14 de enero 2010    /   IDEAS
por
 

En el ojo ajeno: Los Yamaha, Los Bravo y otros cismas familiares…

14 de enero 2010    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

YAMAHA.blog

Corría el año 1887 cuando el habilidoso Torakusu Yamaha construyó su primer órgano y 1902 cuando vendió el primer piano de cola con su nombre. Hasta su muerte, mantuvo intacto su amor por la música y su habilidad para arreglar maquinarias complejas. Pero ¿qué pasó desde entonces para que les diera por hacer una moto en 1954?

Pues ya me lo invento yo.

Con Torakusu en el olimpo musical desde el 16, veo a hijos y sobrinos pródigos estudiados en Harvard, caprichosos y vividores, amañando decisiones del Consejo. Mujeres manipuladoras moviendo voluntades en los festivales familiares de arroz blanco de los domingos. Hara-kiris y pactos oscuros.

Fuera como fuese, en 1954 fabrican la YA-1 de 125 c.c  y en 1955 se funda Yamaha Motor Co. Hoy, Los Yamaha son líderes mundiales en motos y pianos… ¡¡¡¿Qué tendrá que ver una cosa con otra?!!! (aparte de la marca) ¿Seguirán haciendo festivales de arroz? ¿Habrán alcanzado el Yorokobu?

Los Mitsubishi debían ser del mismo pueblo, o algo. Los unos que si electrodomésticos y aire acondicionado; los otros que no, que los coches. Y por inundación los Hitachi, que les da igual un plasma de 42” que excavadoras.

En mi pueblo, Valdemorillo, ha pasado lo mismo… Los Bravo son una familia de toda la vida… tenían tierras y ahora recalificaciones. Eso y el restaurante de toda la vida en la plaza del pueblo: Los Bravos, un clásico. Fotos de famosos, toreros, actores, músicos y políticos internacionales. Olor a leña y una tarta de queso indecente.

Un hermano que se cansa o se distrae y se compra la nave más grande del pueblo y monta el mega restaurante Los Bravos.. ¿Cuál es el bueno? ¿Son lo mismo? Qué hermano lleva cuál?  Gran conmoción en la comarca, pánico, gente corriendo aturdida por las calles… (en www.valdemorillo.com he visto un foro sobre el tema).

¿La lección de todo esto? La de siempre. Por instinto, por sentido de negocio, por recomendación, por amor, por vanidad, por corazonada o por narices, todo el mundo quiere retener la identidad, la marca. Todos luchando por hacer uso de ese aglutinador de significados, esa quimera comercial…

En marcas como Yamaha, lo curioso es que aunque las tenemos delante, ambas, a diario, conviven sin que nadie repare mucho en que son la misma marca. Viven en universos mentales distintos y no hay puentes entre ambas (salvo contadas excepciones estadísticas –como yo– que toco el piano y voy en moto, lo que me ha hecho escribir esta bobada).

Las historias reales de estas marcas son mucho más aburridas. Eran gigantescas corporaciones industriales de las que sólo quedan algunas partes. Otras son por cambios de gestión, diversificación… bla bla bla… pero la realidad es que hay casos reales de marcas con doble o triple personalidad. ¿A alguien se le ocurre algún otro ejemplo?

YAMAHA.blog

Corría el año 1887 cuando el habilidoso Torakusu Yamaha construyó su primer órgano y 1902 cuando vendió el primer piano de cola con su nombre. Hasta su muerte, mantuvo intacto su amor por la música y su habilidad para arreglar maquinarias complejas. Pero ¿qué pasó desde entonces para que les diera por hacer una moto en 1954?

Pues ya me lo invento yo.

Con Torakusu en el olimpo musical desde el 16, veo a hijos y sobrinos pródigos estudiados en Harvard, caprichosos y vividores, amañando decisiones del Consejo. Mujeres manipuladoras moviendo voluntades en los festivales familiares de arroz blanco de los domingos. Hara-kiris y pactos oscuros.

Fuera como fuese, en 1954 fabrican la YA-1 de 125 c.c  y en 1955 se funda Yamaha Motor Co. Hoy, Los Yamaha son líderes mundiales en motos y pianos… ¡¡¡¿Qué tendrá que ver una cosa con otra?!!! (aparte de la marca) ¿Seguirán haciendo festivales de arroz? ¿Habrán alcanzado el Yorokobu?

Los Mitsubishi debían ser del mismo pueblo, o algo. Los unos que si electrodomésticos y aire acondicionado; los otros que no, que los coches. Y por inundación los Hitachi, que les da igual un plasma de 42” que excavadoras.

En mi pueblo, Valdemorillo, ha pasado lo mismo… Los Bravo son una familia de toda la vida… tenían tierras y ahora recalificaciones. Eso y el restaurante de toda la vida en la plaza del pueblo: Los Bravos, un clásico. Fotos de famosos, toreros, actores, músicos y políticos internacionales. Olor a leña y una tarta de queso indecente.

Un hermano que se cansa o se distrae y se compra la nave más grande del pueblo y monta el mega restaurante Los Bravos.. ¿Cuál es el bueno? ¿Son lo mismo? Qué hermano lleva cuál?  Gran conmoción en la comarca, pánico, gente corriendo aturdida por las calles… (en www.valdemorillo.com he visto un foro sobre el tema).

¿La lección de todo esto? La de siempre. Por instinto, por sentido de negocio, por recomendación, por amor, por vanidad, por corazonada o por narices, todo el mundo quiere retener la identidad, la marca. Todos luchando por hacer uso de ese aglutinador de significados, esa quimera comercial…

En marcas como Yamaha, lo curioso es que aunque las tenemos delante, ambas, a diario, conviven sin que nadie repare mucho en que son la misma marca. Viven en universos mentales distintos y no hay puentes entre ambas (salvo contadas excepciones estadísticas –como yo– que toco el piano y voy en moto, lo que me ha hecho escribir esta bobada).

Las historias reales de estas marcas son mucho más aburridas. Eran gigantescas corporaciones industriales de las que sólo quedan algunas partes. Otras son por cambios de gestión, diversificación… bla bla bla… pero la realidad es que hay casos reales de marcas con doble o triple personalidad. ¿A alguien se le ocurre algún otro ejemplo?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Fyre: la mayor estafa milenial jamás contada
Expectativas vs realidad: las cosas no son como crees
Mariano, atento: 10 soluciones a la precariedad juvenil de la mano de Politikon
Los muebles del futuro no parecen «futuristas»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Pues hay muchos casos, la mayoría Japoneses u orientales, mira por donde… Hitachi con los mainframes, Fujitsu con el aire acondicionado, la ya mencionada Hyundai, Honda con sus robots, coches, motos, fuera bordas y.. Aviones. (todo para moverse..). Yamaha se mueve en universos distintos, pero no somos tan raros los moteros-musiqueros (también saxos y demás..) Por cierto, quiero montar un grupo… ya hay piano y voz.. ¿quien se apunta?

  • Olvide decir una cosa. La estrategia monomarca es generalmente más desenfocada que la multimarca y más barata de gestionar. Y aunque para casos como el B2B es la más adecuada en general, produce márgenes menores. Interesante leero el libro de Al Ries al respecto.

  • Apple. Sí, Apple. Pensad en ello. Hoy ya no hace falta el divorcio familiar para que una marca esté el «negocios» diferentes.
    Y un ejemplo cercano sería aquel de una familia española fabricante de pipas que se denuncian los unos a los otros por mantener la marca. Como como pipas de marca blanca (o de distribución, como prefiéras), pues no recuerdo el nombre (¿porqué serña que no recordamos algunos nombres? ¿Será porque no son sufiente «marca» o porque nunca se han preocupado sus gestores de otra cosa que vender kilos y kilos de producto al mejor precio????)

  • Los de General Electric han hecho pequeña la frase «La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma»: lo mismo te venden un programa para calcular un renting de vehículos que te iluminan unos JJ.OO. o te montan una turbina de avión.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad