17 de mayo 2012    /   IDEAS
por
 

En el Ojo Ajeno: No es cierto que no nos fijemos en la publicidad, basta con hacerla mal…

17 de mayo 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

No es que no la veamos es que la vemos en modo vegetal. Los neuromarketinianos tendrán una explicación más técnica del córtex, la consciencia inconsciente, qué se yo… Consiste en que, aunque no te lo creas, procesas un montón de información así, como de refilón. Ves pero no miras, pero resulta que en realidad sí mirabas.

Hemos desarrollado un estadio mental direfente para ver publicidad, un estado de consciencia del mínimo esfuerzo. Todo lo que el cerebro encasilla como publicidad lo cataliza como material de segunda.

Y para vencer eso, este negocio va buscando antídotos en el impacto visual, formatos, el surrealismo, el humor… y últimamente en el mero entretenimiento del consumidor.

“Con la campaña de Mixta pretendemos entretener unos segundos al espectador”, le escuché decir al director de marketing de Mahou San Miguel. Me sonó a patrocinar un rato de su tiempo. Quizás, todos los spots acavarán siendo meras historias con product placement.

Campofrío lo está haciendo con sus historias de humoristas, aunque me pregunto si no está separando demasiado a la marca del producto con tanta lateralidad. ¿No os parece que Campofrío está empezando a parecer algo distinto a una empresa de alimentación? El caso es que funciona. El esquema y la inerzia mental es tan fuerte que uno ve la historia, acaba intrigado y buscando al anunciante que anda detrás de aquello. El mundo al revés. El mundo publicitario perfecto.

Y es que en cuanto algo no encaja en el esquema normal nos ponemos alerta. No perdonamos. Somos impalcables. Resulta que sí prestábamos atención. Mira tú. Pero sólo si detectamos que algo falla.

Y desde luego lo que tampoco falla nunca es cagarla. Hoy en día que te hagan una parodia de tu spot en youtube es sinónimo de éxito. Las tomas falsas, los escándalos, las quejas de asociaciones…que son en realidad defectos, también se consideran de alguna manera éxitos publicitarios. Así que como decía basta con hacer algo mal para que funcione.

P.D: Querido lector, estoy seguro que mientras leías sentías un impulso por corregir las faltas de ortografía… incluso eso te habrá distraído momentáneamente. Pues justo a eso me refería. Las he puesto deliberadamente para demostrar que el cerebro detecta antes la imperfección (espero que los correctores ortográficos hayan respetado mis imperfecciones). Me encantaría que algún anunciante hiciera una campaña con alguna errata deliberadamente para demostrar mi teoría, con su dinero. Y, por cierto, si no has visto las faltas de ortografía, malo.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

No es que no la veamos es que la vemos en modo vegetal. Los neuromarketinianos tendrán una explicación más técnica del córtex, la consciencia inconsciente, qué se yo… Consiste en que, aunque no te lo creas, procesas un montón de información así, como de refilón. Ves pero no miras, pero resulta que en realidad sí mirabas.

Hemos desarrollado un estadio mental direfente para ver publicidad, un estado de consciencia del mínimo esfuerzo. Todo lo que el cerebro encasilla como publicidad lo cataliza como material de segunda.

Y para vencer eso, este negocio va buscando antídotos en el impacto visual, formatos, el surrealismo, el humor… y últimamente en el mero entretenimiento del consumidor.

“Con la campaña de Mixta pretendemos entretener unos segundos al espectador”, le escuché decir al director de marketing de Mahou San Miguel. Me sonó a patrocinar un rato de su tiempo. Quizás, todos los spots acavarán siendo meras historias con product placement.

Campofrío lo está haciendo con sus historias de humoristas, aunque me pregunto si no está separando demasiado a la marca del producto con tanta lateralidad. ¿No os parece que Campofrío está empezando a parecer algo distinto a una empresa de alimentación? El caso es que funciona. El esquema y la inerzia mental es tan fuerte que uno ve la historia, acaba intrigado y buscando al anunciante que anda detrás de aquello. El mundo al revés. El mundo publicitario perfecto.

Y es que en cuanto algo no encaja en el esquema normal nos ponemos alerta. No perdonamos. Somos impalcables. Resulta que sí prestábamos atención. Mira tú. Pero sólo si detectamos que algo falla.

Y desde luego lo que tampoco falla nunca es cagarla. Hoy en día que te hagan una parodia de tu spot en youtube es sinónimo de éxito. Las tomas falsas, los escándalos, las quejas de asociaciones…que son en realidad defectos, también se consideran de alguna manera éxitos publicitarios. Así que como decía basta con hacer algo mal para que funcione.

P.D: Querido lector, estoy seguro que mientras leías sentías un impulso por corregir las faltas de ortografía… incluso eso te habrá distraído momentáneamente. Pues justo a eso me refería. Las he puesto deliberadamente para demostrar que el cerebro detecta antes la imperfección (espero que los correctores ortográficos hayan respetado mis imperfecciones). Me encantaría que algún anunciante hiciera una campaña con alguna errata deliberadamente para demostrar mi teoría, con su dinero. Y, por cierto, si no has visto las faltas de ortografía, malo.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Y, mientras, la balanza sigue oscilando
Vacaciones aisladas del resto de la humanidad
Tú puedes derrocar a un gobierno
¿Qué te hubiese gustado aprender en el colegio?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 11
  • Hola a todos,
    Yo encuentro dos reflexiones distintas a debatir:
    1) Por un lado está si el ruido en sí es bueno para las marcas, sea como sea ese ruido. Tenemos reciente el caso de Loewe. Yo en este sentido no tengo ninguna duda: NO beneficia a las marcas estar en boca de todos por algo que suscita polémica gratuita y que no tiene nada que ver con la marca, su concepto, estilo, etc.
    2) Por otro lado está el caso de Campofrío. ¿Hacer entretenimiento ayuda a vender más jamón york?

    • El ruido es bueno si se trasforma en musica y creo que el entretenimiento ayuda mucho a vender jamon de york. Piensa en todos los sandwich de jamon y queso que se comen leyendo un buen libro o viendo una pelicula, o despues de jugar un partido de tenis, …..

  • Bufff.. y yo que iba pensando: ” a Enrique no le ha dado tiempo a pasar el corrector…”
    “inerzia”, ¡qué daño!

  • Debe ser cierto lo que pones.
    Ayer en el anuncio de Lanjarón me sonó raro dijeran “esta agua”, no sería este agua…
    No decimos “la agua”, si no el agua.

    • Hola L.A.
      totalmente de acuerdo con Enrique cuando dice que “en cuanto algo no encaja en el esquema normal nos ponemos alerta”, por eso te sonó extraño que nuestro anuncio dijera “esta agua”.

      Sabemos que suena raro, a nosotros mismos también nos pasó, pero en realidad esa es la forma correcta según la R.A.E. Al parecer la fórmula con el cambio de género sólo se debe utilizar en el caso del artículo el/la.

      Te agradecemos la atención a nuestro spot que, además de oír, escuchaste 😉

      Un saludo!

  • Comentarios cerrados.