fbpx
10 de febrero 2015    /   DIGITAL
por
 

En este hotel solo te atenderán robots

10 de febrero 2015    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Era evidente que la civilización de los robots humanoides nacería en Japón. Ya están aquí. Y ya incluso tienen trabajo. El Henna-na Hotel de Nagasaki ha empleado a diez robots humanoides. Ellos recibirán a los huéspedes en la recepción y ellos limpiarán las habitaciones.
En la puerta del hotel tampoco habrá ningún humano que transporte el equipaje. Lo hará un gran brazo robótico. Este equipo de máquinas trabajarán junto a un grupo de humanos y el objetivo es que los robots acaben formando el grueso del personal, según dijo el presidente de la compañía Huis Ten Bosch, Hideo Sawada. «En el futuro nos gustaría que más del 90 % de los servicios del hotel fuesen realizados por robots».
El hotel tiene la intención de ir renovando su tecnología continuamente y mostrar cómo cree que serán las ciudades del futuro. Esa es su filosofía y por eso lo han llamado Henn-na, una palabra que forma parte del término japonés «cambio».
Los primeros clientes llegarán el próximo 17 de julio. En la recepción encontrarán a unas robots de rasgos similares a las jóvenes japonesas. Las recepcionistas hablarán en japonés, chino, coreano o inglés. Moverán sus ojos y harán gestos con sus manos, igual que lo haría un humano.
r3
Los robots han sido diseñados por Kokoro. Esta compañía trabaja en el desarrollo de humanoides desde 2003, según The Washington Post, y desde entonces estudian cómo una máquina de aspecto humano puede imitar los gestos y los comportamientos de las personas. Incluso la respiración y el parpadeo de los ojos.
El edificio también lleva la tecnología lo más lejos posible. «Será el hotel más eficiente del mundo», indicó Hideo Sawada al Japan Times.
Las habitaciones no tendrán llaves. En su lugar, las puertas se abrirán mediante reconocimiento facial. La temperatura de la habitación se regulará en función de la temperatura del huésped. Unos sensores detectarán su calor y, en función de esto, determinarán la climatización. Además, las llamadas a la recepción serán sustituidas por la petición de ayuda a través de una tableta.
El precio de la estancia irá de 54 a 66 euros. La cifra es bastante inferior a la media en Japón y esto es posible porque los robots no tienen salario ni vacaciones ni horas de descanso.
Henn-na está situado en un parque temático llamado Huis Ten Bosch, que imita al asentamiento holandés que había en Nagasaki en el siglo XVII. El lugar recuerda al pasado, pero después de poner el primer pie en este hotel, alrededor, el mundo se ha trasladado al futuro.
r2
r4
r5
Robots humanoides
r6
r8
r9

Era evidente que la civilización de los robots humanoides nacería en Japón. Ya están aquí. Y ya incluso tienen trabajo. El Henna-na Hotel de Nagasaki ha empleado a diez robots humanoides. Ellos recibirán a los huéspedes en la recepción y ellos limpiarán las habitaciones.
En la puerta del hotel tampoco habrá ningún humano que transporte el equipaje. Lo hará un gran brazo robótico. Este equipo de máquinas trabajarán junto a un grupo de humanos y el objetivo es que los robots acaben formando el grueso del personal, según dijo el presidente de la compañía Huis Ten Bosch, Hideo Sawada. «En el futuro nos gustaría que más del 90 % de los servicios del hotel fuesen realizados por robots».
El hotel tiene la intención de ir renovando su tecnología continuamente y mostrar cómo cree que serán las ciudades del futuro. Esa es su filosofía y por eso lo han llamado Henn-na, una palabra que forma parte del término japonés «cambio».
Los primeros clientes llegarán el próximo 17 de julio. En la recepción encontrarán a unas robots de rasgos similares a las jóvenes japonesas. Las recepcionistas hablarán en japonés, chino, coreano o inglés. Moverán sus ojos y harán gestos con sus manos, igual que lo haría un humano.
r3
Los robots han sido diseñados por Kokoro. Esta compañía trabaja en el desarrollo de humanoides desde 2003, según The Washington Post, y desde entonces estudian cómo una máquina de aspecto humano puede imitar los gestos y los comportamientos de las personas. Incluso la respiración y el parpadeo de los ojos.
El edificio también lleva la tecnología lo más lejos posible. «Será el hotel más eficiente del mundo», indicó Hideo Sawada al Japan Times.
Las habitaciones no tendrán llaves. En su lugar, las puertas se abrirán mediante reconocimiento facial. La temperatura de la habitación se regulará en función de la temperatura del huésped. Unos sensores detectarán su calor y, en función de esto, determinarán la climatización. Además, las llamadas a la recepción serán sustituidas por la petición de ayuda a través de una tableta.
El precio de la estancia irá de 54 a 66 euros. La cifra es bastante inferior a la media en Japón y esto es posible porque los robots no tienen salario ni vacaciones ni horas de descanso.
Henn-na está situado en un parque temático llamado Huis Ten Bosch, que imita al asentamiento holandés que había en Nagasaki en el siglo XVII. El lugar recuerda al pasado, pero después de poner el primer pie en este hotel, alrededor, el mundo se ha trasladado al futuro.
r2
r4
r5
Robots humanoides
r6
r8
r9

Compártelo twitter facebook whatsapp
Instead: una app para convertir la «compra por impulso» en «donación por impulso»
Su blog de vivencias… y las de su mujer
El día en que los cubanos descubrieron el wifi (y sus rostros se iluminaron con la luz del progreso)
Las mujeres que le rompieron el código a Hitler
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies