te lo vendan bonito, Además no suelen tener stock de casi nada y tienes que esperar un siglo por cualquier tontería, y por si fuera poco, fabrican en el tercer mundo usando mano de obra muy barata, casi esclavizada… e incluso niños… Es más una empresa de marketing que comercializa un sólo producto: muebles de mala calidad, con cierto diseño y fabricados a muy bajo coste… En España tenemos cosas mucho mejores, seguro.

  • Telle,
    Una vez más te has superado, las añado a mi colección de situaciones «dia de la marmota» o esto ya lo hemos visto antes.
    un abzo dsde Sevilla
    J

  • Pues quizas no sabeis que le paso a una señora de Barcelona que se compro un amario en Ikea. Que cuando llego a casa y lo monto siguiendo todos los pasos de las instrucciones le sucedio que cuando paso el Metro por debajo de su edificio se le desmonto el armario!!! ostras que cosa mas rara, por lo que acudio a Ikea, y los de Ikea aun pensando que la mujer estaba chalada como buena empresa atendiendo al cliente le mandaron a un especialista para solucionar el problema. El especialista repuso el armario y le dijo a la mujer que ya estaba y que se marchaba, pero la mujer insistio en esperar al Metro, la sorpresa fue enorme cuando paso el Metro y que dicho armario resulto otra vez desmontado. Restaurando el armario y reapretando bien fuerte los tornillos el especialista propuso que se pondria dentro del mueble para observar desde dentro el porque de la questión, con estas que llego el marido de la señora y antes de decir nada el operario le dijo que se estuvo follando a su mujer porque si le decia que era de Ikea y estaba esperando al Metro no se lo creeria.

    • Maru… tu si que sabes… por fin una mujer que lo tiene claro !!
      A IKEA NO SE LLEVA A TU CHICO !!(Ya se queda el en casa viendo la F1…)
      Maru… ¿tienes novio?

      • Bueno, sí. Hasta casada estoy! XD
        Pero hombre, es cuestión de lógica. Si se va acompañada se pacta previamente qué se busca, cuánto tardará la gestión, y salir sin mirar atrás.
        Eso sí ¡Ikea online YA!

  • Qué tal esta idea para un reality de parejas a punto de casarse? Si pasan la prueba de elegir todos los muebles de la casa, llevarlos en su coche y montarlos sin que les sobren piezas( ni siquiera los cilindritos de madera), el programa les regala el viaje de novios…Si es que todavía quieren hacerlo juntos…

  • yo despues de muchos cabreos he aprendido..intento proponer planes alternativos antes q ir q ikea, pero cuando no lo consigo y tengo q ir por narices procuro ser lo menos caballeroso posible, es decir, cojo algo aparatoso y ligero en las manos y dejo que mi novia cargue con todo el resto (carrito,…)asi se cansa muchisimo mas rapido y no esta comoda por lo que se para menos a ver las cosas..
    y despues para ahorrar nada mejor que eliminar objetos diciendo que si estan fabricados en este o este otro pais y que no respetan las leyes medioambientales o del trabajo…conseguiras llevarte solo lo que realmente te hacia falta

  • Por desgracia nunca he visto una pelea en IKEA. Allí todo es perfecto, los muebles van a juego con las cortinas de las falsas ventanas y encajan en cualquier rincón. Por no hablar de la cafetería: lugar idílico donde los haya, su paz sólo se rompe por el llanto de algún pequeñín.

  • Buen artículo… pero a raíz de otro post de la misma publicación, ha sido un «Ctr+C y Ctrl+V de periodismo» de la penúltima revista Esquire o solo una readaptación del artículo??? 🙂

    • Hola, aquí el autor. La verdad es que no leo Esquire. El sábado estuve en Ikea y se me ocurrió la idea, fui apuntando en un papelito situaciones para escribirlo. Como soy de los que se preocupa por la opinion de sus lectores quería aclaratelo. De hecho intentaré encontrar el artículo que dices proque me intriga.
      He intentado mandarte un mail, pero da error. saludos.

  • La duda que me corroe es, ¿cómo alguien sigue comprando muebles cutres en IKEA? La excusa de que hay crisis y venden cosas baratas es un poco penosa. Lo siento pero IKEA es cutre, con crisis o sin ella.

  • Este articulo (o como se diga) me parece malísimo.
    Parece el listado de gracietas para meter en un guión del Buenafuente, con el típico fatalismo y determinismo de las situaciones de Matrimoniadas.
    Hale, sigamos con los tópicos de la suegra que no opine y el «bien que te gusta que me mueva».
    Muuuuy original. Super realista.

    • Saludos, no es un artículo. Esta en la sección reflexión y por lo tanto es particular. Es lo que se me ha ocurrido escribir un dia cualquiera. Debo ser presa de los tópicos españoles, me encantan. Ojalá pudieras leer más de mis artículos ( o como se digan..) llevo años riendome cariñosamente de ellos. Son la esencia de lo que somos a diario. Me encantan las situaciones cotidianas, las personas, los topicazos caricaturizados, por eso justo no pretendo ser original, sino descriptivo…. y quizás por eso también me guste tanto cómo explica las situaciones buenafuente.
      Gracias por el comentario en cualqueir caso.

  • Pues nosotros seremos marcianos porque nuestras visitas a IKEA siempre son del mismo tipo: a tiro fijo con una lista de aquellos artículos que NECESITAMOS. Entrar – Salir y sin un solo conflicto. Por supuesto tampoco perdemos tiempo castigando a nuestros cuerpos con la comida basura que venden en ese establecimiento.
    Saludos,

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies